Padres... ¿Repetimos patrones?

CEAC Blog

08-08-2013

Cuando se acerca el momento de ser padres, son muchos los progenitores a los que les entra el pánico.

"¿Lo haremos bien?"

"Yo nunca cometeré los errores que cometieron mis padres"

"Lo haré mejor que ellos"

No es casualidad que las estanterías de las librerías estén llenas de ejemplares sobre cómo ser buenos padres. Cada vez hay más libros dedicados a ello y, sin embargo, seguimos con los mismos miedos (incluso más).

Normalmente solemos imitar a los modelos que tuvimos, incorporando algunas ideas que hemos ido aprendiendo por el camino o bien omitiendo aquello que consideramos que "estaba de más".

¿Cuáles son los errores más comunes?

- La falta de unidad en los progenitores. Desorienta a los más pequeños y pronto lo utilizan a su favor y en nuestra contra. Definitivamente, lo de "poli bueno/poli malo" no da resultado.

- Utilizar como método correctivo únicamente el castigo. Sí, es el más rápido para que deje de hacer lo que no debe, pero recordemos que así no estás cambiando el hábito, sólo le estás enseñando cuándo lo tiene que hacer: cuando tú no estés.

- "Te quiero". ¿Por qué nos costará tanto decirlo? No vale decir que "ya saben que les queremos", necesitan saber que son importantes, que son queridos.

- Compensar tu falta de disponibilidad con caprichos materiales o bien niñeros digitales (televisión, videoconsola, etc) para mitigar la culpa.

- Dar grandes charlas sobre buenos modales y buen comportamiento: no les interesa. Si quieres enseñarles demuéstrales con tu comportamiento qué está bien y qué está mal.

Ya lo decía Albert Einstein... Dar ejemplo no es la principal manera de influir sobre los demás; es la única manera.

Profile picture for user CEAC Blog
CEAC Blog