¿Para qué sirve el aceite de coco?

¿Para qué sirve el aceite de coco?

Txaro Lavilla

27-11-2015

Cómo ya sabemos, el coco es una fruta tropical, de la que se obtiene un aceite que destaca por su alto contenido de vitamina E, que es de acción antioxidante y de ciertas vitaminas hidrosolubles del grupo B.

Es por esta característica por la que es utilizado como un producto cosmético hidratante para la piel seca, y el cabello, ayudando a este último a reducir la pérdida de proteína capilar. 
Como en todos los productos naturales, nos podemos encontrar aceite de coco de diferentes calidades. Estas pueden compararse con las de nuestro aceite de oliva, ya que el de mejor calidad y más pureza es el aceite virgen extra (VCO, así lo encontraremos en el etiquetado), que se extrae de la pulpa seca del coco, llamada copra, por métodos de presión en frío en almazaras.  

Aunque eso no quiera decir que el resto de aceites sean malos, simplemente es que si nos encontramos con las siglas  RBD (significa "refinado, blanqueado y desodorizado.")  lo que tenemos es un aceite extraído con la ayuda de un disolvente (hexano por ejemplo) y probablemente la utilización de calor, cuya pureza es menor, pero que contiene igualmente las propiedades que hacen interesante a este aceite.Nos lo podemos encontrar en las tiendas en diferentes formatos de uso cosmético, líquido, o en crema.

¿Y cuáles son las propiedades que están haciendo que cada día tenga más seguidor@s? 

Pues, por su reconocido poder hidratante, y por el ácido fenólico y los ácidos grasos que le dan esas propiedades antioxidantes y anti-inflamatorias.

Esas propiedades beneficiosas para nuestra piel las podemos aprovechar de las siguiente manera:

  • Podemos aplicar unas gotas de aceite puro en la cara y alrededor de los ojos para evitar la aparición de las arruguitas y la flaccidez.

  • También podemos enriquecer nuestra crema hidratante con él. Aunque es no comedogénico, es decir, que no favorece la aparición de puntos negros, el aceite de coco se debe utilizar con moderación por la piel grasa y acneíca.

  • Para limpiarnos la piel del rostro, se aplica directamente y se retira con un paño húmedo.

  • Aplicado con el cepillo de la máscara de pestañas las fortalece.

  • Después de la manicura, podemos hacernos unos masajes en las cutículas para fortalecerlas e hidratarlas.

  • Es un excelente aceite para realizar masajes, especialmente en las zonas ásperas cómo codos, rodillas, talones… y se utiliza para ayudar a reducir la visibilidad y prevenir las marcas de las estrías en el embarazo.

  • Si tenemos una piel delicada, también lo podemos utilizar en lugar de la crema de afeitar.

  • O después del mismo, para reparar y proteger sin obstruir los poros.

  • Además como por debajo de 20 ° C, el aceite de coco se solidifica, se convierte en un bálsamo de labios súper sano y natural. Tiene propiedades regenerativas, y ayuda a hidratar los labios agrietados.

  • Y también nuestro cabello se puede aprovechar de sus beneficios. Hay estudios comparando el aceite de coco con el aceite mineral o el de girasol, estos dos últimos muy utilizados en cosméticos para el cabello, sobre el efecto beneficiosos que pueden tener en el cabello el hecho de reducir notablemente la pérdida de proteínas.

El aceite de coco, siendo un triglicérido tiene una alta afinidad con las proteínas del pelo y, debido a su bajo peso molecular es capaz de penetrar en el interior del eje del pelo. Por el contrario el  aceite mineral, siendo un hidrocarburo, no tiene afinidad por las proteínas y por lo tanto no es capaz de penetrar y producir buenos  resultados. En el caso del aceite de girasol, aunque es un triglicérido también, por  su estructura voluminosa debido a la presencia de dobles enlaces, no penetra en la fibra, no dando ningún resultado  sobre la pérdida de proteína capilar. Eso hace al aceite de coco el mejor aliado de nuestro cabello.

Aplicando el aceite en las puntas del cabello, lo hidrataremos profundamente y evitaremos que nuestro cabello se encrespe.
Si nuestro cabello es rizado, nos ayudará a mantener nuestros rizos a raya, definidos y brillantes.

Podemos utilizarlo cómo mascarilla para un cabello que le haga falta mucha hidratación, o que esté quebradizo, lo debemos aplicar sobre el cabello seco, dejándolo  actuar cuanto más tiempo mejor o envolviéndolo  en  una toalla caliente. Recuerda que después deberás realizar dos champunadas para eliminar el aceite sobrante.

Si tienes el cabello normal o ligeramente graso, bastará con añadir unas gotas a tu champú habitual, para disfrutar de sus propiedades.

Y por si fueran  pocas las cosas en la que lo podemos utilizar, también nos puede ayudar si nos encontramos ante el desastre de tener un chicle pegado al pelo sin necesidad de tener que cortárnoslo. Debemos  empapar bien el mechón de pelo enganchado al chicle con el aceite. Lo dejaremos reposar unos 30 minutos, y una vez transcurridos arrastraremos fácilmente el chicle con las yemas de los dedos, eliminándolo totalmente.

 

Profile picture for user Txaro Lavilla
Txaro Lavilla

Técnico Especialista en las especialidades de Peluquería y Estética, y Técnico Superior en Asesoría de Imagen Personal. Docente de estas especialidades tanto en centros públicos como privados. Tutora de los cursos de Peluquería y belleza de CEAC.