¿Para qué sirven las cookies de una web?

¿Para qué sirven las cookies de una web?

Rafa Laguna

10-02-2016

Desde el año 2012 en prácticamente todas las páginas web aparecen mensajes de alerta en el que se nos pregunta, después de un largo texto, si queremos aceptar las cookies de una web. Pero, ¿qué son las cookies? ¿para qué sirven? ¿qué implica aceptarlas?

 

¿Qué son las cookies?

Cuando nos conectamos a un sitio web, el servidor que almacena dicho sitio envía a nuestro navegador, un paquete de información que será almacenado. Este paquete de información puede ser leído por el correspondiente servidor cada vez que entremos en el sitio. A partir de ese momento, el servidor web sabrá identificarnos cada vez que regresemos a la página. Estos paquetes de información almacenados en nuestro navegador los conocemos como cookies, y fueron creados por la empresa Netscape en el año 1994.

 

¿Para qué sirven?

Inicialmente las cookies se plantearon como un medio para recordar datos triviales, como el nombre de usuario, para que cuando nos identifiquemos, por ejemplo en un servicio de e-mail, no tengamos que estar introduciendo continuamente nuestros datos.

La rápida de evolución de internet ha permitido que los sitios web tengan la capacidad de almacenar todas las acciones que realicemos una vez dentro: por qué enlaces nos movemos, a qué artículos entramos, que fotos vemos, etc. La combinación de esta capacidad y las cookies, permite que sitios web como Amazon sepan lo que hacemos en cada momento dentro de su página web y así ofrecernos productos en los que podamos estar interesados.

Los sitios web únicamente pueden leer las cookies que les pertenecen, por lo que deberíamos estar tranquilos de que no se obtenga información sobre nosotros pero, como veremos más adelante, no será así.

 

¿Qué implica aceptarlas?

Las cookies de una web y su capacidad de identificar al usuario de un sitio web eliminan el anonimato de internet. Permite al propietario del sitio web obtener datos muy valiosos de las costumbres y hábitos de un usuario, sin que nosotros seamos conscientes.

Esto no gusta a todo el mundo, por lo que las quejas de la gente ha hecho que cada nación del mundo tome iniciativas al respecto. Por ello, cada vez que entremos en un sitio web que las utilice, nos mostrará un mensaje indicándonos que dicho sitio web utiliza cookies y nos informa del uso que se les dará. Si no aceptamos las condiciones que nos exponen, el sitio está obligado a no utilizar cookies, por lo que no podremos utilizar algunos servicios (por ejemplo, las tiendas online). Si las aceptamos, continuaremos como hasta ahora: los sitios podrán almacenar información sobre nuestra actividad y utilizarla para lo que crean conveniente.

 

¿Qué problemas pueden dar las cookies de una web?

Las cookies únicamente deberían ser leídas por el sitio que las genera. Sin embargo hay técnicas que permiten interceptar las cookies de otros sitios web o, como mínimo, saber si un usuario ha entrado en un sitio u otro simplemente detectando si hay cookies de dicho sitio o no. Es por ello que es muy importante no entrar en sitios web que no sean de confianza.

El robo de cookies es muy común y muy utilizado por programas de Spyware para sacar datos de nuestra actividad y de nosotros mismos. Los antivirus actuales también analizan nuestros sistemas en busca de Spyware o programas que puedan leer las cookies ajenas.

También existe un problema que no implica a terceros: los sitios web pueden hacer seguimiento de sus usuarios incluso cuando están fuera del sitio web. La publicidad que vemos en las páginas web sale de servidores remotos, muy posiblemente servidores de webs en los que hemos visitado con antelación, pudiendo acceder a las cookies generadas previamente. ¿Qué implica esto? Pongamos el ejemplo de Amazon:

Entramos en su página web, vamos a un artículo concreto y luego naveguemos por internet. Muy posiblemente empecemos a ver publicidad de Amazon, mostrándonos el artículo que acabamos de ver u otros muy similares. Esto es porque el banner publicitario en cuestión sale de los servidores de Amazon, y estos pueden leer sus propias cookies.

Lo que es una herramienta muy interesante de publicidad, también puede utilizarse para saber por qué páginas web navegamos. Si Amazon quisiera, podría saber en qué página web hemos entrado y sacar información para mostrarnos publicidad relacionada. O en caso de sitios web maliciosos, sacar información de qué páginas web visitamos para luego tomar acciones (vender nuestros hábitos a empresas de publicidad, por ejemplo).

 

Entonces ¿aceptamos las cookies?

Una tecnología es tan mala como el que la utiliza. Las cookies de una web son una herramienta básica para el funcionamiento de internet. Tienen sus inconvenientes, pero la tecnología en si no es el problema. Si vigilamos donde entramos, no deberíamos tener mucho problema con ellas. Aun así, hay que ser precavidos y eliminar de tanto en tanto las cookies, para asegurarnos que no almacenamos información que no queremos. Clicka aquí para eliminar las cookies de tu ordenador.

Eso sí, antes de aceptarlas sería recomendable leer atentamente las condiciones de aceptación de las cookies, algo que no todo el mundo hace. Posiblemente si se hiciera, muchos de nosotros no entraríamos en muchas páginas web de uso común.

 

Profile picture for user Rafa Laguna
Rafa Laguna

Informática y Tic