Personas que hablan demasiado

CEAC Blog

02-12-2014

Todos conocemos o tenemos un familiar, amigo/a, compañero/a de trabajo, etc con el que tenemos "miedo" de iniciar una conversación porque no sabemos luego cuándo terminará y, lo peor, no sabemos cuánto nos va a aportar realmente en relación al tiempo invertido.

Son personas que hablan demasiado, que hablan sin parar y acaban resultando una pesadez para los demás. Son personas que tienen necesidad de hablar y no se plantean nada más, ni si lo que dicen tiene algún tipo de interés para la otra persona y/o grupo, o si aportan algo de información valiosa al tema tratado en cuestión en ese momento.

¿Cómo reconocerlos?

hablar1

  • Siempre tienen una historia similar a la que estás contando.
  • Hablan sobre sí mismos y las personas que les rodean.
  • Les cuesta guardar secretos, pues desean contarlos para recibir atenciones.
  • Hablan descontroladamente sin pensar en lo que dicen o conocer a fondo los temas de los que se hablan.
  • Les gusta escucharse y ser el centro de atención.
  • Suelen ser indiscretos y hacen preguntas personales.
  • Son inconscientes de su agotadora verborrea.

Debemos tener en cuenta que suelen ser personas muy inseguras y que se sienten muy solas, entonces utilizan este "mecanismo de defensa" (en este caso el hablar) para conseguir ser el centro de atención y, en ocasiones, no tener que enfrentarse ni a lo que viene de fuera (no dan oportunidad) ni a lo que viene de dentro (sus propios pensamientos).

verborragico

También hay que decir, que normalmente tienen un contexto social que les refuerza ésta conducta. La gente cercana la acaba evitando y no suelen tener personas sinceras que les digan "no haces más que hablar, podrías escucharme un poco" o "no quiero seguir conversando porque no me aporta nada tu conversación". Sabemos que es duro, pero si queremos a esa persona y queremos ayudarla evitándola no conseguiremos  que nada cambie,  pues no suelen ser conscientes y no suelen captar las señales indirectas (no iniciarles conversación, bostezar, no mirarles a los ojos, etc).

"Leyendo este post, me he reconocido como demasiado hablador.

¿Qué puedo hacer?"

- Antes de hablar, escucha con interés lo que está aportando el otro porque puede ser relevante para ti, no tengas prisa porque termine para contar lo que quieres decir, escucha de forma activa.

- Antes de hablar, piensa si lo que vas a decir aporta algo valioso a la conversación.

- Busca la esencia de lo que vas a decir. No te vayas por las ramas con detalles que quizás no interesan al otro.

- Acostúmbrate al silencio, a pasar tiempo a solas, sin hablar. Incluso a pasar tiempo con otra persona, sin hablar. Hoy en día vivimos bajo mucha estimulación continua y el silencio a veces se hace necesario para nuestra salud mental.

Profile picture for user CEAC Blog
CEAC Blog