¿Por qué son tan rentables los modelos de negocio Dropshipping?

¿Por qué son tan rentables los modelos de negocio Dropshipping?

Carlos Guillén Burguillos

28-01-2016

¿Qué es el Dropshipping?

El Dropshipping en España es uno de los modelos comerciales más utilizados actualmente. Y lo es por muchos motivos, como por su rentabilidad, su escasa inversión y las posibilidades de crecimiento rápido que proporciona. Esta técnica consiste en que una empresa venda productos que realmente no tiene. Cuando recibe un pedido de un cliente, lo manda a su proveedor y éste se encarga de enviárselo al comprador directamente. A simple vista es un negocio redondo. Y si lo analizamos profundamente también lo es.

Este modelo comercial es una fórmula casi tan antigua como ir a pie, ya que toda la vida han existido los intermediarios. Lo único que ha cambiado es el lugar donde se compra y vende, principalmente en Internet, y el nombre, porque ahora lo normal es buscar una palabra anglosajona para definirlo todo, como por ejemplo los corredores ahora son runners o las magdalenas de la abuela de siempre ahora se llaman cupcake o muffin. Hemos entrado en la era de hacer un like en las redes sociales o de comprar unos tickets para ir al cine. Siguiendo esta moda de anglicismos, a los intermediarios hoy en día les llamamos dropshippers.

Igual que los antiguos corredores iban con lo justo y los runners de hoy en día se equipan con mil artilugios para saber el tiempo, los kilómetros, las calorías consumidas, el recorrido y las gotas de sudor que emergen de cada poro de la piel, los dropshippers se diferencian de los clásicos intermediarios básicamente por su capacidad de llevar a cabo su trabajo utilizando nuevas tecnologías.

Básicamente, el Dropshipping moderno se caracteriza por su ubicación en la red, mediante páginas web o aplicaciones para los dispositivos móviles. Tradicionalmente, estos modelos de negocio se llevaban a cabo en muchos sectores. Por ejemplo, una librería que recibe el encargo de un colegio de 100 libros y en lugar de proporcionárselos directamente, encarga a la editorial que se los envíe y la librería se lleva a cambio la comisión de venta. O por ejemplo las agencias de viaje, que simplemente ejercen de intermediarias entre el hotel y el cliente.

Para llevar a cabo este método, la empresa que lo practica no dispone de ese producto, sino que lo solicita una vez que consigue la venta. Este modelo se ha multiplicado con el gran crecimiento de las tiendas online. Cada vez es más usual que las personas compremos por Internet, y los dropshippers se aprovechan de la situación porque ofrecen páginas web con un diseño maravilloso y bien posicionadas en los buscadores, de modo que si buscas un producto en Google, aparece su página cuando es una empresa que simplemente hace de intermediaria entre el vendedor y el cliente.

 

Dropshipping hace tu negocio más rentable

El modelo no requiere prácticamente inversión, ya que podemos operar desde casa y no necesitamos almacén, porque ni tan siquiera pasan por nuestras manos los productos. Imagina que abres una tienda de productos electrónicos en Internet, por ejemplo mediante la plataforma de Amazon. Por esta página web navegan cada día millones de usuarios, y es probable que alguno se interese por tu producto si ofreces un precio competitivo. Cuando recibas el pedido, puedes tramitar paralelamente la comanda a nombre de ese cliente en la empresa productora del producto, y hacer que esa empresa lo envíe a casa del comprador. Esta operación se puede camuflar en cierta medida llegando a un acuerdo con el proveedor para que a la hora de enviar el producto se disimule de alguna manera quién envía el paquete o la empresa que hay detrás, o incluso se puede añadir algún logotipo al embalaje del dropshipper.

Es un negocio redondo, y cada vez se extiende más por Internet. Cualquier persona que tenga unos mínimos conocimientos de la red de redes y aplique las condiciones legales para llevarlo a cabo (declaraciones fiscales, etc.) puede ser un dropshipper desde su propia casa.

El Dropshipping puede ser el comienzo para alguien que quiere dedicarse al e-commerce, palabra relativamente nueva para nosotros que se refiere al comercio electrónico. Las dos claves son el diseño de una buena plataforma y la estrategia de comunicación. El riesgo de dedicarse al comercio electrónico es que hay que comprar unos productos que posteriormente se venderán (o no). Con el Dropshipping no existen los stocks, para los nostálgicos, las existencias en el almacén. Para llevarlo a cabo con mayor probabilidad de éxito es recomendable contar con un community manager, es decir, un gestor de redes sociales.

El inconveniente mayor de este tipo de modelo de negocio es que el margen de beneficios es más reducido, evidentemente porque se asume menos riesgo, y a menor riesgo siempre se obtiene una menor rentabilidad.

¿Tienes madera de emprendedor? ¿A qué esperas a iniciarte en un proyecto de Dropshipping? No lo dudes, busca un producto que puedas vender por encima del precio del proveedor y simplemente ponlo a la venta para comenzar en Amazon o Ebay. Cuando tengas un pedido, compra el producto y gestiona el envío. Nada más. Así de fácil.

 

Profile picture for user Carlos Guillén Burguillos
Carlos Guillén Burguillos

Licenciado en ADE y en Economía. Máster en Educación y TIC. Profesor del área de empresa en varios centros. Impulsor de nuevos negocios. Apasionado del deporte, la música y la lectura.