Porqué no deberías comer helados ultra procesados

Porqué no deberías comer helados ultra procesados

redaccion

13-09-2019

Los helados son un postre muy digestivo por su baja temperatura, que nos ayuda a realizar la digestión con menor dificultad. Sin embargo, solo lo recomendaremos si son caseros y sus ingredientes son naturales. Los helados ultra procesados nos aportan grasas saturadas, azúcares simples y calorías vacías que nos conviene evitar. 

 

El helado casero contiene ingredientes saludables. Sin embargo el helado industrial puede contener azúcar, leche, crema, estabilizantes, emulsionantes, y distintos extractos de sabor en proporciones que dejen de convertirlo en un postre saludable y afecte a nuestra salud a modo de sobrepeso, obesidad, diabetes u otras enfermedades relacionadas con la alimentación. 

 

De hecho, si el helado es casero o artesanal y no proviene de las grandes marcas con procesos industrializados, lo convierte en un alimento beneficioso, siempre que sepamos mantenernos en unos márgenes de moderación frente a su consumo. 

 

¿Qué es un helado ultra procesado?

A veces este término genera confusión. Por ello, la propuesta más detallada y reconocida para clasificar los alimentos en función de su grado de procesamiento proviene de investigadores brasileños, un país en el que se está trabajando duro contra la obesidad mediante enfoques muy innovadores. 

 

En el caso de los helados, enmarcamos los helados ultra procesados entre el grupo de ultra procesados que comparten las siguientes características:

 

  • Normalmente no contienen alimentos originales completos.

 

  • Son duraderos, cómodos, accesibles, muy agradables al paladar y pueden crear cierta dependencia

 

  • Normalmente no son reconocibles de los alimentos originales, aunque pueden imitar su apariencia, forma y cualidades sensoriales.

 

  • Muchos ingredientes no están disponibles en tiendas. Algunos ingredientes son derivados directos de alimentos, tales como aceites, grasas, harinas, almidones y azúcar. Otros se obtienen por la transformación posterior de los constituyentes de los alimentos. La mayoría de sus ingredientes son conservantes; estabilizantes, emulsionantes, disolventes, aglutinantes e infladores; edulcorantes, potenciadores sensoriales, de color y sabor; aditivos para la fabricación y otros usos. La mayoría se diseñan para ser consumidos solos o combinados con otros, como aperitivos. Sustituyen platos y comidas basadas en alimentos frescos. Los procesos utilizados en la fabricación de este tipo de alimentos pueden ser hidrogenación e hidrólisis; extrusión y moldeo; fritura y horneado.

 

 

Esta afirmación aparece en la "Food Classification Systems Based on Food Processing: Significance and Implications for Policies and Actions: A Systematic Literature Review and Assessment", un estudio desarrollado basándose en los datos del consumo de productos alimenticios de varios países y decenas de miles de hogares, informándonos de cómo se clasifican los alimentos y sus características más reconocibles. 

 

Destronizando el helado industrial

 

  • Cada español toma 10,67 litros de helado al año (192 bolas). Esta cifra supone un gasto medio de 41,78 euros, lo que nos sitúa en los terceros a nivel mundial, y los cuartos en cuanto a consumo.

 

  • Tomar helado es un placer, pero debes conocer sus ventajas e inconvenientes antes de pedirte un cucurucho de tu sabor favorito y buscar siempre que, además de hacerte disfrutar de un momento de placer sensorial, también cuide tu salud y tu cuerpo.

 

  • Nutrientes vs grasas

Por salud, tomar un helado puede aportarte beneficios como proteínas, calcio, fósforo, magnesio, sodio, potasio, y vitaminas A, B2 y B6, según detalla la Asociación Española de Fabricantes de Helados (AEFH).

Pero también supone un consumo de grasa, especialmente saturada que proviene de la leche, que debemos tener en cuenta si nuestro consumo es elevado. 

 

  • Azúcares simples y caries dental

Los helados contienen un alto porcentaje de azúcar simple que, pese a que hacen el producto más palatable y delicioso, contribuyen a que se desarrollen caries dentales y se pueda ver afectado el esmalte dental.

 

  • ¿Moderación?

¡Siempre! Los helados son un postre ideal, si son naturales o de frutas no siempre tienen un perfil nutricional a cuestionar, pero su consumo debe ser moderado. Supone una posición en el pico de la pirámide alimentaria, un alimento de consumo ocasional, nunca a diario. 

 

  • Frío = sensibilidad dental

El frío del helado disminuye la percepción de los sabores, porque produce una ligera anestesia en las terminaciones gustativas.  Por esta razón se le agregan más azúcar y aditivos para conseguir un sabor más intenso. Pensemos que, un helado a mayor temperatura, ¡no podríamos consumirlo por su alto contenido en azúcar!

 

  • Dolores de cabeza y garganta

La estimulación fría del paladar y de la faringe puede desencadenar o agravar los dolores de cabeza y de garganta. Esto de sebe a que las terminaciones nerviosas perciben el frío y lo trasladan como una molestia, haciendo que nos sintamos mal tras su consumo.

 

 

 

 

Profile picture for user redaccion
redaccion

FP de Grado Superior en Dietética

El FP de Técnico Superior en Dietética lidera el grupo de las profesiones con mayor auge del mercado sanitario ya que su campo de especialización afecta al conjunto completo de la población. 

1.350 Horas

App 360 anatomía

Software incluido

Solicitar información

FP de Grado Superior en Higiene Bucodental

Cada año alrededor de 5.000 profesionales titulados como Técnico Superior en Higiene Bucodental encuentran trabajo como profesionales en una clínica, consulta o gabinete dental.

1.300 Horas

Prácticas Profesionales

App 360 anatomía

Solicitar información