Educación infatil: Pataleta o rabieta

Problemas de conducta infantil: Cómo lidiar con las pataletas.

redaccion

17-05-2019

Las pataletas, tan típicas en la etapa de infantil, no dejan de ser una expresión de una emoción, en este caso, de la frustración. Ofrecer a los niños herramientas para aprender a manejar mejor este sentimiento y conocer ciertas estrategias sobre cómo actuar ante ellas nos pueden ayudar mucho a sobrellevar este tipo de situaciones. 

 

Gael tiene dos años y ha visto que su hermano está comiendo helado de postre. Él está malito y casi no ha comido nada en todo el día por lo que sus padres deciden no darle a él. En el momento en el que le niegan el helado Gael empieza a llorar, a gritar, incluso a dar manotazos a sus padres y su hermano y se tira al suelo gritando y pataleando cuando ve que no consigue lo que quiere.

 

 

Esta situación, si eres padre o educador, seguro que te ha tocado vivirla en más de una ocasión. Se trata de una conducta que suele producir en el mundo adulto bastante tensión pero que en la infancia se da de manera habitual como respuesta a una situación de frustración por parte del niño. Debemos ser conscientes de que a ciertas edades los niños tienen una inmadurez física que no les permite afrontar de manera adecuada ciertas situaciones y a esto se le suma una falta de herramientas de gestión de las emociones. 

 

 

La parte del cerebro encargada del autocontrol es el lóbulo frontal y que a la edad de 2 años todavía no se ha desarrollado del todo. Es normal que Gael manifieste conductas de este tipo ya que todavía no está preparado a nivel neurológico para tolerar y auto-controlarse cuando sus deseos no se cumplen. 

 

 

¿Significa esto que no podemos hacer nada “contra” las pataletas? No exactamente. No podremos evitarlas en ciertas ocasiones, pero sí que podemos enseñar al niño a afrontar de manera progresiva estas emociones que no sabe gestionar y ofrecerle herramientas para ello. Además, nuestra manera de abordar la pataleta también será determinante para seguir retro alimentándola o bien para conseguir que se elimine. 

 

 

Os dejo unos consejos para prevenir y lidiar las pataletas:

 

  • Intenta entender el origen de la pataleta para ver si se puede prevenir en futuras ocasiones. Por ejemplo, en torno a los 2 años muchas de las pataletas surgen por la sensación de indefensión de los niños al querer comunicarse y ver que los demás no les entienden. Podemos intentar enseñar a los niños ciertos signos o gestos a usar cuando quieran “agua”, “comida”, “estén mojados”, etc. El lenguaje oral tarda más en adquirirse mientras que el lenguaje gestual se puede aprender de manera más temprana. 

 

  • Conoce los ritmos del niño y se consecuente. Es decir, si sabemos que es su hora de la comida y tenemos que ir al supermercado es previsible que nos acabe pidiendo que le demos algo de comer “pan”, “galletas” o lo que vea por los pasillos y si no estamos dispuestos a darle nada es inevitable que surja el conflicto ya que el niño no entiende lo que le conviene o no. Él solo entiende de necesidades básicas y en ese momento lo que busca es satisfacer su necesidad de alimento. 

 

  • Se respetuoso con sus sentimientos. Una pataleta, como he dicho, es la manifestación de una emoción o sentimiento que no saben gestionar. Gritarles, reñirles, amenazarles no suele funcionar, de hecho en muchas ocasiones provoca que la pataleta empeore, y sobretodo, el mensaje que el niño recibe es el de poca empatía por parte del adulto. No le estamos dando herramientas de mejora sino un modelo nada recomendable a seguir: “para conseguir algo tienes que gritar”. ¿Qué debemos hacer? Respirar profundamente e ignorar “acompañando” su pataleta. No hacerle caso pero tampoco abandonarlo. Una vez el niño se calma entonces y solo entonces podemos intentar razonar con él. 

 

  • Anticiparnos ajustando sus expectativas. Siguiendo con el ejemplo anterior del supermercado, si no nos queda más remedio que ir a comprar algo, sabiendo que tiene hambre, podemos probar a anticiparnos y explicarle que tenemos que ir a comprar con él y que aunque tenga hambre tiene que esperar a llegar a casa para comer porque ya tenemos la comida lista. Puede ser que funcione y puede ser que no porque no es un truco infalible, pero hacer consciente al niño de lo que esperamos de él, de lo que puede hacer y lo que no, y anticiparnos al momento “pataleta” suele funcionar positivamente. 

 

  • Contener-reconocer-acompañar. Esta tríada sirve para cualquier pataleta. Contener al niño ofreciendo seguridad y evitando que se haga daño si vemos que puede ser peligroso lo que está haciendo, reconocer sus emociones y sentimientos y no intentar negarlos y acompañarlo en este proceso para que se sienta “escuchado”. Acompañarlo no es intentar razonar con él o decirle cosas para que se calme. Consiste en estar a su lado o cerca pero dándole espacio para que aprenda a calmarse él solo. 

 

  • Poner nombre a lo que están sintiendo. La educación emocional comienza por enseñar al niño que es lo que está sintiendo. Si por ejemplo, durante la pataleta el niño golpea a la madre es positivo verbalizar lo que se está sintiendo y ofrecerle alternativas de conducta mejores. Por ejemplo ”Sé que estás enfadado porque querías comerte este helado pero estás malito y te podrías poner peor. Cuando estés enfadado es mejor que golpees este tambor o que muerdas este juguete en vez de pegar a mamá." Otras estrategias pueden ser enseñar al niño a rugir como un león, por ejemplo, cuando sienta rabia y no sepa cómo liberarla. 

 

  • No ceder al motivo de la pataleta. Si consideramos que realmente no debemos ceder a la pataleta, no lo hagamos solo para evitar el sentimiento de humillación en público o para evitarnos a nosotros mismos el mal trago. Los niños aprenden a tolerar la frustración, frustrándose y querer evitarles siempre estas emociones desagradables los estamos sobre protegiendo y les negamos la posibilidad de aprender de ello. 

Las pataletas suelen darse en la franja de edad de 0 a 6 años. Si vemos que estas conductas perduran más allá de esta franja de edad puede ser necesario acudir a algún especialista. 

 

¿Qué te ha parecido el post? Te invito a opinar y ofrecer tus puntos de vista o que nos expliques que estrategias te han funcionado a ti.  

Profile picture for user redaccion
redaccion

FP de Grado Superior en Educación Infantil

Prepárate para obtener el título oficial de Técnico Superior en Educación Infantil a través de las pruebas libres, con la mejor formación a distancia y de forma flexible.

1.500 Horas

Campus online

Prácticas Profesionales

Solicitar información

Curso Técnico en Educación Especial

El Curso Técnico de Educación Especial te proporciona los conocimientos necesarios para que seas capaz de detectar, evaluar y prevenir los casos que se presenten a niños con necesidades educativas especiales,...

800 Horas

Videotutoriales

Prácticas Profesionales

Solicitar información