Puesta a punto de tu coche para las vacaciones de verano

Puesta a punto de tu coche para las vacaciones de verano

Ricardo Romero

15-06-2017

Llega el momento más esperado del año, las vacaciones. Y parte del éxito es una buena planificación y adelantarse a los imprevistos. Julio y Agosto son los meses con más afluencia de tráfico por ocio y estadísticamente suben los accidentes, los atascos y las averías. Evitarlo tiene mucho que ver con ser precavido. Por eso, desde CEAC queremos darte unos consejos imprescindibles para empezar las vacaciones con buen pie. Planifica bien tus días de descanso, prepara tu vehículo, infórmate del tráfico y del tiempo, y haz que tus desplazamientos por carretera sean seguros y confortables.

Puesta a punto de tu coche

Si nosotros nos preparamos para ir de vacaciones, nuestro coche también se tiene que preparar. Con una buena puesta a punto reduces el número de averías y aumentas tu seguridad y la de los demás. Puedes chequear que todo está en orden tú mismo o llevarlo a un taller, en vacaciones hay muchas ofertas por este servicio.

Toma nota de los puntos más importantes:

  • LUCES: Las luces del coche son esenciales para ver y para que nos vean si circulamos de noche. Así, todas las luces deben de funcionar debidamente y los faros deben estar limpios. También habrá que comprobar la regulación de su altura, sobre todo si hemos cargado mucho el coche.

  • NEUMÁTICOS: Comprobar la presión de los neumáticos, incluyendo el de la rueda de repuesto. Asegurarse que el dibujo de los neumáticos debe tener una profundidad mínima de 1,6 mm. Aunque, por muestra seguridad, es conveniente cambiar los neumáticos cuando la profundidad está por debajo de los 3 mm. Revisar que los neumáticos no tienen grietas, ni zonas deformadas. Unos neumáticos con un desgaste anómalo pueden ponernos en aviso de que algo no va bien en con el sistema de frenado o la suspensión.

  • FRENOS Y SUSPENSIONES: El óptimo funcionamiento de ambos elementos es esencial para circular con seguridad con nuestro coche. Actualmente, la mayoría de los vehículos nos avisa a través del panel de la instrumentación si algo no funciona en nuestros frenos: desgaste excesivo de pastillas o líquido bajo. Pero también será, el tacto del pedal, el que nos avise que algo no está bien en el sistema de frenado.

  • BATERÍA: Comprobar que los bornes están bien fijados, que no hay fugas de líquido y que éste, en caso de mantenimiento, está al nivel necesario.

  • LÍQUIDOS: Todos los líquidos del coche deberán estar a su nivel indicado. Con la mayoría es fácil comprobarlo: aceite del motor, líquido refrigerante, líquido de frenos y dirección y el del limpiaparabrisas.

Consejos para la puesta a punto del viaje

Cada año, la DGT lleva a cabo una campaña durante Semana Santa en la que ofrece diversas recomendaciones para los conductores, al margen de la imprescindible puesta a punto del coche. El objetivo es concienciar sobre las precauciones necesarias antes y durante el viaje, y favorecer la seguridad. Destacan las siguientes:

  • Informarse del estado de las carreteras. La propia DGT, a través de su página web, ofrece información sobre alertas de tráfico, con lo que es posible evitar incidencias en ruta, atascos, obras o desvíos. Y revisar el pronóstico del tiempo (www.aemet.es).

  • Planificar de manera adecuada el viaje. Evitar las horas punta o de mayor circulación, como la tarde-noche del miércoles al Jueves Santo, que en general es la de mayor tráfico del año. Seleccionar y calcular la ruta más conveniente (GPS, guías, navegador, Google Maps).

  • Conducción eficiente. Permite un ahorro de combustible y CO2 de hasta el 15% y aporta mejores niveles de seguridad vial. Implica utilizar marchas largas, usar la primera solo para el inicio de la marcha, arrancar el motor sin pisar el acelerador, etc.

  • Atención a la velocidad. Debe ser adecuada a las circunstancias y a la vía por la que se circule. Más del 30% de los accidentes tienen relación con la velocidad.

  • Mantener la distancia de seguridad. Sobre todo en caravanas, con lluvia y hielo.

  • Atención a las motos y ciclistas. Son especialmente vulnerables, sobre todo, en las curvas y en las carreteras secundarias.

  • Cero alcohol. No consumir bebidas alcohólicas si se va a conducir.

  • Atención a los desplazamientos cortos. Tomar las mismas precauciones que en los de largo recorrido y, en especial, al llegar al destino, cuando la fatiga es mayor.

  • Cinturón de seguridad. También en los asientos traseros y con especial cuidado cuando se lleven pasajeros menores de edad y sillas para bebés.

  • Descanso al volante. Parar cada dos horas o 200 kilómetros. Usar ropa cómoda.

  • Siempre alerta y descansado. Tomar bebidas refrescantes, que hidratan y despejan, dormir un mínimo de siete horas y evitar desplazamientos tras la jornada laboral.

  • Ajustar el asiento. El Real Automóvil Club de España (RACE) aconseja acomodar y adaptar el asiento y la altura del volante para reducir calambres y dolores musculares.

  • Conducir durante el día. Es preferible hacerlo durante la mañana o la tarde. Evitar la noche, ya que la conducción nocturna causa fatiga y somnolencia.

  • Para emergencias. Llevar un móvil cargado, permisos, papeles del coche y el seguro en regla, un botiquín de primeros auxilios, triángulos, chaleco y extintor, entre otros.

Cuando se lleve a cabo la puesta a punto del viaje y sea necesaria información más específica o extensa, pueden consultarse los diversos consejos de seguridad vial que se recogen en la web de la DGT sobre agentes condicionantes, dispositivos de seguridad o accidentes. ¿Tenía en cuenta todos estos aspectos?

Curso relacionado: FP de Electromecánica de Vehículos Automóviles.

Profile picture for user Ricardo Romero
Ricardo Romero

Ingeniero Técnico Industrial especializado Electrónica Industrial. Técnico Superior de Electromecánica de Vehículos y técnico Hardware/Software de Sistemas Informáticos.