Puesta a punto del automóvil para vacaciones

CEAC Blog

16-07-2014

A la hora de comenzar un largo viaje en automóvil deberíamos estar seguros que nuestro vehículo está en perfecto estado si queremos evitar “quedarnos tirados” en la carretera a 30 o 40 grados a la sombra. Veamos qué tenemos que hacer para poner a punto nuestro coche:

Primeramente, si hace mucho tiempo que no llevamos el coche al taller, éste es un buen momento para hacerlo (mejor si somos un poco previsores y no dejamos esto para el último día, como a menudo sucede, pues puede que el aluvión de visitas de última hora al taller de gente que necesita revisar su vehículo desbarajuste nuestros planes). Si, por el contrario, hiciste una revisión general al coche hace poco y estaba en perfecto estado, no tendrás que depender del taller, pero, de todos modos, dedica un tiempo a revisar ciertos elementos que pueden influir en la seguridad en carretera:

  • Neumáticos: El dibujo de las ruedas debe tener una profundidad mínima de unos 1.6 milímetros para que agarre bien en la calzada y evacúe el agua en caso de lluvia. Comprueba la presión justo antes de salir de viaje en la gasolinera más próxima (si encuentras alguna con el barómetro que funcione; mejor llevarnos uno nuestro). Recuerda ajustar la presión de las ruedas a la carga del vehículo (por lo general el fabricante estipula las presiones de las gomas en función de la carga; podemos encontrar una pegatina con los valores en el hueco de la puerta, en la propia puerta o en la tapa del depósito de combustible).
  • Aceite: Comprobarems que el nivel está entre los límites establecidos. No debe hacerse con el coche en pendiente ni con el motor caliente. Si el nivel está por debajo del mínimo tendremos que sustituir el aceite y el filtro ( recomendado por el fabricante).
  • Frenos: Deberemos comprobar discos y pastillas, estos no deben estar desgastados y debe haber suficiente líquido.
  • Luces: Intermitentes, luces de posición, cruce, largas y luces de freno. Los faros deben estar reglados y hay que llevar recambio de todas las bombillas.

Otras cosas que tenemos que tener en cuenta son el nivel de líquido refrigerante, la carga de la batería y todos los elementos del limpiaparabrisas (escobillas, difusores de agua…).

Finalmente, la reglamentación de circulación exige llevar en el coche una rueda de repuesto, un juego de luces de recambio, dos triángulos de señalización de peligro y un chaleco reflectante.

Profile picture for user CEAC Blog
CEAC Blog