revisión automóvil

Qué comprobar de tu coche después de un largo tiempo 

Ricardo Romero

03-06-2020

¿Sabías que los coches son como el cuerpo humano? Si no se usan, ciertas piezas pueden acabar estropeándose. Muchas veces nos vamos fuera por largo tiempo y dejamos nuestro vehículo aparcado en el garaje pensando que al regresar se encontrará en perfecto estado. ¿Qué puede pasar si dejo el coche parado unos meses? Si no lo uso, no tiene por qué estropearse.

Los coches necesitan moverse con cierta frecuencia para evitar que algunas piezas se oxiden o se anquilosen. Por eso si tienes un coche que usas poco, es recomendable que lo pongas en marcha de vez en cuando y actives los distintos elementos para que no se estropeen. Y si te marchas de viaje siempre puedes pedírselo a un familiar o amigo. De esta forma, podrás estar tranquilo de que cuando vayas a cogerlo de nuevo, funcionará correctamente. En caso de que no tengas tiempo para hacerlo o nadie pueda ayudarte al respecto, la mejor opción es dejar tu coche en manos de profesionales como los de nuestro parking de larga estancia donde por un precio muy económico (desde 1,6 euros/día) no solamente mantendremos protegido tu coche, sino que además nos encargaremos de hacerle las revisiones necesarias para evitar que se estropee.

Averías más frecuentes por dejar el coche parado mucho tiempo

  • Los neumáticos

Según spparking, Si vas a tener el coche parado durante una larga temporada, intenta dejarlo apoyado en unas borriquetas para que el peso no termine deformando la goma de las ruedas. Si no es posible, es aconsejable que infles los neumáticos con 1,5 bar más de presión de lo recomendado por el fabricante. De esta manera, la cubierta no se deformará tanto. Si lo haces, corres el riesgo de que a tu vuelta notes ciertas vibraciones y ruidos en la dirección.

  • El aire acondicionado

El aire acondicionado es una de las averías más frecuentes por dejar el coche parado mucho tiempo. Y es que este sistema posee elementos que necesitan la circulación del fluido refrigerado para mantener una buena lubricación. Lo ideal es que se ponga en marcha al menos una vez al mes durante varios minutos para que no se estropee.

  • Elevalunas eléctricos

La mayoría de las averías que se producen en los elevalunas eléctricos tienen que ver con el desgaste por su uso excesivo o por problemas en el motor eléctrico porque se oxida por falta de uso. En la caja que forma la puerta donde va situado el motor del elevalunas, siempre puede quedar humedad de la lluvia o residuos, por lo que si no es usa con frecuencia, el sistema corre el riesgo de oxidarse y no funcionar correctamente.

  • El motor

Los propulsores del motor también necesitan funcionar con cierta periodicidad. Aunque en la mayoría de los casos el problema puede solucionarse con un poco de gasolina nueva y unas pinzas de arranque, es importante realizar antes una serie de comprobaciones.

Cuando el motor no ha estado en uso durante una larga temporada, el aceite se escurre hasta el cárter, haciendo que las paredes de los cilindros y los segmentos de los pistones se queden totalmente secos, produciendo óxido y haciendo que los aros de los pistones se adhieran unos con otros. En estos casos, es recomendable aplicar un poco de aceite de lámparas por el agujero de la bujía cuando es de gasolina o del calentador cuando es diésel, girar la mecánica para limpiar un poco el interior y despegar los segmentos. Déjalo secar y echa un poco de aceite para motores en el cilindro. Un trabajo algo engorroso que podría haberse evitado poniendo el coche en marcha una vez al mes.

  • Circuito de refrigeración

Otra de las averías más frecuentes que suelen producirse por dejar el coche parado mucho tiempo tiene que ver con el circuito de refrigeración. En los vehículos con refrigeración por aire no hay problema, pero la mayoría de los propulsores van dotados de refrigeración por agua. Unos meses sin uso pueden dar lugar a graves averías y un gran desgaste en los manguitos del anticongelante. La bomba de agua puede oxidarse, el termostato puede quedarse pegado y el radiador puede obstruirse. Lo cual no es nada barato.

  • Fugas de aceite

Todos los elementos que ayudan a equilibrar el motor necesitan estar siempre en contacto con aceite. De lo contrario las gomas pueden resecarse y agrietarse, provocando fugas de aceite. Aunque las fugas externas no son una buena noticia, el verdadero problema son las fugas internas. Por eso, si al poner el vehículo en funcionamiento ves un humo azulado en el escape, tocará hacer una visita al mecánico.

  • Luces

Uno de los mantenimientos más baratos e importantes. Las luces de tu coche te permiten ver y ser visto, esto es una de las cuestiones más importantes para una conducción segura. Comprueba su estado todos los meses, tanto de las luces delanteras como de las traseras.

¿Qué más comprobaciones haces?

Profile picture for user Ricardo Romero
Ricardo Romero

Ingeniero Técnico Industrial especializado Electrónica Industrial. Técnico Superior de Electromecánica de Vehículos y técnico Hardware/Software de Sistemas Informáticos.

FP de Grado Medio en Mecánica de Vehículos Automóviles

en FP de Grado Medio / Mantenimiento e Instalaciones

España ocupa el segundo puesto en producción de vehículos en Europa y el octavo en el resto del mundo. Además, el 87% de la producción de vehículos en España se exporta a más de 130 países en todo el mundo.

1.400 Horas

Videos en 3D

Prácticas Profesionales

Solicitar información