ley secreto profesional

¿Qué contempla la ley de secretos profesionales?

redaccion

10-09-2019

La ley de secretos profesionales, también denominada Ley de Secretos Empresariales (LSE) entró en vigor el 13 de marzo y fue aprobada el 20 de febrero de 2019. El principal objetivo de esta ley es proteger los secretos de las empresas frente a la amenaza de la apropiación indebida.  

    

¿Qué es el secreto empresarial o secreto profesional? 

Ley 1/2019, de 20 de febrero, se considera como secreto empresarial toda aquella información o conocimiento que no sea conocido por las personas que pertenecen a los círculos en los que dicha información se utilice de forma habitual. Este conocimiento puede ser de diferentes tipos como información científica, comercial, organizativa, financiera, industrial, etc. 

Otro aspecto destacado para que esta información se considerada como secreto según la Ley es que tenga un valor empresarial concreto y específico y que se hayan adoptado medidas razonables por parte del titular de dicha información para conservarlo en secreto. 

Dentro de los tipos que hemos mencionado de secretos profesionales, los más habituales son los siguientes:

  • Secreto comercial: en esta categoría encontramos información que es muy importante y que tiene un valor elevado para el modelo de negocio de la empresa, que afecta en su actividad operativa y que, por ende, las empresas competidoras les gustaría conocer. 

 

  • Secreto industrial: en este caso se refiere más bien a conocimiento principalmente técnico con relación a ideas, procesos industriales, desarrollos, productos que la empresa quiere que sean secretos por su alto valor y ventaja competitiva que le comporta. 

Veamos algunos ejemplos más concretos para acabar de entender qué es un secreto empresarial: algoritmos, desarrollos o invenciones no patentadas, fórmulas, procesos operativos o de producción, estrategias relacionadas con el ámbito comercial y del marketing, etc. 

 

Principales aspectos de la Ley de secretos profesionales: 

Hemos visto en el apartado anterior lo que la LSE define como secretos empresariales.

Veamos ahora en qué casos la ley define que una conducta infringe dicha ley: 

  • Conductas lícitas: circunstancias en las que la obtención de la información, su uso o revelación se realiza de forma lícita y no hay medidas aplicadas para proteger dicha información.  

 

  • Conductas ilícitas: todas aquellas conductas o circunstancias en las que sí se infringe el secreto profesional. 
  •  

La clave está pues en la protección de la información para poder ser amparados por la Ley de Secretos Empresariales. En este sentido, la forma más efectiva de proteger la información para que la LSE pueda ser de aplicación es mediante contratos que recojan de forma expresa la obligación de confidencialidad sobre la información que queramos proteger. Es importante que se detalle el sujeto obligado expresando el carácter reservado de la información en su condición de empleado, proveedor, colaborador, etc. Cuanto más de detalle en cuanto a clausulado los detalles referentes a condiciones de acceso a la información, las atribuciones de la/as persona/as, temporalidad, etc. más cubiertos estaremos y mejor podremos defendernos en caso de uso indebido o violación de la ley. Por lo tanto, si bien es una buena noticia que exista la Ley de Secretos Empresariales, es fundamental que las empresas tomen medidas para proteger la información ya que, si no, no podrán ampararse por esta ley. 

Veamos a continuación quién responde en caso de violación del secreto empresarial: 

La ley establece que responden aquellas personas que, a sabiendas de que no disponen del consentimiento del titular de la información, obtienen, utilizan o revelan dicha información. También responden aquellos que deberían haber sabido que el origen de la información no era lícito. 

Además, también los terceros que utilizan un secreto empresarial ajeno y que no tenían por qué saber que el origen era ilícito también responden ante la ley. En este supuesto, no puede exigirse indemnizaciones por daños y perjuicios.  

La Ley establece un plazo de prescripción de tres años desde que se obtiene conocimiento de la infracción.

También permite la solicitud de medidas cautelares así como diligencias de comprobación de hechos a través de la aplicación de la Ley de Patentes. Durante los procesos judiciales, de cara a proteger la seguridad de la información confidencial, se prevén ciertas medidas como por ejemplo limitar el número de personas que tienen acceso a la documentación, restringir el acceso a las personas que asisten al juicio, etc. Todo ello de cara a proteger la información por la cual se está realizando el juicio y que el hecho de la información se dé a conocer no sea una barrera para denunciar la violación del secreto.  

Por lo tanto, lo que vemos con la Ley de Secretos Empresariales es que se genera un nivel mayor de concienciación por parte de las empresas y que a su vez estas acciones están respaldadas por una ley a la que se puede recurrir en caso de ser necesario.  

¿Cómo gestionáis la seguridad de la información en tu empresa? ¿Crees que las medidas implementadas son suficientes?

Profile picture for user redaccion
redaccion

FP de Grado Superior en Administración y Finanzas

El ciclo de FP de Grado Superior en Administración y Finanzas genera cada año más de 140.000 contratos de profesionales cualificados.

1.350 Horas

Software Sage Contaplus

Prácticas Profesionales

Solicitar información

FP de Grado Medio en Gestión Administrativa

El ciclo de FP de Grado Medio de Gestión Administrativa es la formación que genera más contratos anualmente. Más de 200.000 personas que han cursado este ciclo de FP consiguen empleo cada año.

1.300 Horas

Software Sage Contaplus

Prácticas Profesionales

Solicitar información