Qué debes tener en cuenta antes de firmar un contrato de trabajo 

Qué debes tener en cuenta antes de firmar un contrato de trabajo 

redaccion

17-01-2020

Cuando estamos ante un proceso de selección y este se resuelve de forma favorable hacia nosotros porque nos ofrecen la posición, no tenemos que dar por cerrado el proceso de nuestro lado ya que todavía queda un paso importante, la formalización del contrato de trabajo.

 

Aspectos principales de los contratos de trabajo

A lo largo de un proceso de selección, seguramente ya habrá ciertos aspectos del contrato laboral que ya sabremos y habremos hablado con la empresa para la cual estamos presentando nuestra candidatura. Pero en caso de que no sea así, es importante aclarar los puntos principales para saber exactamente qué relación vamos a establecer con la empresa y acabar de re-negociar algún punto en caso que fuera necesario. 

Si analizamos los contratos basándonos en su tipología podemos distinguir cuatro modalidades diferentes de contrato de trabajo: 

 

  • Indefinido:

Son aquellos contratos laborales en los que no se especifica un límite de tiempo y que, lógicamente, nosotros como trabajadores seguramente preferiremos. El hecho de ofrecer una estabilidad por parte de la empres también demuestran un compromiso con la persona que se incorpora a la empresa. Hay que tener en cuenta que un contrato de trabajo indefinido trabajo indefinido puede celebrarse a jornada completa, parcial o para la prestación de servicios fijos discontinuos. 

 

  • Temporal:

Estos contratos son los que se realizan cuando la empresa quiere incorporar una persona por un periodo de tiempo determinado y para unas funciones muy concretas. Dentro de esta tipología de contratos, los más habituales son el contrato por obra y servicio, contrato eventual por circunstancias de la producción, contrato de interinidad así como otras variantes relacionadas con el empleo de jóvenes, personas en riesgo de exclusión social, víctimas de la violencia de género, trabajadores mayores de 52 años en situación de desempleo, personas con discapacidad, etc. 

 

  • Formación y aprendizaje:

Este contrato entró en vigor en 2012 y está pensado para fomentar que las personas jóvenes tengan un acceso más fácil al entorno laboral. También está enfocado a otros colectivos para facilitar que tengan acceso a una experiencia en el mercado laboral. Este contrato establece un régimen de alternancia entre una actividad laboral retribuida y una formación dentro del marco del sistema de formación profesional para el empleo o del sistema educativo.

 

  • Prácticas:

El contrato de trabajo en prácticas tiene como principal objetivo que la persona pueda adquirir experiencia profesional de acuerdo con los estudios que está cursando o ha cursado. Este contrato puede celebrarse con aquellas personas que posean un título universitario o de formación profesional de grado medio o superior o títulos oficialmente reconocidos como equivalentes. 

 

Principales aspectos a analizar de un contrato de trabajo 

Teniendo en cuenta las diferentes tipologías de contrato existentes, el primer y gran aspecto que tendremos que tener en cuenta a la hora de firmar el nuestro es estar seguros de que la tipología de contrato que la empresa nos propone se ajusta a la posición y el perfil para los que hemos sido seleccionados.  

Una vez identificado el tipo de contrato que seguramente será el mismo que nos habrán mencionado a lo largo del proceso de selección, tenemos que entrar en la fase de leerlo bien. Más vale que nos tomemos nuestro tiempo para quedarnos tranquilos que todo está en orden. En este sentido, estos son los principales aspectos que tenemos que revisar: 

Revisar que la corrección de los datos mencionados. Si algún dato no es correcto, es el momento de indicarlo para que se puedan subsanar los errores. 

 

  • Periodo de prueba:

No consta en todos los contratos de trabajo pero sí suele ser bastante habitual. La duración máxima de dicho periodo se establece según el convenio colectivo aplicable. No puede superar los seis meses para los técnicos titulados ni los dos meses para el resto de los trabajadores. 

Durante este periodo el trabajador tiene los mismos derechos y obligaciones que a lo largo del resto de contrato. La única diferencia es que cualquiera de los dos partes puede rescindir la relación laboral sin alegar ninguna causa y sin ningún preaviso. 

 

  • Categoría profesional:

Tiene que estar reflejado correctamente en el contrato. 

 

  • Lugar de trabajo:

Del mismo modo que el punto anterior, tiene que estar reflejado correctamente en el contrato. 

 

  • Jornada laboral y vacaciones:

Se establecerá si se trata de un contrato a jornada completa o parcial y también se indica el número de horas semanales así como los días a los que aplica de la semana. 

 

  • Salario:

Normalmente se hace constar el sueldo bruto anual. Este punto es clave y tenernos que asegurarnos que sea el que hemos acordado. 

 

  • Cláusulas adicionales:

En esta sección podemos encontrar una variedad más o menos amplia de cláusulas que pueden estar relacionadas con exclusividad, protección de datos, pre-aviso en caso de baja voluntaria, etc.  

 

¿Has tenido en cuenta estos aspectos anteriormente al firmar un contrato laboral? Para ti, ¿cuál crees que tiene mayor peso?

Profile picture for user redaccion
redaccion

FP de Grado Medio en Gestión Administrativa

en FP de Grado Medio / Empresariales

El ciclo de FP de Grado Medio de Gestión Administrativa es la formación que genera más contratos anualmente. Más de 200.000 personas que han cursado este ciclo de FP consiguen empleo cada año.

1.300 Horas

Software Sage50 Cloud

Prácticas Profesionales

Solicitar información