¿Qué es la cetosis?

¿Qué es la cetosis?

redaccion

04-04-2019

Continuamente inventamos métodos y dietas para perder peso. Éstas a veces parece que funcionan, y que en un corto plazo nos aportan beneficios y producen satisfacción al ver cumplidos nuestros objetivos. Pero, ¿qué ocurre cuando llevamos la práctica al extremo?, ¿puede correr peligro nuestra salud?

Para mantenernos sanos y en unas condiciones óptimas debemos cuidar todo lo que comemos, cómo lo comemos y en qué contexto lo comemos. Por ello, lo mejor es aprender, ¡sigue leyendo!
 
La dieta cetogénica, o dieta keto (pues el origen e la palabra proviene de la palabra “ketogenic” en inglés), es una dieta que se caracteriza por ser muy baja en carbohidratos, hasta el punto de apenas consumirlos, tratando de que el organismo use otros nutrientes como su principal fuente de energía. 
 
El objetivo es el uso de la grasa, pero no siempre es así. La primera vía de utilización de nutrientes para la obtención de energía es la glucosa, pero si ésta se encuentra en unas concentraciones bajas (en la dieta cetogénica la concentración es muy baja), nuestro organismo, sabiamente, decide no usar este nutriente para no agotar su reserva en escasos segundos, y usar la segunda vía de obtención de energía. Las proteínas. 
 
Los defensores de la dieta cetogénica aseguran que esta segunda vía es la utilización de grasa, y articulan este discurso para justificar que la dieta cetogénica induce a una pérdida de peso saludable y controlada al reducir el índice de masa grasa corporal. Aunque la evidencia médica y científica considere exactamente lo contrario.
 
La definición de la dieta cetogénica viene del término cetosis. La cetosis es una situación metabólica extrema del organismo originada por un déficit en el aporte de carbohidratos.
 
Cuando se produce una utilización de las grasas con el fin de obtener energía, se generan, como metabolismo de desecho, unos compuestos denominados cuerpos cetónicos, los cuales descomponen las grasas en cadenas más cortas, generando una molécula llamada “acetoacetato” que es capaz de ser empleada como energía por el cerebro (se cree que en estados de ayuno esta molécula aporta el 75% de la energía) y el resto de los órganos del cuerpo humano.
De esta manera, el cuerpo deja de utilizar como fuente primaria de energía los glúcidos, sustituyendolos por las grasas.
 
El problema está en que esta vía no siempre es la que se emplea en caso de no existir carbohidratos presentes en sangre. Normalmente, la vía que se emplea es la de la utilización de las proteínas. 
 
Donde sí se están desarrollando estudios científicos es en pacientes con cáncer, sometidos a tratamientos oncológicos. 
 
Se cree que, debido a la existencia del efecto warburg (efectos relacionados con los tratamientos médicos oncológicos), mediante el cual las células cancerígenas se alimentan principalmente de glucosa, se comienza a considerar que la presencia de glucosa en los cánceres puede ser clave para su desarrollo, y que la cetosis, y por lo general, los cetoácidos pueden ser beneficiosos para detener el crecimiento tumoral. 

Lo que sí hemos de tener en cuenta es que se ha observado en diferentes estudios en ratones, que la aplicación de dietas cetogénicas disminuye el crecimiento tumoral y mejora la supervivencia en algunos especímenes de laboratorio con cáncer, tales como cáncer cerebral, cáncer de colon,​ cáncer gástrico y cáncer de próstata.​ Otros artículos señalan que las dietas cetogénicas podrían funcionar como adyuvantes en la radioterapia y quimioterapia contra el cáncer. El estrés oxidativo dado en las células cancerosas las volvería más sensibles a estos tratamientos.
 
Esto aún forma parte de un proyecto de investigación y no podemos afirmar que, por el momento, ningún resultado sea determinante ni concluyente. Hasta la fecha, al menos podemos considerar que quizás esta forma de alimentación suponga una brecha contra el cáncer en busca de su tratamiento con el objetivo de frenar la enfermedad.  
 
Sin embargo, en el marco de una persona sana, según una conocida dietista-nutricionista, en declaraciones a un medio de comunicación público, afirmó que “si buscamos adelgazar, las dietas cetogénicas no son la opción más valiosa y aconsejable, sino que siempre logrará mayor eficacia a largo plazo una dieta sostenible en el tiempo, adecuada a cada persona y en la cual no falten nutrientes y grupos alimenticios importantes como sí sucede en las dietas cetogénicas. La mejor opción es siempre una dieta de pérdida de peso que podamos mantener de forma sencilla y que nos ayude a adquirir hábitos que podamos mantener en el tiempo para que cuando finalicemos la dieta de pérdida de peso no recuperemos todo el peso perdido”. 
 
Por lo tanto, el asesoramiento profesional es indiscutible y la opción más segura. Olvidémonos de experimentar con opciones arriesgadas que puedan poner en riesgo nuestra salud y dejémonos aconsejar por un profesional de la salud en materia de alimentación. 

Profile picture for user redaccion
redaccion

FP de Grado Superior en Dietética

El FP de Técnico Superior en Dietética lidera el grupo de las profesiones con mayor auge del mercado sanitario ya que su campo de especialización afecta al conjunto completo de la población. 

1.350 Horas

App 360 anatomía

Software incluido

Solicitar información

FP de Grado Medio en Auxiliar de Enfermería

Fórmate ahora como Técnico en Cuidados Auxiliares de Enfermería para ejercer la profesión que siempre has querido tener y que se te abran las puertas al mercado laboral.

1.300 Horas

App 360 anatomía

Prácticas Profesionales

Solicitar información