¿Qué es un aula inclusiva en educación?

¿Qué es un aula inclusiva en educación?

Nancy López Lago

28-11-2017

En la escuela tradicional se enseña como si todos niños fuesen iguales. Tanto las dinámicas del aula, como la formas de enseñar son las mismas para todos, sin tener en cuenta los diferentes intereses, motivaciones, capacidades o limitaciones.

No obstante, no tiene sentido aplicar un modelo homogéneo de enseñanza, ya que éste no puede dar respuesta a las diferentes necesidades educativas que existen en el aula.  De esta necesidad surge el concepto de aula inclusiva, del que os quiero hablar hoy.

¿Qué entendemos por aula inclusiva, en educación?

Es una visión de la educación dónde las diferencias individuales son atendidas y dónde el objetivo del educador es el de integrar a cada uno de los estudiantes, incluidos aquellos con alguna discapacidad, para que logren alcanzar su máximo desarrollo académico. Consiste, a grandes rasgos, en ofrecer una educación a la que puedan acceder todos, proporcionando un entorno estimulante y en el que una persona con una necesidad educativa especial pueda aprender y relacionarse con su grupo de iguales.

Imaginemos el siguiente caso:

Lucas es un niño de 10 años con dificultades en el habla y que muestra un vocabulario bastante limitado. También muestra dificultades en aplicar la lógica-matemática y en general presenta un retraso del aprendizaje en relación a su grupo de compañeros. Está diagnosticado de Síndrome de Dawn.

Es lógico pensar que Lucas no aprenderá lo mismo, ni de la misma manera, ni al mismo ritmo que sus compañeros de clase. Pero sí que podrá aprender, en un aula inclusiva, hasta allí donde sea capaz de llegar, con la estimulación adecuada y sobretodo, tendrá la oportunidad de socializarse, es decir, de aprender habilidades sociales, normas de conducta y convivencia. De esta manera, le estamos ofreciendo la posibilidad de desarrollar su máximo potencial y favorecemos su desarrollo íntegro como persona, al mismo tiempo que evitamos su exclusión social.

El reto de trabajar de forma inclusiva en el aula. Consejos:

  • Observa y conoce a cada uno de tus alumnos. Identifica sus necesidades y capacidades.  Una de las tareas más importantes del educador/docente es la de conseguir adaptar las actividades a realizar de tal manera que todos los alumnos sean capaces de realizarlas. Para poder llevar a cabo este objetivo, será necesario conocer qué puede llegar a hacer cada alumno y de qué manera. A veces es tan sencillo como adaptar el tiempo que se deja al estudiante para finalizar la tarea, a veces lo que adaptaremos será la metodología, en otras ocasiones podremos adaptar los materiales a usar o bien la forma de evaluar.

  • Crea un clima de tolerancia y respeto en el aula. Transmite la idea de que todas las personas somos diferentes, con nuestras virtudes y defectos y que ahí radica la riqueza del grupo. Se trata de, por un lado, favorecer conductas de colaboración y ayuda y, por otro, la de crear un ambiente dónde todo el mundo pueda expresarse libremente, preguntar y solicitar ayuda cuando lo necesite.

  • Promueve el uso de metodologías de aprendizaje activas en clase. Se trata de cambiar la forma de enseñar, desterrando las clases en las que el alumno es un mero observador para convertirse en protagonista de su propio aprendizaje. ¿Cómo lo hacemos? A través de actividades que impliquen pensar, reflexionar, relacionar conocimientos antiguos con nuevos, actividades de descubrimiento, experimentación, manipulación, etc.

  • Partir del interés de los alumnos. Para que se produzca un aprendizaje debe existir motivación por aprender. Una buena manera de favorecer esta motivación es dejar que los propios alumnos hagan sus propuestas de actividad. Trabajar por proyectos y que sean ellos los que elijan la temática es una buena estrategia.

  • Cambiar el sistema de evaluación. Estamos acostumbrados a usar el examen escrito como forma de evaluar si nuestros alumnos han alcanzado o no los objetivos propuestos. Pero para poder atender a la diversidad del aula tenemos que ser conscientes de que valorar sólo la parte memorística de los contenidos puede favorecer a unos y perjudicar a otros. Hay que tener en cuenta otras dimensiones como el esfuerzo, la actitud, la posibilidad de aprender de los errores cometidos y sobretodo, respetar los ritmos de aprendizaje de cada individuo.

  • Valorar el momento de la asamblea. En la educación infantil es muy típico dedicar un momento de las horas lectivas al momento de la asamblea para tratar temas que preocupan al grupo, para resolver conflictos, trabajar la educación emocional, etc. En la educación obligatoria este momento suele desaparecer y lo cierto es que es una excelente estrategia, tanto para conocer mejor a nuestros alumnos, como para permitirles expresarse, interactuar positivamente entre ellos, realizar tomas de decisiones consensuadas, etc.

  • Utiliza diferentes tipos de agrupamiento en función de la actividad. Podemos hacer propuestas de actividad con grupos más homogéneos o bien buscar la colaboración entre unos y otros mediante grupos descompartimentados, es decir, de diferentes edades y que promuevan actuaciones de ayuda entre unos y otros. Situaciones como estas pueden favorecer que alumnos con necesidades educativas especiales, se sientan bien al poder ayudar a niños pequeños en cosas que ellos ya saben hacer, mejorando así su autoestima.

  • Fomentar la participación de las familias. ¿Quien conoce mejor a sus hijos que sus propios padres? Su ayuda nos puede servir para crear propuestas realistas y eficaces. Además, es importante mantener una relación de confianza con la familia, para poder actuar de forma conjunta, mantener una coherencia educativa y prevenir posibles conflictos. Son un recurso valioso que debemos cuidar y que nos puede ayudar mucho en nuestro objetivo de crear un aula inclusiva.

Si bien a día de hoy todavía es una utopía conseguir un aula 100% inclusiva porque en la mayor parte de ocasiones se necesitan más medios de los que disponemos, como habéis podido ver, hay ciertas estrategias sencillas que se pueden aplicar fácilmente en el aula.

¿Nos cuentas tu experiencia como docente? ¿Qué haces para conseguir un aula inclusiva para todos?

Curso relacionado: FP de Grado Superior de Técnico Superior en Educación Infantil

Profile picture for user Nancy López Lago
Nancy López Lago

Psicóloga especialista en Terapia Breve Estratégica y Técnica en Educación Infantil. Apasionada por la docencia, el arte de enseñar y el de aprender cada día. Superarse y ser feliz.