¿Qué es y cómo se consigue la inserción sociolaboral?

¿Qué es y cómo se consigue la inserción sociolaboral?

CEAC Blog

21-11-2017

En el post que nos ocupa vamos a realizar un pequeño recordatorio del concepto de inserción sociolaboral y de ello extraeremos las ideas para analizar cómo podemos conseguir que está inserción sociolaboral sea efectiva y se lleve a cabo de manera adecuada.

Recordamos que las políticas de inserción nos indican que la inserción sociolaboral va dirigida a personas y colectivos a los que, dentro de los articulados generales de activación del empleo, se les reconoce una especial atención por las dificultades en la inserción laboral como elemento imprescindible para llevar a cabo una circulación social entendida como «normalizada». El acceso al empleo es de vital importancia en los procesos de integración de personas vulnerables o en riesgo de exclusión, dado que el trabajo es fundamental para el desarrollo de un modelo de vida digno, autónomo e independiente. Entre estos grupos podríamos destacar:

  • Jóvenes.
  • Personas paradas de larga duración.
  • Mayores de 55 años.
  • Mujeres víctimas de violencia.
  • Personas con diversidad funcional.
  • Personas en exclusión social.

Por tanto, estas políticas han de servir de camino para facilitar un proceso de acompañamiento a las personas, en el que acaben encontrando y manteniendo un empleo, trabajando conjuntamente el desarrollo de sus competencias personales, sociales y laborales. Los objetivos que debemos abarcar favorecen la integración sociolaboral de las personas atendidas mediante itinerarios personalizados de intervención, asesoramiento y acompañamiento en el proceso de inserción.

¿Qué técnicas podemos utilizar para conseguir un buen proceso de inserción sociolaboral?

Para conseguir que el proceso sea efectivo y satisfactorio es necesario que el Técnico de Integración Social tenga  como tarea generar dinámicas individuales y grupales que favorezcan el aprendizaje y el entrenamiento de las habilidades sociales y de las técnicas de búsqueda de empleo. Se deben seguir unas competencias que integren conocimientos, capacidades, habilidades, destrezas y comportamientos laborales que se pongan en juego en el desempeño de una tarea laboral. Por ejemplo, hemos de entrenar competencias como, la orientación al cliente, la planificación, la empatía o el trabajo en equipo.

Existen unas habilidades sociales básicas necesarias para interactuar y relacionarse con los demás de forma efectiva y mutuamente satisfactoria. El entrenamiento de las habilidades sociales no solo sirve para encontrar y mantener el trabajo, sino que también genera bienestar en las relaciones y aumenta la autoestima, así como sentimientos positivos y reconfortantes. Estas habilidades laborales corresponden al grupo de las competencias técnicas, tienen que ver específicamente con el perfil profesional escogido por cada persona trabajadora y, aunque están presentes en todos los tipos de trabajo, en cada uno de ellos toma una forma particular. El nivel de competencias laborales que tenga asumido la persona incrementará o aminorará su nivel de empleabilidad.

Con todo esto es importante tener en cuenta que las habilidades de búsqueda activa de empleo forman parte también de las competencias de base. Además de saber utilizar las técnicas, es importante tener presentes otras habilidades esenciales como el autoconocimiento y el perfil profesional. Todas las personas trabajadoras necesitan identificar qué es aquello que les hace sentir bien en el desempeño de su trabajo, como la vocación o las condiciones del trabajo. Lo óptimo es que se combinen los dos tipos de factores.

¿Cómo podemos planificar las actividades de inserción sociolaboral?

Las actividades de inserción sociolaboral nos ayudarán en la búsqueda y el mantenimiento de empleo. Esto lo llamamos empleo con apoyo, que definimos como el conjunto de acciones de orientación y acompañamiento individualizado en el puesto de trabajo, prestadas por preparadores laborales especializados, que tienen por objeto facilitar la adaptación social y laboral de trabajadores con discapacidad con especiales dificultades de inserción laboral, en empresas del mercado ordinario de trabajo y en condiciones similares al resto de los trabajadores que desempeñan puestos equivalentes. El empleo con apoyo se rige por los principios de individualidad, respeto, autodeterminación, elección informada, empoderamiento, confidencialidad, flexibilidad y accesibilidad. El proceso del empleo con apoyo sigue unas fases que en España no son las propuestas por la Unión Europea, sino que siguen las respectivas regulaciones de las diversas comunidades autónomas. Sin embargo, las líneas maestras comunes engloban una pauta de introducción al servicio de empleo con apoyo, trazado de un perfil profesional, búsqueda de empleo, implicación de la empresa y dotación de apoyos dentro y fuera del lugar de trabajo.

¿Qué figura tiene el preparado sociolaboral?

La figura del preparador laboral tiene como objetivo dar apoyo a la persona usuaria desde el momento en el que esta se incorpora a una empresa ordinaria y hasta que trabaja independientemente en el mercado laboral abierto. El profesional desarrolla su trabajo poniendo a la persona usuaria en el centro del proceso, ya que es ella la única protagonista tanto del proceso como de su proyecto vital.

Es importante conocer que después de todo este procedimiento será necesario un seguimiento y una evaluación del proceso para que todo vaya bien.

¿Qué opináis sobre la inserción sociolaboral? ¿Qué cosas se pueden modificar? Hemos de ser personas críticas que sean capaces de adaptarse y modificar los procesos siempre que sea necesario. Tener esta visión crítica será un bien para los usuarios y para nosotros mismos.

Curso relacionado: FP de Grado Superior de Técnico en Integración Social 

Profile picture for user CEAC Blog
CEAC Blog