estudiar después del graduado escolar

Qué estudiar después del graduado escolar

redaccion

23-06-2021

El Graduado Escolar es el título que se obtenía tras superar la enseñanza obligatoria hasta los 14 años, cursando la Educación General Básica (EGB), vigente hasta que se aprobó la LOGSE en el año 1990. En la actualidad el título vigente es el Graduado de la ESO (Educación Secundaria Obligatoria).

Diferencias entre el Graduado Escolar y el Graduado de la ESO.

A nivel profesional, ambos títulos son equivalentes, lo que permite acceder a un puesto de trabajo, tanto en el sector público como en el privado.

En cambio, no es así en el ámbito académico, ya que en la ESO se cursan dos años más, siendo obligatoria hasta los 16 años, por lo que el nivel de estudios es superior.

Una persona con graduado escolar que quiera retomar sus estudios dentro del actual sistema educativo, tiene varias opciones.

  • Si su idea es la de estudiar Formación Profesional, Bachillerato o un Grado Universitario, debería presentarse a las pruebas libres de ESO, Bachiller o Acceso a la Universidad para mayores de 25 años; respectivamente.

 

  • Si ninguna de estas alternativas te resulta interesante, hay todo un universo de posibilidades.

 

Paradigma del “Aprendizaje a lo largo de la vida” (APL)

En la década de los 70, la UNESCO ya introdujo este concepto que sigue vigente. Se refiere al aprendizaje que tiene lugar durante la vida de las personas, a través de aprendizajes formales, no formales e informales.

El APL pone en cuestionamiento la visión de la educación y del aprendizaje centrados solo en el sistema educativo formal, que es uno más de los sistemas de aprendizaje. Aprendemos antes del inicio de la escolaridad formal y seguimos aprendiendo después de ella.

Formación no reglada

Las enseñanzas no regladas son aquellas que no están reguladas por el Ministerio de Educación y Formación Profesional, lo que no significa que no tengan un gran valor en nuestro itinerario formativo.

Entre las ventajas de la formación no reglada podemos afirmar que posiblemente se adapta mejor a las necesidades que demanda el mercado de trabajo, yendo por delante de los currículos oficiales. Su objetivo es preparar a los alumnos para aprender nuevas profesiones, facilitando su adquisición de habilidades y competencias profesionales. Además, la formación no reglada es cada vez más apreciada por el mundo empresarial, y se caracteriza por la gran variedad de cursos que ofrece.

En muchos casos la modalidad en que se imparte es online, lo que resulta más cómodo al permitir flexibilizar el esfuerzo y estudiar y seguir la formación cuando nos sea posible sin que se imponga un horario determinado de clases, más propio de la formación reglada.

A estos estudios no reglados podemos acceder si disponemos del graduado escolar.

¿Qué puedo estudiar con el graduado escolar?

A la hora de decidirte en la elección de un curso las posibilidades son infinitas. Por ello, te ofrecemos una selección de cursos que más salidas laborales tienen actualmente para que puedas dirigirte a un sector con una amplia oferta de empleo.

Si hay un sector esencial en nuestro país es el de la Hostelería.

El sumiller es la persona responsable de definir, gestionar, aprovisionar y conservar la línea de vinos, cavas y otras bebidas alcohólicas de un establecimiento.

Con esta formación, podrás convertirte en especialista, catadora y conocedora de las añadas y sus características; seleccionando la oferta más idónea de bebidas y asesorando a la clientela sobre los productos más adecuados.

Este profesional produce, compone y decora en obradores y establecimientos de restauración, para lo cual debe aplicar todos sus conocimientos en materia de higiene y seguridad alimentaria, protección ambiental y prevención de riesgos laborales.

En un restaurante es la persona que trabaja en la cocina ocupándose de la conserva, elaboración y presentación de los postres de la carta.

Puede elaborar tanto la pastelería dulce como la salada a partir de diferentes tipos de masas, gelatinas, frutas, helados, cremas, chocolates, caramelos, etc.

Además del dominio de la técnica es importante disponer de capacidad creativa.

En pleno auge de internet y las nuevas tecnologías, la importancia del contenido audiovisual en plataformas y redes sociales, es imprescindible en las empresas para atraer la atención del público, de ahí que demanden profesionales en este campo.

El fotógrafo es la persona que, a través de su equipo y conocimientos profesionales, es capaz de captar imágenes que utilizará con una finalidad específica, en función del ámbito en que trabaje.

Sus fotografías pueden venir de encargos comerciales en agencias de publicidad, realizando reportajes particulares, en el ámbito cultural fotografiando conciertos o representaciones teatrales, o en terrenos comunicativos ilustrando noticias o documentales.

La Robótica es la actividad interdisciplinar y la técnica que hace uso de la ciencia, la informática, la mecánica, la ingeniería y las nuevas tecnologías para diseñar y crear robots que cumplen determinadas funciones.

Las empresas tienden cada vez más a automatizar sus procesos productivos a través de la robotización, que permite realizar tareas que hasta hace muy poco realizaban las personas. Así, si hay una formación con futuro, sin duda, es esta.

Entre los trabajos que más resistirán a la revolución robótica serán aquellos más centrados en el conocimiento y el valor humano, como los educadores especiales, si bien hemos de tener en cuenta que sus salidas profesionales, dependerán de la formación previa de las personas que realicen esta formación no reglada.

La educación especial realiza actuaciones orientadas a compensar las necesidades de la superdotación intelectual o las discapacidades psíquicas, físicas o sensoriales.

Los educadores especiales pueden trabajar como auxiliares educativos o monitores de necesidades educativas especiales en centros para personas con discapacidad intelectual, centros educativos y centros especiales de empleo.

Conclusión

Como hemos indicado anteriormente nos formamos durante toda nuestra vida de muchas formas y si nos decidimos a iniciar alguna acción formativa, sin menospreciar la formación reglada, no todo se reduce a ella.

En muchas ocasiones, la primera preocupación cuando nos interesamos por realizar un curso de formación es si este curso está “homologado”, término que no se utiliza correctamente, sino que deberíamos ceñirnos a la clasificación de reglado y no reglado.

La decisión a la hora de elegir si realizamos una formación de uno u otro tipo dependerá de varios factores, a destacar los requisitos que se exigen en uno u otro caso y los objetivos que pretendemos conseguir.

Como hemos visto, la formación no reglada tiene numerosas ventajas: se puede acceder disponiendo del Graduado Escolar, hay una variada oferta y te permite la flexibilidad que necesitas.

Y tú, ¿qué curso vas a elegir?