¿Qué formación necesitas para trabajar en un laboratorio clínico y biomédico?

¿Qué formación necesitas para trabajar en un laboratorio clínico y biomédico?

Laura Garbayo

17-10-2016

El laboratorio clínico y biomédico es una herramienta indispensable para el área médica debido a que gracias a sus análisis se diagnostican diferentes patologías y se determina el tipo de tratamiento que se va a llevar a cabo. Ofreciendo este tipo de contribución a la sociedad, son muchos los laboratorios clínicos o biomédicos que precisan de personal para formar parte de su plantilla.

Dentro de esta búsqueda, existen diversos tipos de profesionales que forman parte del equipo humano de un laboratorio en función del tipo de laboratorio que se trate. Ejemplo de estos diferentes perfiles profesionales son: médicos, tecnólogos médicos o bioquímicos y auxiliares técnicos de laboratorios. A continuación, podréis encontrar información acerca de qué es un laboratorio clínico y biomédico y que tipo de formación precisa el personal que trabaja en él.

Un laboratorio clínico y biomédico es un espacio donde un equipo multidisciplinar analiza muestras biológicas humanas que contribuyen a la detección, estudio, prevención y tratamiento de las enfermedades. En un laboratorio de estas características se utilizan las metodologías de diversas disciplinas como podrían ser la microbiología, la bioquímica o la inmunología entre otras.

Estas muestras biológicas analizadas pueden llegar a ser muy diversas. Algunos ejemplos podrían ser sangre, haces, orina como muestras más típicas; o líquido sinovial, líquido cefalorraquídeo o exudados vaginales como menos comunes.

Como norma general, existen dos tipos de laboratorio clínicos: Los de rutina y los de especialidad.

La mayoría de los laboratorios de rutina están estructurados en cuatro departamentos: Hematología, Inmunología, Microbiología y Bioquímica. La ubicación de este tipo de establecimiento puede estar en el interior de un hospital o fuera. En esta clase de laboratorios se realizan diferentes estudios tales como los tiempos de coagulación, la glucemia, la urea o una citometría hemática.

Por el contrario, en los laboratorios de especialidad, como la propia palabra indica, se realizan estudios más específicos y sofisticados. Este tipo de estudios requieren que el personal se especialice en las diferentes técnicas propias de cada laboratorio. Del mismo modo, las instalaciones también suelen ser diferentes, ya que se necesita una maquinaria e instrumentos diferentes. En este tipo de laboratorios se realizan pruebas tales como estudios cromosómicos, amplificación de ácidos nucleicos o cromatografía de alta resolución, por ejemplo.

Ahora bien, como se ha comentado anteriormente, se necesita una formación académica para poder trabajar en uno de estos laboratorios que variará en función de a que especialización no queramos dedicar.

Si se quiere trabajar en el laboratorio como médico especialista, en primer lugar, se debe cursar la licenciatura de medicina. Posteriormente, se alcanza la especialidad cursando un postgrado orientado al trabajo en el laboratorio y a la diagnosis. Son numerosas las especialidades que existe sobre este ámbito. Algunos ejemplos de éstas son: genética médica, análisis clínicos, radiodiagnóstico o radiología, neurofisiología clínica, inmunología o anatomía patológica.

Del mismo modo que hay médicos, puede haber otro tipo de facultativos como biólogos, bioquímicos o químicos entre otros, que pueden formar parte del equipo de un laboratorio. Éstos desarrollan una función de especialista en su campo y en función del tipo de laboratorio, habrá un tipo u otro. Otra vertiente laboral de esta clase de trabajadores, es trabajar como técnico de laboratorio. Habiendo cursado una licenciatura de la rama de ciencias y habiéndola finalizado con éxito, les habilita como técnicos de laboratorio pudiendo trabajar de ello.

Si se quiere trabajar como técnico de laboratorio, a parte del camino anteriormente mencionado, se tiene que estudiar un ciclo formativo de unas 2000 horas lectivas. Con estos estudios formativos se obtienen los conocimientos necesarios para poder realizar estudios analíticos de muestras biológicas humanas, interpretando y valorando los resultados técnicos como soporte al diagnóstico clínico u orientados a la investigación clínica.

Por último, pero no menos importante, encontramos los auxiliares de laboratorio. Para poder ejercer como auxiliar de laboratorio, se precisa realizar un curso que te habilita para dicha finalidad. Del mismo modo que estudiando un grado o licenciatura de ciencias se obtiene la categoría de técnico, también se obtiene la de auxiliar. La función principal de un auxiliar de laboratorio es colaborar en la preparación de las prácticas de laboratorio, apoyando al equipo, organizando, limpiando y manteniendo los materiales y equipos, a fin de brindar asistencia en las actividades que se practican en el propio laboratorio.

Por lo tanto, se ha podido observar que hay diferentes perfiles profesionales que trabajan dentro de un laboratorio clínico y biomédico; y que cada uno de éstos requiere haber cursado una licenciatura o grado, un ciclo formativo o un cursa para poder ejercer como tal. Hemos podido observar las interconexiones existentes entre las diferentes profesiones y cuáles son sus características o funciones principales. También se ha definido en que consiste un laboratorio de este calibre.

Teniendo en cuenta todo esto: ¿ha quedado claro que tenéis que cursar para poder trabajar de cualquiera de las diferentes profesiones existentes dentro de una laboratorio clínico y biomédico?

Curso relacionado: FP de Técnico Superior en Laboratorio Clínico y Biomédico

Profile picture for user Laura Garbayo
Laura Garbayo

Laura Garbayo Hermoso. Licenciada en Bioquímica, Diplomada en Enfermería. Máster en Enfermería Escolar y Máster en Urgencias.
Durante mis más de cinco años de ejercicio como enfermera en el servicio de urgencias del Hospital de Barcelona, he procurado no abandonar mi otra vocación profesional, la docencia, la cual vengo desempeñando desde el año 2004. De este modo tengo  la oportunidad de aunar mis dos perfiles profesionales, por los que siento absoluta devoción.