¿Qué y cómo superar el autoboicot profesional?

¿Qué y cómo superar el autoboicot profesional?

Anna Mercadé

19-04-2018

¿Qué es el autoboicot profesional?

En el sentido más amplio podemos entender el autoboicot como ponernos trabas a uno mismo. Esta actitud hace que no consigamos avanzar hacía nuestros objetivos y puede estar causado por muchas razones.

Hay muchos ejemplos de autoboicot y esta actitud la podemos observar de forma general en la vida de una persona o que se dé en solo algunas facetas de su vida. Por ejemplo, podemos observar casos en los que la persona de forma automática sume pensamientos negativos relacionados en ámbitos familiares, profesionales, a nivel de ocio, etc y que esto le afecte negativamente a poder cumplir sus aspiraciones. O bien que estas creencias negativas la persona las tenga arraigadas en una parcela muy concreta de la vida, por ejemplo, a nivel profesional. Esto, si bien puede parecer que se trata de un problema menor ya que está muy acotado, puede ser igualmente bloqueante y que, por ello, será esencial trabajarlo para conseguir superarlo.

Si nos centramos en los motivos por los que se produce el autoboicot, especialmente en ámbito laboral, como hemos apuntado al inicio, hay varios. En primer lugar, lo podemos atribuir a una baja autoestima. Son personas que suelen contar y fijarse más en sus fracasos y no es sus éxitos. En mayor o menor medida, también podemos observar comportamientos autodestructivos ya que el hecho de centrarse más en los defectos o en los errores genera un alto sufrimiento. También suelen compararse mucho en el resto valorándose por debajo que el resto de compañeros.

Un segundo motivo por el que observamos autoboicot, especialmente a nivel profesional, es el relacionado con el miedo a salir de la zona de confort, es decir, a salir de la zona en la que nos sentimos seguros. Este es realmente uno de los principales orígenes del problema ya que el miedo a lo desconocido, a no ser capaces de asumir nuevas situaciones es lo que genera el bloqueo en muchas personas  y por lo tanto impide avanzar.

Un tercer motivo que queremos apuntar es el hecho de tener unas expectativas demasiado altas, alejadas de la realidad o incluso una visión demasiado idealizada o romántica. Una cosa es que nos fijemos metas y que queramos avanzar pero la otra es tener unos horizontes inalcanzables ya que ello genera justo el efecto contrario ya que la persona ve que no es capaz de alcanzarlos y esto genera frustración y a su vez autoboicot.      

¿Cómo superar el autoboicot profesional?

Para poder hacer frente a situaciones de autoboicot profesional, en primer lugar, será necesario hacer un análisis e una introspección para poder detectar cuál es el principal motivo que nos lleva a esta situación. Conocer el origen de problema es un paso clave para poder tomar medidas. Está claro que los pensamientos negativos son los que generan el bloqueo pero si sabemos detectar cuál es la fuente de origen, podremos trabajar las habilidades necesarias para eliminarlos y que no generen limitaciones a nivel laboral.

El primer punto a trabajar es minimizar la necesidad de control. La realidad es que no podemos controlar la vida, ni la personal ni la profesional. Podemos preparar las situaciones, anticiparnos, formarnos, trabajar duro pero no podemos pretender tener todo controlado. Es importante saber convivir con la incertidumbre y conseguir que ello no nos bloquee. Este es un punto de partida esencial para evitar el autoboicot.

Otra actitud a trabajar es la motivación personal y la autoestima. Pensar que somos capaces de hacerlo, tomar consciencia de nuestras capacidades profesionales, tener una actitud positiva sin duda nos ayudará a neutralizar esos pensamientos negativos que generan bloqueo.

El perfeccionismo y un nivel muy elevado de auto-exigencia también observamos que puede desembocar en autoboicot a nivel profesional. Por ello, es importante trabajar habilidades relacionadas con el optimalismo y no tanto con el perfeccionismo. El hecho de querer llegar a la perfección genera mucho estrés y no siempre todo depende de nosotros. Está claro que queremos dar lo mejor de nosotros mismos y conseguir excelentes resultados pero sin que ello nos paralice.

Finalmente, una habilidad a trabajar es la flexibilidad mental. El hecho de tener una estructura mental muy rígida y cerrada también es una fuente de tensiones internas. Por ello, tener una actitud abierta, resolutiva y dispuesta a aceptar el cambio facilita a poder avanzar, el desarrollo personal, profesional y nos acerca a poder conseguir nuestras metas. 

¿Qué habilidad crees que es más importante? ¿Quieres añadir alguna recomendación para superar el autoboicot?

Curso relacionado: Gestíon comercial y marketing 

Profile picture for user Anna Mercadé
Anna Mercadé

Graduada en Digital Business, Dirección de Marketing y Management. Llevo más de 10 años liderando e impulsando proyectos de e-commerce y marketing en multinacionales del sector hotelero y turismo, automoción y electrónica de consumo.