Remedios caseros contra los piojos

CEAC Blog

13-12-2013

La infestación por piojos es el dolor de cabeza de muchos padres y madres cuando empieza el curso escolar. A pesar de tomar medidas preventivas y de higiene, es difícil que los niños no se contagien fácilmente, aunque hay una serie de medidas que nos pueden ayudar a evitar la infestación, como por ejemplo llevar el pelo recogido en las niñas o el pelo cortito en los niños. Después del lavado del pelo puede usarse como enjuague un poco de vinagre en agua templada, que acidificará un poco el cuero cabelludo y hará más difícil que los piojos se desarrollen. No conviene que los niños compartan con otros ni peines ni gorros.

A pesar de todas las medidas preventivas, si aparecen los temidos piojos en la cabeza del niño/a, podemos recurrir a numerosos productos especiales para eliminarlos que se dispensan en farmacias y parafarmacias.

Pero aquí nos vamos a centrar en los remedios naturales y caseros que han tenido éxito para combatir el problema.

Un clásico es el vinagre de manzana o también el vinagre de vino. Se aplica sobre el pelo seco una mezcla de agua caliente con vinagre a partes iguales. Se debe dejar actuar durante 2 horas cubriendo la cabeza con un gorro de plástico. Conviene realizar las aplicaciones 2 veces por semana y durante un mes.

Otra opción es elaborar una loción de eucalipto, romero y limón. Debe calentarse un litro de agua y se le añade un poco de romero y tres o cuatro hojas de eucalipto. Cuando el agua empieza a hervir se le agrega un zumo de un limón entero. Cuando el preparado está tibio se aplica sobre el cabello seco, empapándolo. Se deja actuar durante unas dos horas cubriendo la cabeza con un gorro de plástico. Debe realizarse dos veces por semana.

Otro remedio eficaz y seguro es utilizar algún tipo de aceite, como el de oliva, o incluso el aceite para hidratar la piel de los bebés. Se empapa el pelo con el aceite y se deja durante una hora cubriendo la cabeza con un gorro de plástico. Después se lava la cabeza con champú normal y se hace un aclarado con agua y vinagre. Se recomienda que se vaya repitiendo este tratamiento durante varias semanas.

Otro tratamiento a comentar es el que utilizaban nuestras abuelas antes de que aparecieran todos los productos específicos para piojos que se dispensan en farmacias, es la planta estafisagria, también llamada hierba piojera. Se trata de una loción preparada a partir de las semillas trituradas de esta planta. Durante una semana se aplican diez gotas de la loción sobre el pelo en el momento de ir a dormir. Es muy eficaz contra las liendres.

Profile picture for user CEAC Blog
CEAC Blog