Rutina sueño niños

 Rutinas de sueño para niños 

Alejandra Sánchez Yagüe

29-10-2020

Establecer una rutina de sueño es muy sencillo: sigue una rutina diaria, ten paciencia y sé constante.  

Consejos e ideas para tener una rutina de sueño para dormir a niños. 

Cuanto más relajados estén los niños, más probable será que se duerman tranquilos, pues así les será más fácil conciliar el sueño y se despertarán con menos frecuencia a lo largo de la noche. Todo son ventajas cuando establecemos rutinas antes de irse a la cama que permitan que los niños caigan fácilmente dormidos y no se despierten durante la noche. 

Las rutinas de sueño deben comenzar a establecerse a edades tempranas. Desde las 6 u 8 semanas de nacimiento, el bebé ya está preparado para que comencemos a ponerle una rutina de sueño todas las noches. 

La edad y el temperamento del niño marcarán la duración de su rutina para ir a dormir. Aquellos niños con mucha energía y muy activos pueden necesitar rutinas más largas para acostarse. 

La rutina de sueño debe comenzar aproximadamente a la misma hora cada noche y debemos establecer una hora concreta cada día e intentar seguirla. El reloj interno del niño se ajusta más rápidamente a la rutina si esta sigue un patrón natural y constante. 

A los niños les gusta tener una hora definida para irse a la cama y para despertarse, aunque esto no significa que no se pueda ser flexible cuando la ocasión lo requiera, por ejemplo, en fin de semana o en días de fiesta. 

Además, es muy importante eliminar el ambiente estimulante y reducir el nivel de actividad aproximadamente 30 minutos antes de comenzar la rutina para ir a dormir y cambiar los juegos más movidos por otros más tranquilos y relajantes.  

A continuación, te doy algunas ideas que puedes utilizar con los niños para ayudarles a conciliar el sueño y que duerman profundamente durante la noche: 

  • Baño relajante

Bañar a tu hijo puede ser una experiencia relajante, una manera de hacer que esté calentito y de facilitarle la hora de irse a la cama. Si el niño es de los que se pone nervioso durante los baños o no los disfruta, probablemente sería mejor eliminarlos del ritual nocturno y realizarlos en otro momento del día. El “café para todos” nunca funciona y, si bien puedo daros trucos o pautas útiles que suelen funcionar, hay que tener en cuenta que cada niño es un mundo y que todos estos consejos deben adaptarse a las particularidades de cada niño.  

  • Masaje calmante 

El masaje, al igual que el baño, es un instante de paz. Preparar al niño a través del masaje le ayuda a asociar sus sentimientos de calma y relajación con el sueño y con su cama. No hace falta que le des un masaje de una hora, sino algo corto, de unos 15 minutos aproximadamente, en el cual incluso puedes enseñarle a irse dando un pequeño auto masaje él mismo mientras te va imitándote a ti, o bien que él te de un masaje a ti mientras tú se lo das a él. Así activáis los dos el sistema límbico y el vínculo del apego, a través del tacto afectuoso y la calidez del masaje.  

  • Leer un cuento

Esta es una de mis actividades preferidas cuando me ha tocado dormir a un niño.  Además, gracias a la lectura del cuento, los dos os beneficiaréis del tiempo que pasáis juntos. Pasar tiempo de calidad y de presencia con los niños es muy importante de cara a construir un vínculo de apego seguro con ellos, y esto es vital de cara a dotarles de una base estable que les permita gestionar bien su estrés y estar calmados en el día a día y luego dormir bien por la noche.  

  • Cantar una canción o poner música relajante

Las nanas siempre han sido una forma de ayudar a los niños a dormirse. Puedes optar por buscar alguna en internet o también tararearla tú misma. La melodía suave de tu voz le aportará mucha calma interna. También puedes probar con la opción de ponerle música relajante que calme su sistema nervioso, junto con encenderle una lámpara de sal y ponerle algo de aromaterapia en la almohada que le ayude a relajarse a través del olfato.  

  • Dar las buenas noches

A muchos niños pequeños les encanta dar las buenas noches a las personas de la casa y a otros objetos o juguetes, eso les da seguridad y les advierte de que el momento de ir a dormir está cerca. En algunos países, como es el caso de Venezuela, incluso se pide la bendición a los padres, para que les den un beso y puedan irse a dormir. También es importante, en el caso de personas practicantes, la oración o la meditación en familia antes de irse a la cama.  

  • Transición a su habitación para ponerse el pijama

La rutina para irse a dormir puede incluir también ponerse el pijama, lavarse la cara y las manos y cepillarse los dientes. En cuanto empecéis con estas actividades, él ya sabrá lo que viene después. 

  • Apagar la luz Cuando anochece

El cerebro produce una hormona llamada melatonina, que induce al sueño. Para mantener el ciclo luz-oscuridad, comprueba que la habitación del niño esté a oscuras. Por la mañana la habitación debe estar iluminada para reducir la melatonina y ayudarle a despertarse. 

Espero que este artículo te haya servido de ayuda para conocer algunas pautas para ayudar a tus hijos a dormir mejor 

Si te apetece compartir tus comentarios con nosotros, estaremos encantados de leerlos. 

Profile picture for user Alejandra Sánchez Yagüe
Alejandra Sánchez Yagüe

Directora de Mindtraining. Abogada, coach co-activa certificada profesional (PCC) y profesora invitada de la Universidad de Barcelona, Pompeu Fabra y UDIMA.

Curso Técnico en Psicología Infantil y Juvenil

en Formación Técnica / Educación

El curso CEAC de Psicología Infantil y Juvenil proporciona los conocimientos sobre el desarrollo psicológico en niños y adolescentes que todo profesional de la educación debe conocer para poder ejercer su tarea...

800 Horas

Campus online

Prácticas Profesionales

Solicitar información