¿Sabes por qué se nos arrugan las manos con el agua?

CEAC Blog

30-01-2013

Toda la vida llevamos observando que cuando pasamos un rato en el agua se nos arrugan las palmas de las manos y de los pies; seguro que más de una vez te has preguntado por qué pasa esto.

Unos investigadores de la Universidad de Newcastle han llegado a una conclusión que podría ser la explicación a este suceso tan curioso del organismo humano.

La conclusión indica que es un método de adaptación al medio para mejorar la adherencia a superficies mojadas. Es decir, si tienes las manos arrugadas por el agua, aparecen esos surcos que facilitan que puedas coger un objeto mojado. Es algo semejante a la adherencia de un neumático en asfalto mojado. Se piensa que nuestros antepasados utilizaban esta capacidad para poder recolectar frutos en zonas húmedas o mojadas y así mejorar la supervivencia.

Para más información, consulta el artículo publicado en ABC sobre por qué se nos arrugan los dedos en el agua.