¿Se usa la energía geotérmica en tu ciudad?

CEAC Blog

23-06-2015

Pese a que la superficie de nuestro planeta Tierra sea en general fría ya que su temperatura varía en función de la radiación solar que recibe, su interior está siempre caliente, aumentando su temperatura según la profundidad del subsuelo, a razón aproximada de 1ºC cada 33 metros. Es el llamado gradiente geotérmico y esta relación es válida para todo el planeta en su corteza terrestre (cuyo espesor varía entre los 5 km en el fondo oceánico y los 70 km en las zonas montañosas), aunque no para capas más profundas donde el calor es todavía más intenso.

El aprovechamiento de este calor almacenado dentro de la Tierra recibe el nombre de energía geotérmica y resulta muy interesante desde el punto de vista energético ya que se trata de una energía limpia e inagotable que ayuda a reducir el consumo de otras fuentes de energía sí contaminantes. La forma de aprovechamiento de esta fuente de calor se realiza perforando el suelo y extrayendo agua caliente, que tanto puede utilizarse directamente para sistemas de calefacción o transformando su calor para generar energía eléctrica.

Energía geotérmica de alta temperatura (150ºC-400ºC). Generalemnte estos yacimientos se sitúan en zonas de actividad volcánica. La elevada temperatura del vapor calentado por el magma permite su transformación a energía eléctrica a través de una turbina.

Energía geotérmica de baja temperatura. Suelen ser yacimientos geotérmicos con una temperatura inferior a 100ºC, por lo que su transformación a energía eléctrica resulta complicada y el agua caliente que se extrae de ellos se utiliza directamente en sistemas de calefacción tanto de viviendas como de industrias o, incluso, también muy frecuentemente, en balnearios.

Cabe destacar que en las zonas en las que no existen acuíferos subterráneos naturales también se puede utilizar la energía geotérmica. Para ello, se perfora la superficie y producen mircofracturas en las rocas del subsuelo capaces de albergar el agua que, posteriormente, se introduce en las mismas. Una vez este agua ha sido calentada, se extrae para usar su calor de las formas ya comentadas.

El funcionamiento de la energía geotérmica, a grandes rasgos, es así de simple y su uso puede está mucho más cerca de ti de lo que puedas pensar. Así pues, la estación de autobuses Barcelona Nord de la ciudad condal,  instaló en 2014 un sistema de energía geotérmica como medio de climatización en sus instalaciones interiores. La instalación realizada consigue que, durante el verano se refrigera el espacio almacenando calor en el suelo y, en invierno, el calor acumulado se utilice como calefacción.

El sistema de la estación Barcelona Nord consta de una bomba de calor geotérmica y de un sistema intercambiador vertical con 28 pozos de 133 metro de profundidad, por donde circula agua glicolada (70% agua y 30% anticongelante), que actúa a modo de fluido transportador de calor. Este sistema supone un ahorro anual de un 40% del consumo energético, equivalente a unos 70.00€. Todo un logro energético.

¿Se usa también la energía geotérmica en tu ciudad?

calefacción geotermica barcelona

Imágenes vía

Profile picture for user CEAC Blog
CEAC Blog