Startups

Startups

Mireia Olives

03-12-2015

Definiremos startup como aquella empresa de reciente constitución, de arranque o emergente que pretende crecer y emprender gracias a la tecnología, innovación y desarrollo web en su inmensa mayoría.

Vamos a desarrollar un poco más esta definición. Decimos que es una empresa de reciente constitución, es decir, que se ha creado recientemente. Es una compañía de arranque, por lo que sea ha constituido hace poco y su objetivo es arrancar y emprender un negocio creativo que se diferencie de los ya existentes, gracias a la innovación tecnológica.

Definimos innovación como aquella creación o modificación de un producto o servicio introduciéndolo en el mercado. Dicha innovación irá soportada con el desarrollo de tecnologías webs. Por norma general las startups emergentes no se dedican a prestar servicios, normalmente crean nuevos productos que servirán para aplicarlos a grandes corporaciones que éstas sí quizás presten servicios. De este modo dichos productos escalan a gran velocidad.

 

Según Steve Blank, empresario emprendedor y académico con gran reconocimiento en Estados Unidos por la identificación de las claves del éxito en la creación de startups, indica que “una startup es una organización temporal en búsqueda de un modelo de negocio escalable y replicable”. Quiero hacer hincapié en la parte de organización temporal, una empresa emergente tiene el objetivo de dejar de ser como tal, una empresa incipiente, cuando gracias a su desarrollo tecnológico llegue a convertirse en una corporación rentable, salga a bolsa o bien alguna otra corporación la adquiera vía fusión o adquisición.

Las startups son empresas de capital-riesgo. Una compañía de capital-riesgo o capital enterpreneur son aquellas empresas en fase de crecimiento que tienen un alto potencial y mucho riesgo las cuales para poder desarrollarse y crecer necesitan de capital financiero. Los fondos que invierten en capital-riesgo sacan beneficios de este tipo de operaciones financieras porque pasan a formar parte del Activo de estas empresas.

De este modo, las startups no se financian como cualquier empresa tradicional mediante créditos bancarios o similares, sino que se financian gracias a inversores que se convierten en “accionistas” de la empresa. Cabe decir que muchas veces los accionistas no invierten en startups basándose en sus modelos de negocio, sino por la proyección de futuro que tienen las mismas.

Una compañía emergente al iniciar su actividad con poca inversión pueden emplazar su negocio en cualquier sitio tales como:

  • Sus propios hogares, de este modo se ahorran los costes que supone alquilar una oficina y/o local.

  • Incubadoras de empresas, que son espacios para empresas innovadoras de reciente creación.

  • Aceleradoras de empresas. Instituciones que permiten mediante el asesoramiento y formación, el impulso de estas empresas.

  • Espacios de co-trabajo para autónomos y emprendedores u oficinas compartidas. De este modo aprovechan sinergias y reducen costes.

  • Centros de negocio. Dichos espacios tienen el hándicap de que no proveen de servicios tecnológicos para desarrollar el negocio.        

 

Inversores para startups

Si un negocio de nueva creación tiene un gran potencial, con ideas innovadoras y creativas atraerá a muchos inversores. Estos inversores que con su financiación entrarán a formar parte de la startup se denominan “Business Angels”, es decir, inversores ángeles. Éstos suelen invertir en varias compañías emergentes para que sus inversiones resulten más rentables.

Los Business Angels asumen bastante riesgo porque nadie les asegura que su inversión conlleve un retorno elevado. Si quieres montar o tienes una empresa de arranque y buscas apoyo financiero de inversores deberás tener en cuenta una serie de cosas:

  • Realizar un plan de negocio y un estudio de mercado.

  • Todos los integrantes del proyecto debéis formar parte de la toma de decisiones y ser responsables para sacar adelante la emergente.

  • Buscar y valorar toda la información del inversor.

  • Que exista una implicación real del inversor con la actividad de tu startup.

  • Detalla un plan financiero que permita conocer en qué destinarás cada euro de la inversión y qué porcentaje de tu empresa vas a ceder a cambio.

En la etapa inicial de tu proyecto en la cual no se ha creado ningún producto eres tú como responsable del proyecto quien inyecta los primeros fondos. Además es recomendable solicitar ayuda a las 3F conocidas como “Family, Friends and Fools” (Familia, amigos y locos aventureros). Cuando tu proyecto está listo y tu producto sale al mercado te encontrarás en una etapa en la que será necesaria la financiación mediante aceleradoras y algunos fondos especializados. En esta etapa entran en juego los Business Angels y sus inversiones. Seguido  de esta etapa, cuando la startup está creciendo entran los fondos de capital-riesgo donde se catalogarán las inversiones cerradas en 4 series A, B, C y D según los ingresos y beneficios que se generen de las inversiones.                                                 

 

Profile picture for user Mireia Olives
Mireia Olives

Licenciada en Administración y Dirección de Empresas por la Universidad de Barcelona.
Su ejercicio profesional se basa en el mundo de la Empresa, siendo una apasionada de las Ventas y Marketing Online. Profesora de cursos del Área Empresa Especialidad en Marketing.