STOP a las UPP

CEAC Blog

26-11-2014

El pasado 20 de noviembre fue el Día Mundial para la prevención de las UPP (Úlceras Por Presión). El mundo sanitario se volcó con esta fecha y varias fueron las iniciativas que se llevaron a cabo para recordar y concienciar sobre este grave problema de salud.

¿Qué es una UPP?

Es una lesión producida en la piel por la presión ejercida en un determinado punto durante un tiempo prolongado. Actuán fuerzas de presión, fricción, rozadura y cizallamiento. Se localizan normalmente en zonas donde haya prominencias óseas como por ejemplo en las caderas, el sacro o los tobillos.

Los encamados y las personas con muy poca movilidad son los grupos que más riesgo tienen. Alteraciones de la conciencia y excesos de humedad (portadores de pañales por ejemplo) pueden agravar esta situación.

¿Qué consecuencias tiene?

Si nos centramos en el estado de salud de una persona una UPP provoca dolor y es un foco de elevadísimo riesgo de infección con todo lo que ello comporta. El estado de ánimo y la realización de las actividades de la vidas diaria se ven altamente mermados. Así pues, las implicaciones negativas en la calidad y cantidad de vida de una persona están claramente demostradas.

Pero no es un problema que afecta únicamente a la salud de una persona. Una UPP es un problema socioeconómico, ético y legal también.

¿Cómo se puede prevenir?

El dato más impactante cuando hablamos de UPP es que más del 98% de ellas son prevenibles. Ello demuestra la importancia de una buena formación a todos los profesionales de la salud y a todos aquellos que sean cuidadores de personas con un alto riesgo de padecerlas.

Elementos que pueden prevenir estas heridas:

  • Cambios posturales y favorecer la máxima movilización de las personas de riesgo.
  • Uso de superficies especiales para el manejo de la presión: coclchones antiescaras, etc.
  • Uso de apósitos en zonas de riesgo.
  • Mantener una correcta higiene e hidratación de la piel así como evitar excesos de humedad.
  • Proporcionar una correcta nutrición asegurando un buen aporte proteico.

¿Cómo se cura?

Ante un caso de UPP o sospecha de UPP no tiene que demorarse lo más mínimo en contactar con su centro de salud. Una buena valoración por parte del equipo sanitario es el primer paso para el correcto abordaje de estas lesiones.

Pero recuerda, que si convives con alguien con riesgo de padecer  este tipo de lesiones (encamados, personas con movilidad muy reducida, ancianos que pasen mucho tiempo en una misma posición, etc.), debes contactar con tu centro de salud para que te enseñen las medidas más adecuadas y efectivas para prevenirlas.

¡La salud  es cosas de todos!

Para saber más

Profile picture for user CEAC Blog
CEAC Blog