Suelo pélvico y bolas chinas

CEAC Blog

29-08-2011

La incontinencia urinaria femenina afecta a más de cinco millones de mujeres en España, según datos del Observatorio Nacional de la Incontinencia. Puede afectar de forma crónica, o bien durante episodios concretos de la vida, tales como el embarazo o el post-parto. Hay varios tratamientos para mejorar este problema: la terapia farmacológica, la cirugía (en casos extremos) y la fisioterapia del suelo pélvico.

La fisioterapia del suelo pélvico ha demostrado ser eficaz para la incontinencia urinaria femenina (y también masculina). Se trata de hacer series de ejercicios de 15 contracciones de manera continua 2 o 3 veces diarias. A las 15-20 semanas ya se tienen que notar resultados. La fisioterapia del suelo pélvico puede ayudarse de estimulación muscular con electrodos (bajo supervisión de un fisioterapeuta) o bien de dispositivos que ayuden a una contracción muscular más fuerte, como las bolas chinas.

Las bolas chinas adecuadas para estos ejercicios constan de 2 esferas vaginales recubiertas de silicona sanitaria, con una separación de 1/1,5 cm entre ellas, y unidas por un cordel o similar recubierta del mismo material. Dentro de cada esfera, hay otra bola de menor tamaño que, con el movimiento, genera una vibración. Cuando una mujer las lleva puestas, sus músculos se contraen de forma mecánica, y la vibración producida contribuye a reforzar y tonificar el suelo pélvico. De esta forma, al fortalecer la musculatura de la zona, las pérdidas de orina se menguan y pueden llegar a desaparecer por completo.

Profile picture for user CEAC Blog
CEAC Blog