Transfusiones sanguíneas en perros y gatos

CEAC Blog

24-03-2014

Muchos accidentes, cirugías y enfermedades en perros y gatos son cuestión de vida o muerte, dependiendo de que se pueda realizar una transfusión sanguínea a tiempo.

La sangre humana no es compatible para administrar a nuestras mascotas, siempre debe ser sangre de la misma especie animal, además, previamente debe determinarse el grupo sanguíneo del animal enfermo para evitar incompatibilidades en el momento de administrar la sangre.

La incompatibilidad sanguínea es debida a que, tanto en perros como en gatos, existen diferentes grupos sanguíneos, con lo que, debe comprobarse el grupo sanguíneo del paciente para administrarle solo sangre de los grupos sanguíneos compatibles.

En el perro existen 8 grupos sanguíneos, siendo el grupo sanguíneo DEA 1.1 el más importante, porque es el que puede dar reacciones muy graves después de una transfusión si el grupo donante no es el adecuado. Los perros que son DEA 1.1 negativos se les consideran donantes universales, en cambio, nunca pueden recibir sangre de perros que sean DEA 1.1 positivos, porque se provocarían reacciones de consecuencias fatales.

En gatos existen solo 3 grupos sanguíneos A, A/B, B. Para ellos es imprescindible que, desde la primera transfusión, se sepa con certeza su grupo sanguíneo, ya que poseen anticuerpos desde su nacimiento capaces de provocar el rechazo si la sangre administrada no es del grupo sanguíneo adecuado. No sucede lo mismo en perros, en los cuales, la primera vez se les puede hacer una transfusión de sangre sin necesidad de determinar su grupo sanguíneo, ya que todavía no tienen anticuerpos que puedan provocar reacciones adversas.

Un sencillo test realizado en la clínica veterinaria determina el grupo sanguíneo del perro o el gato, y gracias a esta información, en caso de una transfusión de urgencia se podrá actuar con seguridad de no tener reacciones postransfusionales que pueden costarle la vida a la mascota.

Desde hace poco más de 10 años que existen bancos de sangre igual que en medicina humana, tanto en centros públicos como privados, que han permitidos que los hospitales y clínicas veterinarias dispongan de un elemento clave para salvar la vida de muchas mascotas enfermas o accidentadas.

 

Profile picture for user CEAC Blog
CEAC Blog