Trastornos de pediatría: ¿Qué son los cólicos?
22/02/2016
Merche Marín

Trastornos de pediatría: ¿Qué son los cólicos?

Salud

Los cólicos son una situación de malestar a la que se enfrentan los bebes, y sus familias, al poco de nacer. Cuando un bebé llora sin cesar, sin motivo aparente (como podría ser si tuviera hambre, frío, humedad en el pañal…), se suele atribuir a un problema de cólicos. Suelen aparecer entre las dos primeras semanas de vida y los cuatro o cinco meses. Pero, ¿qué se conoce hasta el día de hoy de esta patología? ¿a qué se deben?

A continuación os explicaremos un poco más lo que se sabe de este problema tan precoz en la vida y cómo sobrellevarlo.

 

Sintomatología

El síntoma principal es el lloro del bebé sin motivo aparente. Es un lloro que tiende a ser desesperado y se da de manera intermitente durante todo el día, especialmente cuando cae la tarde y la noche. Es un lloro que se mantiene día tras día, no es consolable con mimos y más o menos mantiene el mismo esquema de aparición todos los días. Además, el bebé suele flexionar sus piernas contra su abdomen.

Es importante conocer que la fiebre, vómitos y/o sangre en heces NO son sintomatología de este problema. En caso de presentar estos síntomas es importante acudir al doctor.

Causas a las que se pueden deber los cólicos

Actualmente se desconocen las causas exactas que pueden originar este malestar en los bebes. Por la posición de encogimiento en que se suelen poner los bebes cuando lloran parece ser que en muchos casos podrían deberse a problemas abdominales, concretamente digestivos.

El sistema digestivo está muy inervado, de manera que por muchas causas puede originar molestias. El hecho de que sea inmaduro durante los primeros meses puede ser uno de los motivos. También la presencia de alérgenos en la alimentación de la madre. Éstos se pueden transmitir fácilmente al bebé a través de la lactancia y dar lugar a una respuesta inmunológica en el sistema digestivo del bebé.

En ocasiones el llanto del bebé se atribuye a que pueda tener gases. Esto no sería en sí la causa del cólico, pero sí una consecuencia que no hace más que agravar la situación. El lloro incesante hace al bebé que trague más aire por la boca de lo normal, con lo que puede ocasionarle gases que también le crean molestias a nivel intestinal.

Otra teoría también relacionada con el sistema digestivo del bebé, está basada en la flora intestinal del bebé. Dependiendo del tipo de flora intestinal que tenga un bebé, presentará cólico o no. Esta variedad de flora intestinal también dependerá de la alimentación de la madre.

 

Cómo calmar al bebé si tiene cólicos

Dado que la dieta de la madre puede ser una de las causas de este trastorno, ante una situación de cólico es interesante ir modificando esta dieta y ver si esto modifica la frecuencia del llanto del bebé. Algunos de los componentes en la dieta de la madre que parecen estar más relacionados con la presencia de cólicos son la harina, el huevo, los frutos secos, la cafeína y el chocolate, entre otros.

Por otro lado, en relación con la flora intestinal del bebé, es posible que la administración de probióticos pueda regular esta flora y mejorar la sintomatología. Un pediatra nos podrá aconsejar en este sentido sobre qué probióticos podrían ser de utilidad.

Para calmar al bebé también pueden ser útiles las técnicas típicas de distracción y/o de movimiento del pequeño. También el cambio de ambiente así como la presencia de ruidos en el entorno. Esto puede ayudar a que el bebé se distraiga y se calme.

Por otro lado, en algunos casos ayuda poner una fuente de calor en la zona abdominal del bebé. De manera óptima esta fuente de calor debe ser húmeda (la típica bolsa de agua forrada de tela es perfecta) y siempre con una temperatura que no cause más molestias al bebé.

En ocasiones también es útil hacer un baño de agua tibia, siempre y cuando el bebé se relaje con el agua. Si de por si el bebé no disfruta con el baño mejor no intentar esta opción. Pero si al bebé le gusta el agua, y además el baño se acompaña de un suave masaje en la parte abdominal puede resultar un buen sistema para relajar y calmar al pequeño durante un ratito.

 

Algunos consejos para el padre/madre del bebé con cólicos

Intentar calmar al bebé es algo fundamental para solucionar el problema. No obstante, el llanto producido por cólicos es difícil de calmar y puede llegar a la desesperación de los  padres.

Entonces, ante una situación de cólicos, se convierte en algo básico contar con la ayuda de la pareja u otra persona para poder sobrellevar la complicada situación, descansar y poder seguir entregando mucho amor al bebé sin que haya rabia por en medio. Así, se hace imprescindible hacer turnos de estar con el bebé y disponer de un tiempo libre que permita una ducha o un paseo relajante que aporte energía para seguir afrontando el problema.

 

Hasta aquí os hemos resumido de manera muy general en qué consisten los cólicos en el bebé y como sobrellevar la situación lo mejor posible, pero, como la experiencia de una familia no hay nada. ¿Conocéis a alguien que haya pasado por esta situación? ¿Sabéis si vosotros mismos habéis pasado este trastorno cuando erais pequeños? ¡Cuéntanos tu experiencia para ayudar a otras personas en esta situación!

Trastornos de pediatría: ¿Qué son los cólicos?
Merche Marín

Licenciada y Doctorada en Biología por la Universidad de Barcelona (U.B). Ha cursado estudios sobre Gestión y Salud en el Instituto Medicofarmacéutico de Cataluña. Actualmente se dedica a la investigación biomédica en oncología traslacional. Profesora de los cursos Secretariado Médico y Herbodiétetica y Nutrición.