Trucos de belleza: cómo lucir un bonito bronceado

Trucos de belleza: cómo lucir un bonito bronceado

Carmen Arroyo

17-08-2018

Ahora que ya has conseguido una preciosa piel dorada, es momento de mantenerla. Eso requiere de cuidados específicos y trucos que puedes llevar a cabo para que tu piel siga luciendo radiante y sedosa.

¡Prolonga tu bronceado por mucho más tiempo!

Trucos de belleza

El verano esta llegando a su fin y seguro que ya hemos conseguido una piel bronceada, pero todavía quedan horas de sol para seguir disfrutando y lucir una piel morena. El misterio es seguir unos cuidados muy fáciles que nos ayudaran a mantener por un largo periodo de tiempo el tono bronceado que hemos conseguido en el periodo de vacaciones.

  • Mucha hidratación: La piel necesita hidratación toda la época del año, pero en verano la piel bronceada necesita un plus de hidratación porque todavía se reseca con más facilidad. No podemos olvidarnos de seguir aportando la hidratación necesaria tanto por dentro como por fuera. Así que una buena crema hidratante y beber mucha agua será idóneo para prolongar el bronceado.

  • Duchas de agua fría: Darnos duchas de agua fría nos puede costar, pero el beneficio es tan positivo que merece la pena realizarlo. El agua caliente hace que el bronceado desaparezca más rápido, porque produce que la dermis se reseque, provocando que la piel comience a pelarse con mayor rapidez. También activará la circulación sanguínea y nos llenará de energía.

  • Rehidratación con truco: Después de una larga jornada de sol, necesitamos refrescar la piel con una ducha y una rehidratación extensa como hemos comentado. Antes de aplicar la crema hidratante podemos utilizar el aftersun que nos ayudará a calmar el calentamiento externo e interno. Este producto lo podemos introducir en la nevera, para que su efecto sea todavía más agradable y beneficioso dejando una piel sedosa, luciendo un bronceado más luminoso.

¡Ojo! cada vez más los productos aftersun contienen un pequeño porcentaje de DHA, el activo de los autobronceadores que "tiñe". Pueden contener entre un 2% y un 3%. El resultado es excelente y muy favorecedor, pero tiene un, pero: a menudo, uno no se da cuenta de que tienen autobronceador hasta que es demasiado tarde. Es decir, hasta que la piel queda a manchas o las palmas de las manos se tornan anaranjadas.

Para saber si el aftersun pertenece a la familia autobronceadora, tenemos que leer la lista de ingredientes. Si contiene dihidroxiacetona, debemos tener cuidado al aplicarlo. Otro truco es ver si recomienda lavarse las manos tras su aplicación: esto es signo seguro de que incluye DHA en su fórmula. 

  • Exfolia tu piel suavemente: Son muchas las mujeres que no exfolian su piel en verano, por temor a que desaparezca el bronceado que tanto esfuerzo les ha costado conseguir. No debemos realizar una exfoliación intensa, simplemente utilizar exfoliantes naturales y suaves para eliminar los restos que van dejando los productos solares sobre la piel. Estos productos forman una pequeña capa que obstruyen los poros de la piel y por ello se recomienda hacerlo. Podemos recurrir a los aceites esenciales, ya que estos garantizan una mayor suavidad y nutrición, como el exfoliante corporal de jazmín, aceite de soja y de almendras ya que sus gránulos de sal renuevan la piel sin resecarla, lo que evitará la desaparición del bronceado de la piel.

  • Debemos seguir protegiendo la piel: Una vez que hemos conseguido broncear la piel, es necesario seguir aplicando el protector solar a diario, tanto si estamos expuestas al sol, como si ya hemos comenzado nuestra rutina diaria de trabajo. El estar bronceada no significa que nuestra piel ya está protegida y tengamos que anular esa protección. Podemos bajar el nivel de protección, pero nunca dejarla sin ella. Es la única manera de tener un bronceado sano que favorezca una piel hidratada, firme, joven y sin daño celular.

  • Cremas iluminadoras: Estas son hidratantes corporales que incluyen micropartículas nacaradas y/o centelleantes que actúan como pequeños focos que reflejan la luz en todas direcciones y le dan un satinado único al cuerpo. Este tipo de cremas resultan especialmente favorecedoras en verano, cuando escote, brazos y piernas se lucen en libertad, y se aplican de pies a cabeza para resaltar su luz.

  • Seguir comiendo alimentos pro-sol: El consumo de alimentos ricos en riboflavina, beta-carotenos, vitaminas A, C, E, ácidos grasos insaturados, activan la producción de la melanina. Por ello se recomienda comer frutas y verduras de color amarillo, naranja, rojo, también apio, lechuga y almendras que deberás incluir en una alimentación que incluya además ácidos grasos insaturados (semillas y aceite de lino, aceite de oliva, pescado, fruta seca), proteínas e hidratos de carbono.

  • Usar lociones autobronceadoras: Una vez que ya hemos conseguido el bronceado deseado y para mantenerlo durante más tiempo podemos utilizar lociones autobronceadoras. Tenemos que tener mucha precaución a la hora de aplicarlas de manera uniforme para que el resultado final sea favorecedor.

  • Recurre a remedios caseros: Para potenciar el bronceado y alargar su duración, son buenas opciones los que se preparan a base de zanahoria, aceite de coco, manteca de cacao, aceite de oliva, té negro, etc.

Prolongar el bronceado con té

Es una receta súper económica y muy fácil de preparar que nos dará la oportunidad de prolongar el bronceado y de lucir una piel morena durante más tiempo.Para ponerla en práctica tan solo necesitamos un litro de agua, unas seis bolsitas de té negro y crema hidratante. ¡Sigue estos pasos y empieza a presumir de una piel más bronceada sin necesidad de tomar el sol!

Pasos a seguir

  1. Calentamos un litro de agua y, cuando entre en ebullición, añadimos las bolsitas de té negro. 

  2. Retiramos el líquido del fuego y dejamos que repose durante unos 15 minutos. De este modo, el agua tendrá tiempo de absorber todas las propiedades presentes en el té negro, un ingrediente natural perfecto para prolongar el bronceado.

  3. Llenamos la bañera de agua y vertemos la infusión de té negro en el interior de la bañera, sumérgete y disfruta de un relajante baño durante un cuarto de hora. ¡Alejarás el estrés y conseguirás prolongar el bronceado!

  4. Al salir de la ducha, secamos la piel con una toalla y con mucha suavidad y extendemos la crema hidratante por todo el cuerpo. De este modo, huirás de la sequedad y, además, alargarás el tono moreno adquirido tras exponer tu piel a los rayos solares.

Este ingrediente es capaz de prolongar el bronceado debido a la intensa tonalidad del té negro, que mantendrá vivo el moreno de la piel, es económico, relajante, sano y natural.

¡Te animas!

Has conseguido el reto del bronceado del verano ¿Sabes como mantenerlo? ¿Qué cuidados debemos seguir para mantener un bronceado radiante? ¿Conoces la función de after sum sobre la piel? ¿Qué ventajas tiene el té negro sobre el bronceado?

Profile picture for user Carmen Arroyo
Carmen Arroyo

Me encanta estar al día de la moda sobre todo relacionada con el mundo de la peluquería, saber qué colores, cortes y peinados se llevan cada temporada. Me gusta hacer cursos para ir reciclando, siempre aprendes técnicas nuevas asistir a ferias y congresos.