Trucos de belleza: Desmaquillarse correctamente paso a paso

Trucos de belleza: Desmaquillarse correctamente paso a paso

Carmen Arroyo

15-09-2017

No retirar los excesos de maquillaje y de contaminación ambiental que a diario se acumulan en el rostro equivale a la acumulación de residuos. Es una de las zonas más expuestas de día y noche a múltiples agresiones del medio ambiente y a diferentes productos de maquillaje. Desmaquillar el rostro o limpiarlo es una rutina de belleza que todas deberíamos tener presente porque es esencial para que nuestra piel tenga un aspecto sano y bello. A continuación, voy a detallar los productos más aconsejados para realizar un desmaquillado del rostro, según el tipo de piel que se tenga.

La elección del desmaquillante depende de si tu piel es grasa, seca, mixta, sensible o si tiene alguna patología. Para las pieles grasas deben evitarse productos aceitosos y para las secas deben usarse leches o cremas desmaquillantes.

Son muchos los productos para dicha acción, pero los más habituales son: Jabón en barra, jabón líquido, gel, espuma, soluciones micelares, cremas, leches de limpieza y toallitas desmaquillantes.

Productos para desmaquillarse, trucos de belleza

Las características de la piel van en función de la edad, el género, el clima, el tipo de piel y las condiciones hormonales. Las personas con piel grasa, en edades como la adolescencia, con una producción aumentada de sebo o en climas muy húmedos pueden requerir lavado del rostro 2, 3 o más veces al día. Las delicadas, en edades extremas de la vida, las muy secas o que estén en climas con muy baja humedad relativa requieren una menor frecuencia de lavado y el uso de productos más suaves.

No todas las pieles están obligadas a usar desmaquillantes, porque no todas se maquillan. A veces se pueden retirar las impurezas con sustitutos del jabón como las aguas micelares.

Un producto para cada piel

Jabón en barra y jabón líquido: Para pieles grasas a mixta grasa.

Por su fórmula tienden a limpiar sin dejar residuo ni sensación oleosa. Hay que tener precaución con el jabón en barra, porque puede resecar en exceso.  Se utiliza en la ducha y hay que aclararlo con agua caliente, dando un resultado más bien critico que positivo.

También podemos recurrir a los desmaquillantes de gel, y utilizar tónicos astringentes, cremas fluidas, las que deben ser libres de aceite para que no tapen los poros y así evitar imperfecciones y que la piel tenga una buena oxigenación.

Las personas con acné pueden usar desmaquillante dependiendo del grado de acné que tenga el paciente, pero podríamos decir que sí, siempre y cuando sea un producto dermatológico específico para su tipo de piel.

Gel, espuma, soluciones micelares: Para piel normal-mixta tirando a seca.

Equilibran la piel al mismo tiempo que la dejan cómoda, ni tirante ni sobre hidratada. Son buenos productos para las pieles que tienen zonas grasas y secas al mismo tiempo (piel mixta).

Cremas, leches de limpieza: Para piel seca.

Por su textura y componentes, dejan la piel limpia e hidratada. Se debe pasar el algodón suavemente y con la cantidad justa de producto para que la película sobre la piel sea lo suficiente para dejarla húmeda, pero no pesada. Además, es una buena opción para pieles sensibles, por causar menos irritación.

Para pieles sensibles se recomienda realizar dos veces a la semana un peeling enzimático, es decir una exfoliación sin gránulos y para pieles normales a mixtas dos veces a la semana usar un producto con gránulos. Es ideal hacer este tipo de limpieza en la ducha y sobre todo hidratar la piel después.

Las personas con sensibilidad o con dermatitis también pueden usarlos es importante que el producto sea hipoalergénico, que no afecte el manto hidrolipídico de la piel. Debe ser indicado por el especialista.

Toallitas desmaquillantes

Son cómodas y nos puedes sacar de un apuro, las podemos utilizar en momentos que estamos muy cansadas, o nos encontramos fuera de casa, como un fin de semana, esto nos ahorrara de llevar tantos productos en nuestro neceser.  Os recomiendo que se utilicen como una emergencia, ya que suelen resecar la piel. Es verdad que los productos van avanzando a pasos de gigantes y cada día su calidad va mejorando.

Desmaquillante para los ojos

Encontramos varios productos que podemos utilizar para desmaquillar los ojos. Es muy importante diferenciar el desmaquillante de ojos con el del rostro. Los ojos son sumamente delicados y hay que vigilar los productos que aplicamos sobre ellos.

  • En crema o bálsamos: Son ideales para ojos con párpados que tienden a ser secos.

  • Bifásicos: Son una composición que tienen agua y aceite, lo que permite que el maquillaje se remueva con mayor facilidad. Es ideal para pieles normales a secas.

  • Las acuosas: Como soluciones micelares o algunos específicos en esa fórmula, especiales para párpados más grasos, pues no dejan residuo.

Es muy importante que nos fijemos en si remueven o no el maquillaje a prueba de agua, pues la elección del producto que uses también depende del maquillaje que utilices.

Consejos

  • Es un error pensar que el maquillaje ensucia el rostro, pues lo que hace realmente es proteger a la piel cada día, formando una película que protege que los poros se llenen de suciedad del medio ambiente.

  • No aplicar nunca polvos ni rubores sin haber extendido antes una base de maquillaje, ya que en este caso dichos productos sí penetran en el poro los llenan de impurezas, obstruyendo e impidiendo que la piel respire.

  • Es muy importante comprobar si la piel queda muy tirante después de limpiarla, esto nos dará información de un signo negativo.

  • Recuerda que lo ideal para limpiar el rostro es usar en primer lugar un jabón, luego un tónico y una crema hidratante.

  • Es importante que sepáis que, si se realiza una buena limpieza, los productos de tratamiento que utilices serán mejor absorbidos por la piel.

  • Se debe limpiar el rostro mínimo dos veces al día: En la noche, porque mientras las personas duermen se eliminan toxinas; y en la mañana, porque la piel ha estado sometida a las agresiones ambientales, polvo, contaminación en general, y si ha sido maquillada, con mayor razón.

  • Utilizar siempre agua tibia para retirar el producto, evitando el agua caliente o fría, puede dañar la piel. El uso de tónico después de la limpieza es de gran ayuda nos permite revitalizar la piel del rostro y hacer que queden los poros sin sebo y grasa.

  • Al no retirar el maquillaje de la piel, con el tiempo se generan signos de envejecimiento como la aparición temprana de líneas de expresión, alteraciones en la pigmentación, como manchas faciales, y la piel va perdiendo hidratación que se evidencia en la alteración de la textura y en el aumento de poros dilatados.

Además, el proceso de descanso y de recuperación se interrumpe y favorece la aparición de líneas finas, obstrucción de poros, pérdida de vitalidad y luminosidad, haciendo que la piel luzca cansada y opaca. Sucede, porque además de que se pueden tapar los poros al no retirar las impurezas, “se impide la adecuada oxigenación de la piel y se produce envejecimiento prematuro, brotes y otro tipo de problemas.

Si no uso desmaquillante, ¿qué pasa en mi rostro? Las pieles con acné ¿Se pueden desmaquillar? ¿Que formato de producto necesitamos para los diferentes tipos de piel? ¿Desmaquillaremos nuestro rostro igual que los ojos?

Curso relacionado: Ciclo Formativo de Grado Medio de Técnico en Estética y Belleza.

Profile picture for user Carmen Arroyo
Carmen Arroyo

Me encanta estar al día de la moda sobre todo relacionada con el mundo de la peluquería, saber qué colores, cortes y peinados se llevan cada temporada. Me gusta hacer cursos para ir reciclando, siempre aprendes técnicas nuevas asistir a ferias y congresos.