Trucos para usar bien el corrector de ojeras

Trucos para usar bien el corrector de ojeras

Carmen Arroyo

04-08-2017

El corrector de ojeras es un producto base y muy utilizado en la realización de un maquillaje. Los utilizamos para cubrir enrojecimientos, ojeras y manchas por exceso de pigmentación. Pero tenemos que ir con mucho cuidado en utilizar este producto, ya que un uso inadecuado puede provocar que las imperfecciones, se vean más. En la utilización del corrector de ojeras es más favorable su buena aplicación que la calidad del producto.

A continuación, vamos a explicar unas pautas que tenemos que tener en cuenta para el buen uso del producto y que nuestro trabajo sea todo un éxito.

El uso del corrector de ojeras

Cómo elegir el tono adecuado

Tenemos que elegir uno o dos tonos más claro el corrector que nuestra piel, para tapar la zona oscura de nuestras ojeras, seguidamente aplicaremos un par de capas finas, nunca que sean gruesas. Os recomiendo que dejéis unos 5 o 8 minutos entre capa y capa, que no optéis por una capa gruesa, que luego os puede dar problemas en el resultado final. Tampoco podemos elegir el corrector de ojeras para tapar el resto de imperfecciones de la zona facial.

Aplicación del corrector de ojeras

Nos aplicamos una pequeña cantidad del producto en la yema de los dedos y con toques suaves, lo vamos aplicando solo en la zona oscura de las ojeras, nunca lo hagáis al rededor del ojo. Nos podemos ayudar de un pincel para zonas más difíciles. El resto de corrector que haya quedado en la yema del dedo, lo aplicáis con toques muy suaves. Nunca debemos extender el producto, porque lo eliminaremos y no hará su papel de corrector, pensar en que el corrector, tiene que quedar homogenizado, para que no se vean cortes, ni se aprecie en el maquillaje.

Si tenéis bolsas bajo los ojos, os recomiendo no extender el corrector de ojeras por toda la bolsa, sino solo en la mitad, ya que, en estos casos, se observa una zona que contiene más pigmento, extender bien a golpecitos para favorecer el drenaje y antes aplicar frío o algún contorno de efecto refrescante para aliviar la congestión y bajar la hinchazón. 

¿Aplicación antes o después de la base del maquillaje?

Nunca tenemos que aplicar la base del maquillaje antes que el corrector. Podéis aplicar la base del maquillaje, dejando la zona de las ojeras sin aplicar para poder hacer la corrección.

Lo más habitual es tratar la corrección de las ojeras y luego aplicamos la base del maquillaje, esto ayuda que la piel no se cuartee cuando tengas el maquillaje encima, ayúdate con una esponja o pincel, con precaución de no eliminar el corrector.

Un truco para obtener más luminosidad y que disimularemos las ojeras es utilizar sombra de ojos claras sobre el parpado móvil, bajo el hueso de la ceja.

La elección del tono es muy importante, no todas las tonalidades de ojeras a tratar son las mismas. A continuación, os señalo como tenéis que actuar en los diferentes casos prácticos.

  • Si las ojeras son violáceas o marrones, tenemos que elegir tonos rosados o anaranjados.
  • Cuando las ojeras son suaves, el tono tiene que ser beige. Y para la mancha muy profunda recomiendo tonos naranjas.
  •  Los correctores beige claro uniformizan y aportan un plus de luminosidad a la piel.
  • Los correctores verdes camuflan rojeces,
  • Los correctores azulados nos sirven para igualar el tono de pieles oscuras y los rosas proporcionan resplandor.
  • Los malvas son perfectos ante situaciones de estrés en las que nuestras facciones reflejen el cansancio.
  • Cuando hay poca ojera oscura, con un corrector de ojeras dos tonos más claros que nuestra piel o la base de maquillaje que utilizamos, sería suficiente para aportar un poco de luz.
  • Si hay ojeras oscuras que tiran al gris, mejor matizarlas con correctores que contengan pigmentos anaranjados o salmón.
  • Si las ojeras tiran al azul, elige pigmentos amarillos. 

Las texturas del corrector de ojeras

Las texturas del corrector también son muy importantes. En el mercado encontramos texturas fluidas, en crema, en lápiz….

Tenemos que decir, que, para una piel joven y normal, podemos utilizar cualquier textura, ya que el contorno de los ojos se encuentra bien hidratado.

  • Para las pieles más maduras y con líneas de expresión, os recomiendo que sean fluidos porque aportan hidratación y su aplicación será mucho más cómoda.
  • Para pieles secas, es conveniente aplicar corrector en crema, no son tan densos y cubren más que los fluidos.
  • Para pieles grasas, es conveniente utilizar correctores como los lápices o barras.

Podemos resumir que elegir el tono del corrector, la ejecución adecuada de su aplicación y la textura del producto, son los pasos precisos para desarrollar dicho trabajo. Tenéis que ser conscientes que es un trabajo que bien realizado no se apreciará en vuestro resultado final, pero que si no se efectúa adecuadamente os delatará al final del maquillaje.

Os animo a que pongáis en práctica este trabajo y os fijéis en revistas, fotos, televisión etc. y juzguéis vosotr@s mism@s si el trabajo de corrección de ojos está bien realizado.

Poned en práctica todos estos consejos y trucos que añado para que el cansancio, stress, falta de sueño… pasen desapercibidos y vuestros ojos brillen delante de todos.

Curso relacionado: Ciclo Formativo de Grado Medio de Técnico en Estética y Belleza

Profile picture for user Carmen Arroyo
Carmen Arroyo

Me encanta estar al día de la moda sobre todo relacionada con el mundo de la peluquería, saber qué colores, cortes y peinados se llevan cada temporada. Me gusta hacer cursos para ir reciclando, siempre aprendes técnicas nuevas asistir a ferias y congresos.