Una impresora 3D salva a un niño

carlosllach

07-06-2013

Bajo este impactante título tenemos una noticia totalmente cierta. Las impresoras 3D están revolucionando muchos sectores, entre ellos el médico (cosa que también consiguió Microsoft Kinect). La particularidad de estos aparatosos dispositivos es que reproducen en 3D algo que previamente hemos insertado en un programa determinado dentro de nuestro equipo. La aparatosidad de estos ingenios y sobre todo su precio no lo hacen apto para consumidores domésticos.

Circulan por ahí noticias que adolescentes estadounidenses fabrican armas con estas impresoras. Nosotros nos vamos a centrar en una cara más amable: la creación de prótesis.

En el mismo país, Estados Unidos, concretamente en Michigan, un bebé nació con constantes ataques al corazón debido a que no le llegaba bien el oxígeno a los pulmones. Los médicos creyeron oportuno que la inserción de una tablilla a modo de tubo traqueal solucionaría el problema. Dicho y hecho. Mediante un material llamado policaprolactona, totalmente viable para el cuerpo humano de un ser tan pequeño, se imprimió con uno de estos dispositivos dicha tabilla. Al ser un material bioabsorbible (se calcula que en 3 años se expulsa del todo del cuerpo) no precisa de una intervención futura, y mientras va creciendo hace que poco a poco el paciente desarrolle sus pulmones y vías respiratorias de forma correcta.

Lo bueno de todo esto es que esta aplicación la han hecho específicamente para este bebé, con lo que la personalización de las prótesis en general abren una nueva vía en el campo de la medicina y en el de la ortopedia por extensión. Con lo rápido que avanza todo, el día menos pensado nos fabrican un pulmón nuevo para sustituir al que tenemos fruto de la contaminación y/o del tabaco, ¿te imaginas?

Y recuerda que si te gustan los temas de salud tienes posts muy interesantes sobre este área de conocimiento en el blog de salud CEAC.

Profile picture for user carlosllach
carlosllach