Usos del cacao en la cocina que probablemente no conocías

Usos del cacao en la cocina que probablemente no conocías

Noemí Ojeda

21-11-2018

El chocolate se ha considerado siempre como una gran fuente energética. Esto es debido a su valor calórico, y principalmente a los productos para los que se emplea, generalmente dulces, bollería, pastelería, pero, ¿por qué debería estar reñido con salados?

Además de su valor organoléptico (sabor, olor y textura inconfundible), al cacao recientemente se le han otorgado  propiedades excitatorias nerviosas e incluso una propiedad que parece estar relacionada con un cierto carácter antidepresivo. El cultivo de este fruto se remonta a más de 2.500 años, pero parece haber vivido más juventudes que ningún otro producto de gran consumo, puesto que siempre está de moda y siempre consigue alegrar los momentos en los que está presente.

Y para mayor valor, el chocolate puro (cien por cien cacao), sin edulcorantes ni emulsionantes ni azúcares añadidos, contiene una gran cantidad de flavonoides y, en particular, de uno denominado procianidina, que ha demostrado actuar como protector frente a cáncer, cardiopatías isquémica e ictus, según los profesionales en alimentación. Esto es importante, ya que el cacao que antes tomábamos exclusivamente como alimento placentero, a partir de ahora, también formará parte de nuestra salud y prevención de enfermedades.

Por ello, es necesario saber cómo podemos usar el chocolate, o el cacao, para un mayor beneficio.

 

Usos en cocina del cacao:

 

- Pollo picante con chocolate y almendras

Ingredientes:

4 pechugas de pollo,

4 cucharadas de tomate frito casero, ½ pimiento verde, 1 cebolla, 1 diente de ajo,

70 g de almendras tostadas,

½ cucharadita de canela molida, 1 o 2 guindillas cayena,

250 ml de caldo de pollo,

20 g de chocolate negro,

7 cucharadas soperas de aceite de oliva, 1 cucharada sopera de vinagre, sal

 

Preparación:

Comenzaremos picando la cebolla menuda, el ajo picadito así como el pimiento verde. Ponemos una sartén al fuego con tres cucharadas de aceite y sofreímos las verduras durante unos minutos hasta que ablanden. Incorporamos el tomate frito casero y añadimos las almendras, dejamos que se cocine todo durante dos minutos y por último agregamos el caldo de pollo. Echamos la canela y la cayena y dejamos reducir la salsa a la mitad a fuego suave.

Cuando la salsa se ha reducido añadimos el chocolate y el vinagre, y cocinamos durante otros cinco minutos más. Mientras, salteamos en otra sartén con un poco de aceite de oliva las pechugas de pollo cortadas en dados, las salamos y las dejamos que se cocinen durante cinco minutos a fuego suave. Reservamos en un plato. Emplatamos los dados de pollo y los salseamos con la salsa que debe de tener consistencia de crema espesa. Servimos bien caliente.

 

-Espaguetis al chocolate blanco

Ingredientes:

350 gr de harina blanca,

3 huevos,

50 gr de chocolate blanco rallado y una pizca de sal.

 

Preparación:

Para elaborar los espaguetis primero pondremos la harina en forma de volcán sobre la encimera. Lo ideal para hacer pasta fresca es una encimera de madera, pero si no disponemos de ella no pasa nada. Estaremos amasando la mezcla, incorporando poco a poco la harina al huevo, durante unos 20 minutos. El punto final será cuando tengamos una masa sedosa y que se despega de la mano sin problemas. Después de unos 30 minutos de reposo de la masa, dividirla en tres o cuatro porciones y pasarla por el rodillo plano de una maquina de hacer pasta. Primero por el numero que haga la plancha de pasta mas grueso y después ir disminuyendo el numero hasta la mitad del grosor que tenga vuestra maquina.Una vez hecho esto, pasar la pasta por el rodillo de los espaguetis, enharinar el resultante para que no se peguen (tampoco mucho), incluso si tenéis harina de sémola, será mejor que con harina. Finalmente tenéis que dejar secar la pasta en un sitio cálido unos 30 minutos y por último cocerla en agua salada si es para una elaboración salada o en agua dulce si es para un postre. Por lo general la pasta fresca tiene que cocer poco tiempo, cuando la echáis al agua con el primer hervor ya estará cocinada.

 

Como podéis ver el cacao tiene muchas posibilidades en la cocina salada, ¡no sólo en la dulce!.

Ahora solo os queda animaros, seguir estas recetas y atreveros a darle un nuevo uso. ¿Por cuál empezaréis?

 

Curso relacionado: Curso de Cocina y gastronomía 

Profile picture for user Noemí Ojeda
Noemí Ojeda

Diplomada en Nutrición Humana y Dietética por la Universidad Pablo de Olavide (Sevilla). Master en Profesorado de Educación Secundaria Obligatoria, Bachillerato, Ciclos Formativos e Idiomas por la Universidad de Sevilla. Especialista en Tratamiento dietético del sobrepeso y la obesidad por la Universidad de Barcelona. Profesora del curso de Técnico en Nutrición y Dietética."