Ventajas e inconvenientes de un coche eléctrico

Ventajas e inconvenientes de un coche eléctrico

Ricardo Romero

16-06-2016

Hoy en día el coche eléctrico sigue siendo en muchos casos un desconocido para los usuarios automovilísticos Españoles. Las ventas en nuestro país no alcanzan ni por asomo a la de otros países de Europa como Alemania, Francia o incluso Noruega, esta última líder de ventas en el mundo con un 23 % del total mundial. En España los automóviles eléctricos representan un 0,08 % de las matriculaciones de coches y esto se debe a una clara negatividad a la hora de comprar coches de energías alternativas y eficientes. Por eso vamos a ver tanto las ventajas como los inconvenientes que tiene esta clase de vehículos.

Ventajas de un coche eléctrico

Los coches eléctricos están empezando a ganar peso en la industria del automóvil, dada sus claras ventajas frente a los coches de combustible tradicionales en cuanto a ahorro en consumo, respeto al medio ambiente y muchas más razones. A pesar de todas las ventajas, el sector de los coches eléctricos todavía en es lo suficientemente importante. La gran parte de culpa la tienen los gobiernos y las propias marcas que no acaban de dirigir sus esfuerzos a este tipo de ventas. Las ventajas más significativas que tienen los coches eléctricos son las siguientes:

  • Los coches eléctricos no necesitan combustible para funcionar, simplemente convierten la electricidad que consumen en energía gracias a su motor, ya que pueden recargar su batería mediante el frenado regenerativo, prolongando así la vida útil de las balatas del sistema de frenado, lo cual aumenta su autonomía de cierta forma aunque la misma solo presente un aumento insignificante. Estos vehículos prescinden de combustible y así ahorran petróleo, una materia prima limitada y que se puede dedicar a otras materias también necesarias. Es decir son muy respetuosos con el medio ambiente.

  • A nivel sonoro son muy poco ruidosos, mucho menos que uno coche de gasolina. Y esto es un punto ventajoso porque no sólo encontramos contaminación atmosférica, sino que también existe la acústica, y en este caso, tiene muy poca.

  • En tema de costes del motor, encontramos motores eléctricos casi con una potencia igual que uno de gasolina, y con un coste mucho inferior. Si nos ponemos a analizar y comparar motores eléctricos y de combustión interna de la misma potencia, seguramente nos sorprendamos al saber que los primeros son más baratos, más compactos e incluso más fiables, puesto que no necesitan apenas complementos. En el caso del motor tradicional, cualquier fallo en el sistema de refrigeración, del aceite o alguno de sus componentes puede dejar inutilizado el motor. El eléctrico carece de estos componentes, por lo que puede ser una alternativa mejor y más barata de producir y mantener.

  •  El coche eléctrico no necesita marchas, puesto que su motor solo entenderá de una marcha continua, hasta una velocidad límite, que puede variar mucho según el modelo, por supuesto. Solo necesitará un simple mecanismo para poder diferenciar cuando estamos dando marcha atrás.

  • Al no tener tantos componentes el motor hace que el espacio sea mayor y mejor aprovechado para otros habitáculos del coche. Aun así los fabricantes siguen haciendo los coches con “morro” por tema de diseño.

  • Los coches eléctricos tienen una eficiencia cercana al 90%, que comparada con el simple 30% de los tradicionales, se hace muy notoria. Esto quiere decir que el coche consumirá menos y necesitará menos energía para realizar el mismo esfuerzo.

Desventajas de un coche eléctrico

Pero el coche eléctrico también cuenta con algunas desventajas, como cualquier invento relativamente nuevo, ya que todavía no está lo suficientemente implementado en la sociedad como para poder competir con el coche tradicional. Las desventajas más importantes son las siguientes:

  • La poca autonomía de las baterías hace que estos vehículos eléctricos sólo puedan circular unos 100 a 150 quilómetros con una carga completa.

  • Los puntos de recarga para baterías son difíciles de encontrar, porque hay pocos vehículos. Aunque cada vez más, encontramos puntos de recarga en calles y centros comerciales.

  • Los coches eléctricos llevan muchas baterías y esto hace que el coste de todas ellas sea grande. Aunque hoy en día existen sitios donde puedes alquilarlas.

  • Por último encontramos que un coche eléctrico es más caro que uno convencional y a la hora que se estropea, cuesta encontrar talleres competentes.

Las ayudas a la hora de comprar coches eléctricos de cero emisiones en países europeos son bastante más atractivas que las de España, además de la carencia de infraestructuras dedicadas a la recarga de las baterías. Por lo que quizá aquí encontramos un punto importante del porqué los conductores se animan más a la hora de comprar un automóvil híbrido pero no terminan de decidirse por uno eléctrico. Ante esta duda, conviene repasar todas las ventajas y desventajas que hemos extraído después de valorar todos los factores implicados, y pensar, ¿Me sale ventajoso comprarme un coche eléctrico?

Curso relacionado: Electromecánica de Vehículos Automóviles

Profile picture for user Ricardo Romero
Ricardo Romero

Ingeniero Técnico Industrial especializado Electrónica Industrial. Técnico Superior de Electromecánica de Vehículos y técnico Hardware/Software de Sistemas Informáticos.