Vitamina C, beneficios antioxidantes y protección

Vitamina C, beneficios antioxidantes y protección

Noemí Ojeda

01-11-2017

¿Dónde se esconde la vitamina C?

La vitamina C se encuentra casi exclusivamente en alimentos vegetales, frutas y verduras. Los alimentos en los que abunda son denominados cítricos, algunos de ellos son: guayaba, kiwi, mango, piña, caqui, cítricos, melón, fresas, bayas. También está bastante presente en alimentos como pimientos, tomate, brasicáceas (verduras de la familia de la col) y espinacas.

El contenido en vitamina C varía en función de la fruta o la verdura, así como en función de su grado de maduración y preparación. Existe una creencia antigua por la que se pensaba que los zumos, especialmente de naranja, perdían su contenido en vitamina C transcurrido un tiempo de que las naranjas hayan sido exprimidas. Este fenómeno no ocurre exactamente así, sino que la vitamina C puede aguantar en un zumo recién exprimido más de lo que anteriormente habíamos tenido en cuenta.

Aun así, para aprovechar al máximo el contenido en vitamina C de los alimentos, hemos de cuidar algunos factores de protección de la misma.

Los alimentos ricos en vitamina C los hemos de proteger de la luz, la temperatura y del oxígeno del aire, ya que estos factores tienen la capacidad de oxidarla mermando sus funciones. Así mismo, hemos de tener cuidado cuando se cocinan estos alimentos, ya que simplemente con la cocción pueden perder hasta un 50% de su contenido en vitamina C. Por lo tanto, podríamos afirmar que, una verdura cruda presenta el doble de vitamina C que cuando está cocinada.

Su papel antioxidante:

La vitamina C es muy importante para nuestro organismo porque desencadena un metabolismo antioxidante. Cuando explicábamos los síntomas del déficit de la misma veíamos que afecta a músculos y articulaciones provocando hemorragias internas. Este efecto se produce porque la vitamina C interviene en la formación de colágeno, constituyente principal del cartílago de las articulaciones y del hueso.

Igualmente la vitamina C interviene en la síntesis de hormonas esteroideas y en el metabolismo de las grasas (lípidos), tiene influencia sobre la actividad de los leucocitos y macrófagos, células que componen el sistema de inmunológico del organismo. Mejora la cicatrización de heridas y reduce los síntomas provocados por reacciones alérgicas.

Por otro lado y no menos importante, la vitamina C aumenta la absorción orgánica del hierro presente en los alimentos. El hierro se presenta en los alimentos en forma hemo y no hemo. La forma hemo es una característica animal que facilita la absorción a través de nuestro intestino de dicha molécula. Sin embargo, la unción con la vitamina C potencia aún más la absorción del hierro siendo un coadyuvante fundamental en los tratamientos y medidas preventivas para evitar la anemia ferropénica.

Pero su verdadera función antioxidante le viene dada por su papel en el organismo como transportadora de oxígeno e hidrógeno. Esta función está relacionada con la presencia de radicales libres y la presencia de la vitamina C evita que se oxiden las moléculas responsables de procesos tan negativos como la predisposición a la formación tumoral.

Un caso a destacar por su importancia y presencia en la actualidad es la oxidación celular en los fumadores habituales. En este caso, las concentraciones de vitamina C en suero y en leucocitos están por debajo que en las personas que no fuman, independientemente de la alimentación que lleven.

Al igual, los fumadores pasivos, las personas que conviven en un ambiente cercano a fumadores y por lo tanto están expuestos al humo y a la oxidación que éste representa para su organismo, también presentan una disminución de vitamina C asociada a tal caso. Por ello, es de vital importancia en estas situaciones que se considere administrar un suplemento de vitamina C así como que se incremente su consumo de forma natural, ya que la exposición a radicales libres de forma continua afectará directamente el estado de las células de nuestro organismo pudiendo perjudicar hasta el punto de conllevar consecuencias fatales.

Curso relacionado: FP de Grado Superior de Técnico Superior en Dietética

Profile picture for user Noemí Ojeda
Noemí Ojeda

Diplomada en Nutrición Humana y Dietética por la Universidad Pablo de Olavide (Sevilla). Master en Profesorado de Educación Secundaria Obligatoria, Bachillerato, Ciclos Formativos e Idiomas por la Universidad de Sevilla. Especialista en Tratamiento dietético del sobrepeso y la obesidad por la Universidad de Barcelona. Profesora del curso de Técnico en Nutrición y Dietética."