Aprendiendo los animales marinos

Aprendiendo los animales marinos

Eva Cebollero Pardina

02-08-2016

En mi artículo anterior os propuse actividades de educación para hacer con vuestros/as hijos/as este verano (podéis verlo pulsando aquí). Hoy os traigo actividades para niños relacionadas con una de mis propuestas anteriores. Están pensadas para ir aprendiendo los animales marinos a la vez que aprovechamos y disfrutamos de una entretenida jornada en la playa. Espero que sea de vuestro agrado.

 

Antes de empezar a explicar las actividades que se me han ocurrido, deberéis introducir el tema realizando una sencilla actividad en casa antes de acudir al mar. Es muy sencilla, trata de mostrarles imágenes sobre todos aquellos animales que podemos encontrar en él (delfines, caballitos de mar, peces….). Esto nos sirve para hablar un poco sobre ellos explicándoles diversos aspectos como, por ejemplo: algunas de sus características, los que podemos encontrar en nuestro Mar Mediterráneo; etc.

Las imágenes las podemos sacar de internet (Google, Youtube…) o de algún libro o cuento.

 

Aprendiendo los animales marinos

Dicho esto, toca explicaros las actividades para aprender los animales del mar durante una entretenida jornada en la playa:

 

  • Jugar con arena: Este juego nunca falla, es un clásico, una sencilla actividad que se convierte en toda una experiencia sensorial. Si conseguimos moldes de animales como, por ejemplo: un caballito de mar, un delfín, un cangrejo… sirven de excusa para hablarles de ellos y de sus características más relevantes. Lo mejor de todo es jugar aprendiendo los animales marinos.

 

  • Buscar tesoro: En el mar hay muchos tesoros ocultos. Los más pequeños pueden dedicarse a buscar conchas de mar, cangrejos, etc. en la  orilla del mar. Los más mayores pueden bucear (con las gafas adecuadas) y, siempre bajo la supervisión de adultos, buscar peces, cangrejos… que podemos observar en el fondo del mar.

 

  • Pescar: Otra manera más de tener a los niños entretenidos y aprendiendo los animales marinos en un largo día de playa. Para ello, tan sólo necesitamos una pequeña red de pescar. Cuando obtengáis alguna “presa” podéis comentar entre todos las características del animal, observarlo y, posteriormente, devolverlo al mar. Es una forma de concienciar a los más pequeños de la importancia de cuidar del mar y el medio ambiente.

 

  • Enterrar personas: No se me ocurre mejor forma de pasar el tiempo en la playa. Poder enterrar a tu padre, madre, hermano/a, amigo/a… Y formar colas de pez, como si fueran sirenas, delfines… ¡Hay que dejar volar la imaginación!

 

  • Experimentación: Primero pediremos que busquen (con nuestra ayuda) todos los tipos de arena que puedan encontrar en la playa: la más seca, la de la orilla, la del fondo del mar… Cuando tengamos una muestra de cada una de ellas dentro de un cubo o recipiente podremos observar que podemos encontrar en cada tipo: conchas, algas, caracolas…

 

  • Sentarse en la orilla del mar: La manera más sencilla de disfrutar de las olas del mar, desconectar del mundo, reflexionar y de observar los animales que podemos encontrarnos.

 

  • Cazar medusas: Si llegáis a la playa y advertís que hay medusas podéis coger alguna con el cubo. De esta forma podréis observarlas (su cuerpo, sus movimiento, etc.) y, además, explicarles que tienen que tener cuidado cuando estos animales están en el agua.

 

  • Hacer figuras con conchas: En primer lugar, les pediremos que recojan conchas por toda la playa (evidentemente, les acompañaremos y/o supervisaremos). Cuando  tengamos bastantes les daremos carta libre para que puedan hacer con ellas las figuras que se les pasen por la cabeza. Me parece una manera más de hacer volar su imaginación y, con ella, fomentar la creatividad.

 

  • Hacer deporte: Esta actividad no está relacionada directamente con el aprendizaje de los animales marinos. No obstante, considero que es suficientemente importante como para aparecer en este listado. La playa es un marco ideal para practicar un sinfín de deportes. Aquí os adjunto una pequeña lista de los más adecuados para los pequeños de la casa: jugar con palas, a voleibol, a la pelota, a tirar un boomerang… e, incluso, a volar un cometa. Es importante inculcar desde muy pequeños la importancia de hacer deporte para tener una buena salud, ya que es el mejor complemento junto a una alimentación equilibrada.­­­­

 

  • Recoger basura: Momentos antes de marchar, propondremos un divertido juego para limpiar la playa. Quien recoja más basura, gana. Es una buena excusa para inculcar a nuestros hijos buenos hábitos para, de paso, seguir cuidando el medioambiente y, con él, a los animales que encontramos en el mar.

Poco más que decir, excepto desear que disfrutéis del verano. Espero que pongáis en práctica estas actividades y que vuestros hijos aprendan jugando.

 

Ahora os toca a vosotros/as: ¿se os ocurren más actividades para aprender los animales marinos en la playa?

Podéis escribir vuestras propuestas en los comentarios.

Profile picture for user Eva Cebollero Pardina
Eva Cebollero Pardina

Licenciada en Pedagogía por la Universidad de Barcelona. Título de Técnica en Educación Infantil cursado en el IOC. Profesora del curso de Técnico en Educación Infantil de CEAC.