Claves para un ambiente escolar agradable

Claves para un ambiente escolar agradable

Nancy López Lago

03-12-2015

Según Catherine P. Meta existe una relación directa entre el clima en el aula y el rendimiento académico. Un clima positivo generará en el niño sensación de bienestar y favorecerá el proceso de enseñanza-aprendizaje. En educación infantil este aspecto cobra especial importancia puesto que una de las áreas de experiencia de los bebés y niños es el conocimiento del entorno y por lo tanto, es en sí mismo un elemento de aprendizaje que debemos cuidar. Por lo tanto es imperativo crear ambiente escolar agradable.

Veamos cómo conseguir un ambiente agradable en el aula de educación infantil mediante la organización de los espacios y los tiempos por un lado, y generando ambientes de respeto y confianza por el otro, sin olvidar la importancia de mantener una buena relación con las familias de los niños.

 

La organización de los espacios en Educación Infantil.

El ambiente en educación infantil es de vital importancia, dado que la mayoría de situaciones de aprendizaje que se dan durante las rutinas diarias suceden dentro del aula. Es necesario considerar el espacio, la distribución del mobiliario y los materiales, ya que estos elementos contribuyen a las relaciones sociales del niño y favorecen la construcción del conocimiento. Debemos tener en cuenta que:                                                                                  

  • Para que el niño se sienta seguro es importante que tenga puntos de referencia físicos (como por ejemplo, un colgador con su nombre o un lugar fijo para comer o dormir) y humanos (el educador de referencia). Es importante, también, que en los espacios haya cierto orden y una atmósfera agradable y acogedora. El objetivo de esto es asegurar las necesidades afectivas del niño.

  • Es necesario organizar los espacios de tal manera que el niño tenga cierta autonomía y pueda actuar libremente

  • Para favorecer las relaciones sociales infantiles debemos planificar los espacios de trabajo en grupo y los espacios individuales teniendo en cuenta que el niño necesita relacionarse y comunicarse con otros niños y con los adultos, pero también necesita momentos de aislamiento.

  • Un ambiente debe ser agradable pero también debe ser seguro y cubrir todas las necesidades fisiológicas de los niños.

 

Algunas ideas para poner en práctica:

Permitir que el niño traiga de casa objetos cercanos y familiares que le sirvan de objeto transicional, el uso de colgadores personalizados, muebles adecuados a la altura de los niños, asegurar una iluminación y temperaturas adecuadas, añadir elementos que aportan calidez como alfombras y elementos decorativos hechos por los propios niños.  

La organización del espacio es una de las claves para conseguir un ambiente escolar agradable, que posibilite y cubra las necesidades afectivas, de seguridad, de relación social y de experimentación y descubrimiento del niño.  No obstante, existen otros aspectos que debemos vigilar como la organización del tiempo.

 

La organización del tiempo en Educación Infantil

La correcta organización del tiempo también es un factor a tener en cuenta. Por ejemplo: asegurando que los niños disponen del suficiente tiempo para jugar o  que se respeten sus ritmos y rutinas. En los primeros meses de vida las rutinas aportan al bebé seguridad y favorecen un ambiente escolar agradable evitando conflictos ya que con las rutinas los niños saben lo que toca y se espera de ellos en cada momento.

 

Generar ambientes de respeto y confianza en Educación Infantil

No podemos olvidar  la importancia de crear ambientes de respeto y confianza que faciliten las relaciones sociales infantiles, entre iguales y con los adultos del centro de educación infantil.

¿Cómo lo conseguimos?: Mediante el papel del profesor como gestor del clima

Todo lo que hace el profesor es observado y tiene su efecto en los alumnos. Su papel es importante tanto en la relación que crea con los niños como en las relaciones sociales que los niños establecerán entre sí en el aula. Debemos ser conscientes de que como educadores siempre estamos comunicando con nuestros hechos y nuestras palabras, de modo que tenemos que tener claro qué queremos expresar y hacerlo de forma correcta. Nuestras actitudes, emociones y valores determinarán positiva o negativamente el ambiente del aula.

Otra forma de conseguir un ambiente agradable en el aula, por parte del educador, es por medio de la anticipación y la resolución de los conflictos que se puedan dar. Por un lado se tendrá que tomar medidas de prevención marcando límites claros, fortaleciendo conductas pro-sociales, reduciendo las negativas, etc. y por el otro lado, mediando en los conflictos entre niños o con los padres y evitando que posibles problemas generen sensación de malestar entre niños y/o padres.          

 

Por último, la actitud de las familias es determinante a la hora de mejorar el ambiente de clase con los alumnos, por ello es importante conseguir su compromiso y colaboración con la escuela y el profesor.

Conseguir un ambiente agradable en clase no sólo es importante porque es el espacio en el que los niños de educación infantil pasan más horas, al margen de su hogar, sino porque este espacio debe ser un lugar que aprendizaje, que facilite el proceso de enseñanza y que proporcione seguridad y afectividad al niño. Teniendo en cuenta, para ello, todos los elementos comentados.

¿Qué opinas sobre la importancia de un ambiente escolar agradable? ¿Existen otras maneras de conseguirlo?

Si además siempre te ha interesado la educación infantil, en CEAC puedes formarte para obtener tu titulación oficial o prepararte para pruebas libres

 

Profile picture for user Nancy López Lago
Nancy López Lago

Psicóloga especialista en Terapia Breve Estratégica y Técnica en Educación Infantil. Apasionada por la docencia, el arte de enseñar y el de aprender cada día. Superarse y ser feliz.