Contrato de trabajo

Cómo finalizar un contrato de trabajo

redaccion

06-05-2019

Dentro de los diferentes momentos que vivimos a lo largo de nuestra vida laboral, una de las que podemos experimentar es la finalización de un contrato. Detrás de esta situación puede haber un conjunto muy variado de motivos y no tiene porque ser un momento complicado o negativo ya que a menudo pensamos que es la empresa quien decide finalizar el contrato pero esta decisión también puede venir por parte del empleado. En el post de hoy vamos a revisar qué tenemos que conocer en cada uno de los casos así como los principales trámites relacionados.

 

Terminación del contrato de trabajo por parte de la empresa.

Cuando es la empresa la que decide finalizar el contrato, nos encontramos ante un conjunto bastante amplio de situaciones diferentes y, en función de cada una de ellas, hay un conjunto de requisitos y consecuencias que aplican. Veamos cuáles son las más habituales: 

Finalización del contrato por causas que se establecen en el mismo contrato: nos referimos a finalización del contrato durante el periodo que se establece como prueba. 

Otra de las opciones es cuando se termina el contrato por ser temporal o de obra y servicio. En este caso, cuando el contrato temporal es de una duración superior a un año, la empresa tiene la obligación de avisar al empleado con 15 días de antelación a través de una carta de preaviso. 

Menos en el caso de que el empleado esté en periodo de prueba o bien se trate de un contrato de formación, se tiene derecho a una indemnización. 

Despido disciplinario: dentro de estos tipos de despidos encontramos el despido improcedente, el despido procedente y el despido nulo. 

Un despido se califica como improcedente cuando así lo califica un juez. En este caso, la indemnización dependerá de la antigüedad del empleado y de si la relación laboral con la empresa se inició antes de 12 de febrero de 2012 ya que en ese año se produjo una reforma laboral en la que se redujeron los criterios de indemnización. 

Cuando se trata de un despido procedente hay un conjunto de causas definidas que se recogen en el artículo 54 del Estatuto de los trabajadores. La empresa tiene que notificar al empleado las causas del despido mediante una carta y puede tener efecto inmediato, sin necesidad de preaviso y sin derecho a ninguna indemnización.     

Despido objetivo: en este caso hay un conjunto de causas que se establecen en el artículo 52 del mismo estatuto a los que las empresas pueden acogerse para finalizar un contrato. Hay causas que están directamente relacionadas con el trabajador como por ejemplo ausencias en el trabajo de forma reiterada aunque sean justificadas o ineptitud del trabajador, así como otras relacionadas estrictamente con la empresa como resultados económicos negativos.  

En todos estos casos se exige un preaviso por parte de la empresa y el empleado tiene derecho a una indemnización. 

Despido colectivo: se basan en motivos principalmente económicos y afecta un número de trabajadores en un periodo concreto que es establece legalmente. 

 

 

Finaliza el contrato por decisión de la persona trabajadora

Sea cual sea el motivo, muy habitualmente porque la persona decide emprender nuevas oportunidades laborales, una de las causas de finalización de contrato es cuando es el empleado que decide poner fin a la relación laboral. 

En este caso, también hay varias maneras y circunstancias de finalización de contrato: 

  • Durante el periodo de prueba: del mismo modo que hemos comentado antes cuando es por parte de la empresa, el empleado no tiene que realizar ninguna comunicación de preaviso.
  • De mutuo acuerdo: cuando se acuerda tanto por parte del trabajador y de la empresa y en este caso no se requiere un preaviso. 
  • Dimisión del trabajador: en este caso sí que se requiere un preaviso de acuerdo con las condiciones que se establecieran en su momento en el contrato laboral. Si no se concede a la empresa el periodo de preaviso pueden haber ciertas penalizaciones establecidas en el contrato o bien que se descuenten los días de la liquidación. 
  • Finalización del contrato por invalidez o deceso: en este caso claramente no se trata de una finalización por voluntad del trabajador sino por la incapacidad permanente de desempeñar sus funciones. 
  • Jubilación: es la extinción del contrato laboral debido a que la persona deja de prestar sus servicios ya que pasa a jubilarse. Hay algunas modalidades como la jubilación a tiempo parcial. 
  • Debido al incumplimiento contractual por parte de la empresa: esto ocurre en casos en los que la empresa incumple las condiciones de trabajo, sus obligaciones como por ejemplo el pago de las retribuciones, etc. 
  • Movilidad geográfica: el trabajador tiene derecho a finalizar su contrato si su puesto de trabajo implica un cambio de residencia si se trata de un periodo superior a 12 meses. En este caso, se tiene derecho a una indemnización.

                    ¿Cuál crees que es la causa más habitual de finalización de contrato por parte del trabajador?

 

 

Profile picture for user redaccion
redaccion

FP de Grado Medio en Gestión Administrativa

El ciclo de FP de Grado Medio de Gestión Administrativa es la formación que genera más contratos anualmente. Más de 200.000 personas que han cursado este ciclo de FP consiguen empleo cada año.

1.300 Horas

Software Sage Contaplus

Prácticas Profesionales

Solicitar información

FP de Grado Superior en Administración y Finanzas

El ciclo de FP de Grado Superior en Administración y Finanzas genera cada año más de 140.000 contratos de profesionales cualificados.

1.350 Horas

Software Sage Contaplus

Prácticas Profesionales

Solicitar información