Trucos para ponerte extensiones sin que se note

Trucos para ponerte extensiones sin que se note

Txaro Lavilla

18-12-2015

¿Estás harta de verte con el pelo corto? ¿Te gustaría volver a lucir una melena larga y espesa? ¿Te atreviste a cometer una locura al cortarte el pelo y ahora quieres dar un empujoncito a la madre naturaleza? Ahora lo tienes fácil, puedes disfrutar de un cabello largo de una forma sencilla, puedes ponerte extensiones de cabello. Como su nombre indica, se tratan de mechones de cabello que se añaden al nuestro propio para añadir longitud y/o volumen.

Tanto si lo quieres para una ocasión especial, cómo son las fechas que se avecinan, o si las quieres para más tiempo, tienes que tener en cuenta unos cuantos consejos que harán que tu melena luzca natural y no se noten.

En tu salón, tus peluqueros te pueden ofrecer diferentes opciones, según lo que quieras. Hay tanta variedad hoy en día que sea cual sea tu necesidad o deseo habrá unas extensiones que se pueden adaptar a ti, y ¡te permitan soñar! Tenemos la tendencia a creer que las extensiones de cabello sólo sirven para aquellas mujeres que quieren ganar longitud. Y sí, ese es su uso mayoritario, pero no es el único, también pueden ser útiles para dar el volumen al cabello fino y escaso.

Todos los tipos de cabellos pueden llevar extensiones, da igual si tienes el pelo suave, fino, corto, afro, etc… todo depende del sistema que elijas.

Si tienes dudas respecto a con qué sistema debes ponerte extensiones, a si dañará tu cabello natural, cuánto tiempo te durarán, cómo las debes mantener, cuál es la diferencia entre extensiones sintéticas y extensiones de cabello natural, aquí intentaré resolver tus dudas.

Como en casi todos los productos, hay mucha diferencia de calidades, y no todas valen la pena. La mejor opción es optar por el pelo natural, se integra mejor y puede llegar a ser imperceptible. Además, también puedes colorearlas y te darán un mejor resultado a largo plazo.

También están las realizadas con cabello sintético, que es más barato, pero que dan un resultado menos natural, y son más difíciles de mantener con un buen aspecto. Aunque cada vez se está mejorando la calidad de este tipo de cabello y podemos encontrar fibras muy buenas que incluso soportan el uso de planchas, y tenacillas. Por eso es el material que se suele utilizar, cuando lo que queremos es un cambio puntual.

Para lograr el resultado más natural lo que debemos hacer es, en primer lugar, ponernos en las manos de un profesional. El peluquer@ realizará un diagnóstico preciso de nuestro cabello: espesor y calidad del pelo, volumen, color, forma... Este diagnóstico le permitirá definir con precisión las extensiones que mejor nos irán, concretando el tipo de técnica a utilizar y el color y textura de las mismas.

Dependiendo del diagnóstico podemos utilizar una de estas técnicas básicas para fijar las extensiones.

  • Anillas,  por medio de unos  anillos de metal muy pequeños se fijan mechas postizas a la raíz de nuestro cabello, son muy versátiles, ya que puedes alternar colores diferentes en cada mecha y así ¡lograr unos resultados sorprendentes!

  • Extensiones de queratina, consiste en aplicar queratina a la mecha de cabello y sellarla al nuestro propio mediante el calor de unos alicates. Es el método más duradero, ya que pueden aguantar hasta 6 meses.

  • El clip de peineta, esta es la forma más sencilla de colocar y quitar, por lo cual si lo que quieres es duración esta no es tu mejor opción. Si lo que deseas es un cambio de look que sea puntual esta es tu solución ideal, ya que se adapta a tus deseos. Suelen venir en bandas de diferentes anchuras que colocas repartidas por la parte inferior de la cabeza.

  • Adhesivas, vienen en pequeñas tiras en las cuales ya está aplicado el adhesivo. Son una de las técnicas menos agresivas y más duraderas. Muy adecuadas para grandes longitudes, pero tienen el inconveniente de que su coste es elevado.

Igual piensas que ponerte extensiones puede ser doloroso, y bueno te mentiríamos si te dijéramos que no te llevas unos cuantos tirones en la colocación.

Lo que sí notarás los primeros días, es una sensación de peso en la cabeza, debido al peso del cabello añadido, y al diferente método de unión que hayan utilizado y en la primera noche creerás que has dejado un par de mechones en la almohada, pero no te preocupes, ¡una se acostumbra enseguida!

Para mantenerlas en perfecto estado y que permanezcan bien el mayor tiempo posible, tienes que cepillar con cuidado el cabello cada mañana y tarde, (hay cepillos especialmente diseñados para peinar cabellos con extensiones, que no las dañan) esto evitará la formación de nudos alrededor de los puntos de fijación.

Y por supuesto utilizar los champús, acondicionadores y/o mascarillas, con las que tratarías tu cabello largo, para que se vea hidratado y brillante.

Y si ya ha llegado el día que te las quieres quitar, ponte también en manos de un profesional, sólo él puede eliminarlas sin poner en peligro la salud de tu cabello.

Profile picture for user Txaro Lavilla
Txaro Lavilla

Técnico Especialista en las especialidades de Peluquería y Estética, y Técnico Superior en Asesoría de Imagen Personal. Docente de estas especialidades tanto en centros públicos como privados. Tutora de los cursos de Peluquería y belleza de CEAC.