Condiciones correctas para estudiar en casa

Condiciones correctas para estudiar en casa

CEAC Blog

20-06-2017

En el post de hoy vamos a hablar de las condiciones que deberían ser necesarias para que un alumno de cualquier curso pueda estudiar óptimamente en casa. Los alumnos pasan varias horas del día en la escuela y cuando llegan a casa, normalmente, han de seguir estudiando o realizando tareas académicas. El lugar de estudio, como sabemos, es vital y necesario, para un buen aprendizaje, entran en juego muchos factores como la motivación, la concentración, la falta de distractores, etc., que veremos a continuación.

Las condiciones de estudio nos facilitan o dificultan en el momento de ponernos a estudiar. Un ambiente externo adecuado, un lugar de estudio idóneo y un ambiente familiar agradable son necesarios para poder estudiar de una manera provechosa y eficaz. Así, también será necesario un buen ambiente docente que apoye el esfuerzo, una buena planificación y sobre todo una gran voluntad de estudio.

La preparación

Antes de empezar a estudiar es necesario preparar todas las cosas que se necesiten para el estudio, si una vez empezado el estudio faltan cosas, se podría romper la concentración y que, después, cueste volver a cogerla. Es importante evitar no levantarse muy a menudo durante el momento de estudio, es recomendable disponer de, por ejemplo, una botella de agua a mano puesto que hidratarnos nos ayuda a concentrarnos mejor.  

La mesa de estudio debe ser amplía, limpia y ordenada, sin ningún elemento que nos pueda distraer cuando estemos estudiando, como revistas, juguetes, etc.; que podamos tener todo el material que necesitemos, así nos permite hacer el estudio activo, tomar notas y por lo tanto favorecemos la concentración y reforzamos el aprendizaje. Sería recomendable evitar las mesas pequeñas puesto que sino los libros estarán amontonados y será más difícil hacer un estudio provechoso. La silla tendrá que ser cómoda pero no en exceso, esto podría provocar que rindamos menos e incluso dejar de estudiar, la altura irá acuerdo con la mesa y el estudiante, es recomendable que lleguen los pies al suelo, que podamos mantener la espalda recta y las rodillas no queden levantadas, a una distancia de unos 30 centímetros del libro, los apuntes o el ordenador.

Sería adecuado disponer de una estantería o cajón cercano a la mesa para poder guardar todo el material de estudio y tenerlo al alcance de la mano y un tablón de anuncios situado a la vista, donde se encuentre toda la información que se suele necesitar, como el horario de las clases, las fechas de las evaluaciones, las programaciones, Debemos tener en cuenta no colocar en él fotografías o pósteres que nos puedan distraer. De esta manera el orden y el mobiliario favorecerán el equilibrio para poder conseguir el objetivo.

El lugar

El lugar de estudio debe ser lo más cómodo para que sea fácil concentrarse en el trabajo que se está llevando a cabo en aquellos momentos. Hay muchos aspectos que hay que tener en cuenta en el momento de escoger el lugar de estudio así como el material que se necesita. El lugar debe ser fijo, si se convierte en un hábito el proceso de concentración será más rápido. Lo ideal es que sea siempre el mismo y sólo lo usemos para este fin. Debemos escoger la habitación más libre de distracciones y de bullicios, tiene que ser la habitación más silenciosa de la casa y, recomendablemente, con la puerta cerrada. Si cambiamos a menudo de lugar de estudio podemos encontrar nuevos elementos que distraigan la concentración y continuamente deberemos colocar el material de estudio en el nuevo lugar. El comedor, por ejemplo, no sería una buena elección.

Se recomienda una temperatura entre 18 y 22 grados aproximadamente, en la habitación no debe hacer ni calor ni frío, puesto que el calor nos produce sueño y nos angustia y el frío nos invita a la actividad física y nos produce inquietud y nerviosismo. Así mismo, la habitación necesita ventilarse, los ambientes cerrados y mal ventilados disminuyen la eficacia mental, el rendimiento del cerebro es muy sensible al nivel de oxígeno.

La iluminación de la habitación tiene que ser preferentemente natural, cuando no es posible puede ser artificial procediendo del lado contrario a la mano con la que se escribe para evitar sombras. El resto de la habitación tiene que tener una luz tenue. Se debe evitar la iluminación con fluorescentes, así como estudiar en una habitación oscura con un potente foco iluminando la mesa, en ambos casos puede producir fatiga.

También es necesario que la habitación esté en silencio, la música dificulta la concentración, sólo será adecuada cuando haya ruidos externos que dificulten la concentración, entonces es recomendable música clásica o tranquila, no será recomendable la música con composiciones vocales que puedan inducir a seguir la letra y sobre todo no es compatible estudiar con mirar la televisión, puesto que es un distractor tanto visual como auditivo. Igualmente tener el móvil cerca mientras se está estudiando corta constantemente la concentración y es un gran distractor para los estudiantes actuales.

Todos estos consejos varían en función de la edad de los estudiantes, deberemos adaptar el lugar de estudio, los materiales y las condiciones a las necesidades de cada estudiante. Sería recomendable que el niño participe en la preparación de su espacio, al final será él el que pase tiempo estudiando y si se le hace responsable y participe de las elecciones potenciamos valores que le ayudarán, entre otras cosas, a estudiar con más motivación. ¿Cómo veis vosotros estos consejos? ¿Pensáis en otros que no se hayan mencionado en el post? ¿Qué experiencias tenéis como estudiantes o como padres?

Curso relacionado: Grado Superior de Educación Infantil

Profile picture for user CEAC Blog
CEAC Blog