Hasta 2.500€* de BECA MEFPD para tu FP Oficial. ¡Pídela ya!
Mostrar más resultados

Fotoperiodista: Qué es y cuáles son sus funciones

Curso de Fotografía Profesional
Fotoperiodista: Qué es y cuáles son sus funciones

Escrito por Alba Diez

Robert Capa, Steve McCurry, Lindsey Adario… Si te suenan estos nombres, es que sabes qué es el fotoperiodismo y quiénes han sido los maestros (y maestras) que han cambiado al mundo con las imágenes captadas por su objetivo. Una profesión trepidante, comprometida y compleja, perfecta para amantes de la comunicación sin miedo a la acción y la aventura. ¿Eres uno de ellos o piensas que podrías serlo? Descubre en qué consiste la profesión de fotoperiodista y cómo es el día a día de estos profesionales.

No hay que ser una lumbrera para saber que los fotoperiodistas hacen periodismo a través de la imagen. Allí donde el periodista a secas (o reportero) utiliza su portátil, tablet, teclado o bolígrafo y papel, sus colegas cámara al hombro captan imágenes para contar una noticia, una historia o dar su punto de vista sobre un tema. Por tanto, el primer requisito para trabajar como tal es dominar el arte de la fotografía. Y por supuesto, que te apasione.

¿Quieres ser fotoperiodista? Wait a minute…

Está claro: para formar parte de este sector tendrás que saber manejar un equipo fotográfico profesional. Y no solo eso: has de estar al tanto de las tendencias, tener nociones expertas en técnicas de fotografía, saber cómo es el mundo del periodismo “sobre el terreno”… Para empezar, piensa en matricularte en un Curso de Fotografía Digital de calidad. Asegúrate de que se trata de una formación totalmente actualizada, y a poder ser, con prácticas en empresas. ¡Serán tu primer trabajo!

De todas formas, también hay que tener claro que en el mundo del fotoperiodismo hay un altísimo grado de profesionalidad. Puede no bastar con hacer un curso especializado, por completo que sea. Cursar un grado superior universitario de periodismo te abrirá muchísimas puertas, y si lo complementas con la formación indicada no habrá quien te pare. Por supuesto, hay muchos profesionales de talento que se han labrado un nombre a base de trabajo y vocación. Si sabes estar en el lugar adecuado y tienes la sensibilidad necesaria, ya habrás dado los primeros pasos…

Sal ahí fuera, ¡y dispara! Funciones de un fotoperiodista

Antes de seguir, quédate con estas palabras. Son de Ross Collins, profesor universitario de comunicación de la Universidad Estatal de Dakota del Norte (EEUU): “Aborda a 10 personas por la calle, sácales una foto, pídeles su nombre y anótalo. Consigue un pase de escenario para un concierto de rock (¡y no olvides los tapones!). Acércate a los deportes todo lo que puedas y te atrevas; si lo necesitas, hazte con un pase de prensa. Intenta captar las expresiones más interesantes de los rostros, esas que aparecen después de los posados. Sal ahí fuera, ¡y dispara!”

Esa es, desde luego, la primera tarea del fotoperiodista: salir y disparar. Pero estos profesionales realizan otras funciones, que en muchos casos no tienen lugar detrás de la cámara. Toma nota:

  • Contar historias. Es uno de los aspectos más importantes de este trabajo. Por muy buena que sea una foto, tiene que tener una historia detrás: es lo que distingue al fotoperiodista del fotógrafo. Además de disparar, tendrás que hablar con las personas, hacer labor de investigación, conseguir declaraciones, estar al tanto del entorno social…
  • Contactar con los medios. La mayor parte de los fotoperiodistas son profesionales freelance. Esto significa que venden su trabajo “al mejor postor” (hablando de forma metafórica, por supuesto). Los buenos contactos serán una de tus bazas, y por supuesto, la calidad de tu trabajo. En este sentido, contar con un punto de vista y un estilo personal es fundamental. Grandes profesionales como Sebastiao Salgado o Gervasio Sánchez lo saben…
  • Cubrir eventos y acontecimientos de todo tipo. Competiciones deportivas, conflictos bélicos, levantamientos sociales, crisis climáticas, desastres naturales… O una fiesta en una administración de lotería, después de que caiga el gordo. Los medios te enviarán a los lugares para que seas sus ojos y sus oídos. Tendrás que enviar tus fotos puntualmente todos los días, siempre acompañadas de la información detallada de lo que en ellas sucede.
  • Buscar alianzas con reporteros. Cualquier corresponsal en un lugar de conflicto, o cualquier sitio donde haya una noticia, agradecerá contar con un buen fotoperiodista que ilustre su trabajo. Los grandes reportajes suelen tener más de un nombre en la firma: tenlo en cuenta. Además, te recomendarán a los medios con los que trabajen.
  • Realizar reportajes para clientes. Seguro que te encantaría que así fuera, pero sentimos decirte que en el fotoperiodismo no todo es riesgo, aventura y denuncia. Los profesionales suelen combinar su trabajo con la realización de reportajes para empresas o particulares que desean contar su propia experiencia. Aprende a disfrutar de tu trabajo en todos los ámbitos y te convertirás en un gran profesional.

Y ahora, un último consejo para comenzar tu carrera como fotoperiodista

No es muy original, pero te lo garantizamos: es el mejor. Practica todo lo que puedas: en el cumpleaños de tu primo, el partido de fútbol del barrio… Y aplica en esta práctica todo lo que vayas aprendiendo en un buen curso de fotografía digital. En CEAC ponemos a tu alcance nuestros programas de formación, avalados por grandes marcas como Sony e impartidos en instalaciones con la última tecnología. ¿A que suena bien?

No dudes en contactar con nosotros o enviarnos el formulario que encontrarás en esta web. Será el primer paso para obtener esa titulación (y esas prácticas, no lo olvides) que puede hacer de ti uno de los mejores fotoperiodistas de las próximas décadas. ¡Hazte un nombre y difunde tu talento!

 

Compartir en