Cómo detectar averías en el encendido de tu vehículo

Cómo detectar averías en el encendido de tu vehículo

Ricardo Romero

27-07-2017

El sistema de encendido se encarga primordialmente de aportar la energía que necesita el motor de combustión para mantener los ciclos que describe por sí mismo. Y como es muy necesario en la vida total de un vehículo vamos a verlo más en profundidad.

Funcionamiento

Los motores de combustión describen ciclos de cuatro fases: admisión, compresión, combustión y escape; pero dicho motor únicamente entrega energía en la fase de combustión, por lo que necesita energía para el resto. Será el sistema de encendido quien se encargue de dichas fases, aportando esta energía mediante un motor eléctrico que mueve al cigüeñal o eje del motor. Además el sistema de encendido tiene otra función y es la de almacenar y generar esta energía eléctrica, mediante los acumuladores (baterías) y el alternador. Después de realizar las fases correspondientes debe producir el encendido del combustible, como el caso del motor Otto, que produce chispas en la cámara de combustión o bien se encarga de enviar el combustible diesel mediante las bombas de inyección. En la actualidad, con el avance de la electrónica, existen numerosas aplicaciones disponibles y útiles que nos presta el automóvil.

Tipos de sistema de encendido y averías en el vehículo

Encendido convencional (por ruptor). Este sistema es el más sencillo de los sistemas de encendido por bobina, en él, se cumplen todas las funciones que se le piden a estos dispositivos. Es capaz de generar 20.000 chispas por minuto, es decir, alimentar un motor de cuatro tiempos a 10.000 rpm; aunque para motores de 6-12 cilindros da más problemas. Está compuesto por los siguientes elementos: Bobina de encendido, resistencia previa, ruptor, condensador, distribuidor de encendido, variador de avance centrífugo, variador de avance de vacío y bujías.

Encendido electrónico por descarga de condensador. Este sistema llamado también "encendido por tiristor" funciona de una manera distinta a todos los sistemas de encendido (encendido por bobina) tratados hasta aquí. Su funcionamiento se basa en cargar un condensador con energía eléctrica para luego descargarlo provocando en este momento la alta tensión que hace saltar la chispa en las bujías. Las ventajas esenciales del encendido por descarga del condensador son las siguientes: Alta tensión más elevada y constante en una gama de regímenes de funcionamiento más amplia. Energía máxima en todos los regímenes. Crecimiento de la tensión extremadamente rápida. Como desventaja la duración de las chispas son muy inferiores, del orden de 0,1 o 0,2 msg. demasiado breves para su utilización en vehículos utilitarios. Este tipo de encendido se aplica en aquellos vehículos que funcionan a un alto nº de revoluciones como coches de altas prestaciones o de competición. Básicamente cuando damos a la llave de contacto, a parte del motor de arranque se hace pasar la energía a un condensador  de forma que almacene la energía hasta que se descargue a las bujías mediante el distribuidor cuando los reguladores de régimen y de abertura de mariposa lo permitan. Por estos dos sistemas de control es muy usual que exista una centralita que gobierne este sistema. Por su parte será el transformador de encendido el que se encarga de aumentar la tensión en el secundario. El nombre de encendido por tiristor viene del material en que está construido.

El encendido electrónico sin contactos también llamado "encendido transistorizado". Su característica principal es la supresión del ruptor por su carácter mecánico, sistema que se sustituye por la centralita y un amplificador de impulsos (todo un sistema electrónico). Al eliminar el sistema mecánico vamos a aumentar las prestaciones a mayor número de revoluciones. Este es un sistema muy utilizado en automóviles de gama media. Existen diversos tipos, pero podemos dividirlos en dos principalmente, el encendido con generador de impulsos por inducción o el encendido con generador de impulsos Hall. Un encendido electrónico está compuesto básicamente por una etapa de potencia con transistor de conmutación y un circuito electrónico formador y amplificador de impulsos alojados en la centralita de encendido, al que se conecta un generador de impulsos situado dentro del distribuidor de encendido. El ruptor en el distribuidor es sustituido por un dispositivo estático (generador de impulsos), es decir sin partes mecánicas sujetas a desgaste. El elemento sensor detecta el movimiento del eje del distribuidor generando una señal eléctrica capaz de ser utilizada posteriormente para comandar el transistor que pilota el primario de la bobina. Las otras funciones del encendido quedan inmóviles conservando la bobina, el distribuidor con su sistema de avance centrífugo y sus correcciones por depresión.

Encendido electrónico integral. Básicamente se trata de ir eliminando cualquier sistema mecánico debido a su falta de prestaciones y desventajas, por lo que será la electrónica quien se encargue ahora de dos sistemas en el distribuidor:

- Un sensor de rpm del motor que sustituye al "regulador centrifugo" del distribuidor.
-   Un sensor de presión que mide la presión de carga del motor y sustituye al "regulador de vacío" del distribuidor.

Las ventajas de este sistema de encendido son:

- Posibilidad de adecuar mejor la regulación del encendido a las variadas e individuales exigencias planteadas al motor.

- Posibilidad de incluir parámetros de control adicionales (por ejemplo: la temperatura del motor).

- Buen comportamiento del arranque, mejor marcha en ralentí y menor consumo de combustible.
- Recogida de una mayor cantidad de datos de funcionamiento.

- Viabilidad de la regulación antidetonante.

El sistema de encendido DIS (Direct Ignition System). El sistema de encendido DIS (Direct Ignition System) también llamado: sistema de encendido sin distribuidor (Distributorless Ignition System), se diferencia del sistema de encendido tradicional en suprimir el distribuidor, con esto se consigue eliminar los elementos mecánicos, siempre propensos a sufrir desgastes y averías. Como la electrónica avanza, hemos ido sustituyendo todos los elementos mecánicos con las consecuentes ventajas:

  • Se gana más tiempo en la generación de la chispa por lo que al ser mejor tenemos menos problemas a altas revoluciones.
  • Se elimina las interfaces del distribuidor y así acercamos las bobinas a las bujías pudiendo en algunos casos incluso eliminar los cables de alta tensión.

 Ahora podemos jugar con mayor precisión con el avance del encendido, ganando más potencia y fiabilidad.

Cada sistema electrónico está siempre basado en  toma de datos y para cada uno de ellos está dispuesta una respuesta que optimice las prestaciones. ¿Cuál de ellos ve más óptimo para reducir averías?

Curso relacionado: Electromecánica Vehículos de Automóviles

Profile picture for user Ricardo Romero
Ricardo Romero

Ingeniero Técnico Industrial especializado Electrónica Industrial. Técnico Superior de Electromecánica de Vehículos y técnico Hardware/Software de Sistemas Informáticos.