Como elaborar un plan de emergencias en un transporte de emergencias sanitarias

Como elaborar un plan de emergencias en un transporte de emergencias sanitarias

Laura Garbayo

06-02-2017

Podemos definir un transporte de emergencias sanitarias todo aquel vehículo que nos traslade a un centro médico ante una situación de necesidad.  Los más comunes con las ambulancias, vía terrestre. Pero también hemos de tener en cuenta los helicópteros por vía aérea y algunos barcos especializados vía marítima.

Es importante tener presente que ante alguna situación de posible gravedad, siempre hemos de avisar a los servicios de emergencias. Ellos llegarán de manera prioritaria al lugar del suceso y actuarán concorde a las necesidades del paciente o pacientes. En muchas de las situaciones de emergencia, no sólo actúan los servicios sanitarios, si no que existe en todo momento una estrecha colaboración con guardia urbana, policía local y bomberos. Estos profesionales ofrecen un gran trabajo en equipo en la mayoría de las ocasiones, da unos resultados satisfactorios y quien lo necesita.

Principal diferencia entre una urgencia y una emergencia.

Urgencia es la aparición fortuita de un problema de etiología diversa y de gravedad variable, que genera la conciencia de una necesidad inminente de atención por parte del sujeto o de sus allegados (OMS). También se puede definir como toda aquella patología cuya evolución es lenta y no necesariamente mortal, pero que obligatoriamente su atención no debe retrasarse más de seis horas.

Por otro lado, cuando hablamos de emergencia nos referimos a toda situación urgente en la que está en peligro la vida de la persona o la función de algún órgano. Es aquel caso en el que la falta de asistencia sanitaria conduciría a la muerte en minutos, lo denominado hora dorada,  y en el que una atención  de los primeros auxilios por parte de cualquier persona es de vital  importancia.

Veamos ahora a que nos referimos al hablar de un plan de emergencia.

Podemos definirlo como un conjunto de acciones ordenadas a realizar por el personal del Centro, en el supuesto de que se produzca un siniestro. El objetivo final debe ser minimizar en lo posible los daños a los pacientes, al personal y a las instalaciones. La legislación que ampara este plan de emergencias ha de regular la forma de actuación de los diferentes servicios y organismos; serían los diferentes planes de emergencia local, regional y nacional. No hay que olvidar que este plan ha de ser conocido y publicado.

La clasificación de las emergencias no siempre es fácil. En la práctica se han de valorar diferentes factores que nos lleven a actuar de un modo u otro. Algunos de los factores que siempre se han de tener en cuenta son:

  • Lugar del suceso.

  • Riesgo del lugar.

  • Número de personal sanitario disponible.

  • Número personas en el área de emergencia.

  • Turno de trabajo en el que se desarrolle.

Hagamos un breve resumen las principales actuaciones a tener presentes a la hora de elaborar un plan de emergencias:

  • Una vez ubicados en el lugar del suceso, hemos de asegurar el perímetro y nuestra seguridad (siempre con aguda de esto de profesional al cargo), sólo de esa manera podemos ser útiles y de gran ayuda.

  • Un buen triaje de las víctimas es imprescindible a la hora de empezar nuestra actuación. En este caso podemos actuar de diferentes maneras según gravedad. Los cinco eslabones de la cadena de supervivencia son:

  1. Reconocimiento de la emergencia 

  2. Soporte vital básico precoz

  3. Desfibrilación temprana

  4. Soporte vital avanzado rápido

  5. Cuidados postparada

  • Los centros de coordinación han de estar en todo momento activos e informados para informar del traslado de los pacientes al centro sanitario correspondiente.

  • Diferenciar diferentes áreas in situ a fin de optimizar recursos y facilitar la reorganización y clasificación.

  • Realizar el transporte y la trasferencia de los pacientes.

  • Reactivación del servicio.

Ante todas las situaciones descritas, no hemos de olvidar tener siempre presentes el decálogo prehospitalario:

El número único de acceso a Emergencias es el 112. Sin embargo, existen otros números que conviven con este número único de Emergencias 112 en algunas comunidades autónomas y es importante tener presentes; por ejemplo: el 061 para urgencias domiciliarias en la comunidad autónoma de Andalucía, el 092 para policías locales, el 062 para temas relacionados con la Guardia Civil o el 091 para la Policía Nacional.

En resumen, hemos de tener presentes los pasos a seguir ante una situación vital que requiere nuestra actuación como técnicos en transporte sanitario. Si actuamos con tranquilidad y confianza, seremos unos buenos profesionales con lo que ello conlleva para la salud de nuestros pacientes. ¿Os veis preparados para llevar actuar ante una situación de emergencia?

Curso relacionado: Transporte de Emergencias Sanitarias

Profile picture for user Laura Garbayo
Laura Garbayo

Laura Garbayo Hermoso. Licenciada en Bioquímica, Diplomada en Enfermería. Máster en Enfermería Escolar y Máster en Urgencias.
Durante mis más de cinco años de ejercicio como enfermera en el servicio de urgencias del Hospital de Barcelona, he procurado no abandonar mi otra vocación profesional, la docencia, la cual vengo desempeñando desde el año 2004. De este modo tengo  la oportunidad de aunar mis dos perfiles profesionales, por los que siento absoluta devoción.