LBD, little black dress

El origen del LBD (little Black dress)

Eva Esteve

08-06-2021

Historia de la moda: el vestidito negro

El vestidito negro o más conocido como Little black dress con su abreviatura LBD es una prenda clásica que se ha ido actualizando hasta nuestros días. Pero antes de centrarnos en esta maravillosa y versátil prenda vamos a echar un vistazo a su color y el significado de este.

Durante muchos años se consideraba que el negro no formaba parte de la paleta de colores, que era la ausencia de luz, pero a día de hoy hasta hay una gama de negros con distintos nombres como el ébano, tinta china, regaliz, ala de cuervo, etc.

Pero sin duda este color es el que más simbologías esconde.

El negro es el color del poder y la elegancia pese a ser un color de duelo y negación.

En la moda el negro es un color mundial, es la esencia de la simplicidad, estiliza, y en cualquier momento, época del año o evento podrás ir vestido de este color. Vestir de negro nos aporta seguridad y transmite seriedad. Por eso es el color favorito de los diseñadores.

  • Christian Lacroix por ejemplo opina que “El negro no es ni alegre, ni triste. Es atractivo y elegante, perfecto e indispensable. Es tan difícil resistirse a él como a la noche...”

 

  • Gianni Versace nombra este color como “es la quintaesencia de la elegancia”.

 

  • Yves Saint Laurent afirmaba que “El negro simboliza la liaison entre arte y moda”.

 

  • Karl Lagerfeld dice “El negro es el color que sienta bien a todos. Con el negro se está seguro”.

 

  • Donna Karan nos comenta “Viste de negro de día y de noche. Que siempre queda bien y subraya la personalidad”.

 

Es importante tener en cuenta el significado y simbolismo de cada color a la hora de vestir.

Como y cuando aparece el vestidito negro.

Bendita sea la evolución y el progreso, tal ha sido este con esta prenda conocida como Little Black Dress que pasó de ser una revolución en la jet-set a convertirse en un imprescindible de cualquier armario femenino. Hagamos un poco de historia:

El inicio de esta evolución se remonta a los años 20, época en la que estaba mal visto que las jóvenes vistieran de negro, a excepción de un funeral. Las damas de clase social alta debían vestir en colores claros y pasteles, ya que eran colores más costosos de conseguir, por lo tanto, más caros. Solo los empleados y trabajadores de la elite vestían en colores oscuros, puesto que eran más difíciles de manchar y más fáciles de limpiar. Por lo tanto, el negro se reservaba al luto, fue así como la Reina Victoria vistió de negro durante 40 años tras quedarse viuda al fallecer su marido, el príncipe Alberto.

En los años 20 con la llegada de las conocidas “flappers” y sus vestidos de cintura baja se abre la mente ante la moda femenina liberándose y dando un paso a la modernidad de la mano de Coco Chanel y sus diseños, los cuales buscaban la comodidad y practicidad ante todo. Tal era su usabilidad que su vestido fue lanzado a la fama por méritos propios, tras aparecer Coco Chanel en el teatro con su primer Little Black Dress, un vestido camisero, de corte sencillo, escote barco y caída suelta hasta media pantorrilla, acaparando todas las miradas. En 1926 apareció por primera vez en Vogue su LBD boceteado y firmado por ella, esa fue la revolución definitiva para las mujeres de la época y finalmente se liberaron de esos vestidos opresores.

Posteriormente el vestidito negro da el salto a la gran pantalla, Audrey Hepburn vistió una de las prendas más icónicas, cinematográficamente hablando, en su papel en Desayuno con diamantes (1961), un vestido ajustado diseñado por Hubert de Givenchy. Más adelante, en el 1994 llega la aparición estelar del “vestido de la venganza”, Diana de Gales se presentó con un espectacular pequeño vestido negro tras, su aun marido, el príncipe Carlos anunciar públicamente su adulterio. En el mismo año Elizabeth Hurley lucía en la alfombra roja, del brazo de Hugh Grant el espectacular y emblemático vestido de imperdibles de Versace. Junto a estos 4 famosos Little Black Dress ya mencionados también se abrían camino a la fama el vestido lencero de Calvin Klein y el vestido con corpiño de Dolce & Gabbana, entre otros.

Es una prenda tan atemporal, sin edades, sin horarios y sin reglas, que todos los grandes diseñadores la han reinterpretado en alguna de sus colecciones. Esta prenda nos sirve tanto para ocasiones de etiqueta por la noche, como situaciones informales diurnas. Puede confeccionarse de tantas formas y tejidos que hace infinitas las posibilidades.

Si te gustaría aprender a diseñar y confeccionar un Little Black Dress, estudia moda con Ceac.

Profile picture for user Eva Esteve
Eva Esteve

Graduada en Diseño de Moda por la universidad LCI Felicidad Duce en Barcelona y diseño gráfico en la escuela Llotja Barcelona. Diseñadora Freelance, manager y directora artística de eventos y profesora en CEAC en el curso de Diseño de moda. 

Curso Técnico en Diseño de Moda

en Formación Técnica / Belleza y Moda

La industria de la moda en España es una actividad de prestigio internacional que crece día tras día y que está en continua expansión. Ahora puedes estudiar Diseño de Moda a distancia y optar a multitud de...

800 Horas

Campus online

Software incluido

Solicitar información