Abierto periodo de matriculación FP oficial curso 24-25. ¡Solicita información ahora!
Mostrar más resultados

Funciones tramitación procesal: lo que hace un tramitador procesal

Oposiciones Tramitación Procesal
Funciones tramitación procesal: lo que hace un tramitador procesal
alicia pardo autor

Escrito por Alicia Pardo Crego

Todos saben lo que hace un bombero o un policía. Pero, ¿cuáles son las funciones de la tramitación procesal? Sus profesionales son menos conocidos entre los ciudadanos, que no siempre pueden definir las actuaciones que realizan. En este artículo vamos a explicarte a qué se dedica un tramitador procesal en el ejercicio de su puesto. ¡Sigue leyendo para descubrirlo!

Las funciones en tramitación procesal, al detalle

En juzgados, decanatos, registros civiles, fiscalías… El tramitador procesal está presente en todos estos espacios para impulsar el avance de los procedimientos judiciales. Se trata de uno de los Cuerpos de Funcionarios al Servicio de la Administración de Justicia, junto al de Gestión Procesal y Auxilio Judicial. Precisamente su sitio está entre ambos grupos, a modo de apoyo para las labores de los gestores procesales.

Las funciones de la tramitación procesal se desglosan en la ley y, por lo tanto, pueden consultarse en el Boletín Oficial del Estado (BOE). En él se especifican las responsabilidades propias de la profesión, cuyo acceso requiere un título de Bachillerato y la superación del proceso de empleo público.

Los tramitadores procesales se encargan de prestar asistencia al Cuerpo de Gestión Procesal y Administrativa

El mejor modo de aprobarlo y conseguir una plaza estable es prepararse con un centro especializado. El programa para las Oposiciones de Tramitación Procesal de CEAC Oposiciones te enseñará las leyes y los protocolos imprescindibles para ejecutar con fluidez las tareas que indica la Ley Orgánica 6/1985, de 1 de julio, del Poder Judicial. ¡Conócelas todas!

Tramitación de procedimientos

El nombre del cuerpo evidencia bastante bien la labor de sus especialistas. Y es que, si tuviéramos que destacar una de sus funciones, esta sería la de asistir los procedimientos para lograr que se resuelvan y no se queden enquistados.

Es decir, que las gestiones que desarrollan estos profesionales son imprescindibles. Elaboran documentación de toda clase, como notificaciones, actas o diligencias, que sea necesario generar en el curso de un proceso.

Asimismo, son los encargados de realizar las copias de los textos que se soliciten. También añaden contenidos a los expedientes para que se encuentren siempre completos y actualizados.

Archivo de documentos

Los litigios jurídicos son un ir y venir de comunicaciones. Y hay que administrarlas correctamente para constatar que un proceso se ha desarrollado con todas las garantías legales.

En este punto entra otra de las funciones de la tramitación procesal. Los funcionarios de este cuerpo registran y ordenan la correspondencia que se deriva de los procedimientos en los que intervienen.

Formar autos y expedientes

No todo son sentencias judiciales. En muchas ocasiones hay autos o, lo que es lo mismo, resoluciones que no requieren un fallo por parte del juez y que normalmente se refieren a hechos que proceden del litigio principal.

Su formación es parte de las funciones de la tramitación procesal, así como la creación de expedientes. ¿Y qué es esto último? Pues todos y cada uno de los documentos que registran los pasos que se han dado en un procedimiento.

Elaborar cédulas judiciales

Las resoluciones de la justicia deben llegar a los afectados. Como tramitador procesal, serás el responsable de elaborar las cédulas— es decir, los documentos— necesarios para realizar estas comunicaciones.

Puestos de jefatura y unidades administrativas

La legislación plantea la posibilidad de que los tramitadores procesales ocupen jefaturas propias de su cuerpo. También hace posible situarlos en cargos de las unidades administrativas cuando cumplan las condiciones que se demandan para ello.

Apoyo a las víctimas

Las funciones de la tramitación procesal van más allá de las comunicaciones. Estos funcionarios realizan una valiosa labor de cara a las víctimas, a las que deben proteger y apoyar.

Del mismo modo, son los encargados de asistir los procesos de justicia restaurativa y de solución extraprocesal.

Otras actuaciones

En su relato de las actuaciones del Cuerpo de Tramitación Procesal, el BOE indica que llevarán a cabo cualquier otra tarea inherente al cargo, además de aquellas que les asignen sus superiores.

Diferencias de funciones entre el tramitador procesal, el gestor y el auxiliar judicial

Las funciones de la tramitación procesal tienden a confundirse con la de los demás Cuerpos al Servicio de la Administración de Justicia. Todos colaboran mano a mano en los procedimientos judiciales, por lo que puede ser complicado distinguirlos.

La principal diferencia entre sus tareas radica en el grado de responsabilidad que tienen. Los gestores procesales se encargan de los procedimientos de mayor rango, mientras que los tramitadores bajan un escalón y se enfocan en ayudar a los primeros en sus actuaciones.

Las funciones de los auxiliares judiciales, por su parte, se centran en dar apoyo a los órganos jurídicos. Su actividad tiene una carga mucho menor, con tareas como el acondicionamiento de las salas de vistas.

Los gestores procesales tienen las funciones de mayor responsabilidad, seguidos de los tramitadores y de los auxiliares judiciales

Fuera de estas diferencias, sin embargo, los tres cuerpos comparten un alto volumen de rasgos. El temario de tramitación procesal, de hecho, es muy parecido al de auxiliar, eliminando tan solo algunos puntos como el Plan de Transparencia Judicial o el protocolo de conducta para los equipamientos informáticos de la Administración.

Respecto a los gestores, estos aprenden sobre asuntos como las costas o el derecho concursal, de los que los tramitadores no se examinan. Con todo, la brecha entre ambos puestos tampoco es demasiado grande, por lo que muchos opositores optan por probar suerte en convocatorias de las tres agrupaciones.

Aprende las funciones de la tramitación procesal

En la Administración de Justicia nunca sobran manos para sacar adelante los procesos jurídicos. Sus órganos reciben anualmente miles de peticiones y demandas que deben resolver con la ayuda de sus cuerpos de empleados públicos.

Dentro de esta jerarquía, las funciones de la tramitación procesal están entre las que generan mayor interés. En parte debido a que suele ofertar un alto número de vacantes, que podrás ocupar con CEAC Oposiciones.

A través de nuestro Método Avanza, te formarás a distancia, de modo flexible y desde cualquier dispositivo con conexión a Internet. Tendrás a mano un amplio repositorio de test para evaluarte y contarás con grandes expertos en leyes para guiarte en cada módulo. ¡Contáctanos!

Compartir en